La fiesta de Algemesí toma la plaza del Patriarca

El Péndulo | Redacción.- Con la colaboración del Ayuntamiento de Valencia, el festival Serenates de la Universitat sale este año por primera vez del claustro de La Nau y se abre a la música popular, con tres espectáculos gratuitos y de acceso libre en la plaza del Patriarca. En el primero de ellos, mañana viernes a partir de las nueve de la noche, la Muixeranga y Els Tornejants de Algemesí llenarán la plaza con la música y las danzas de una fiesta reconocida como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

El festival Serenates se vuelca con la música popular de la Comunidad Valenciana.
image-399633

El festival Serenates se vuelca con la música popular de la Comunidad Valenciana.

Más de tres siglos de historia y una importante carga simbólica han hecho de la Muixeranga de Algemesí la imagen más conocida de la ciudad. Las primeras noticias documentales sobre la danza se encuentran en el libro de cuentas de la localidad de 1733. Los muixeranguers, con sus característicos trajes a rayas de colores, evolucionan al son de la dulzaina y el tabal, rematando la danza con el levantamiento de las conocidas torres humanas.

Solemne y cadencioso, el sonido de la Muixeranga ha extendido su carga simbólica más allá de Algemesí hasta llegar a convertirse en patrimonio cultural de toda la Comunidad Valenciana. Comienza con el ritmo de los tabales, cuando se conforma la base de la torre y no cesa hasta que ésta se derrumba. Las dulzainas comienzan la melodía cuando la torre llega a su segunda altura y la repiten hasta que una niña o un niño rematan la figura.

Els Tornejants es la danza más emblemática de las procesiones de la Virgen de la Salud, declaradas recientemente Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Iniciada en el siglo XVIII, se trata de una especie de danza guerrera, con matices caballerescos y místicos, que sirve para demostrar la destreza y la habilidad de un grupo de caballeros ataviados con ricas galas, jugando con la gravedad al compás de la percusión de un timbal.

Els Tornejants cuentan con un repertorio de hasta una docena de bailes distintos, que los participantes realizan acompañándose de unas varas flexibles de madera a modo de lanza, de casi metro y medio de largo. Siete bailarines ejecutan las distintas danzas, entre las que destaca La Fuga, el baile de mayor duración y belleza. Recuerda simbólicamente un torneo medieval y acaba con una genuflexión reverencial ante el guión de la Virgen.


Leave a Reply

Your email address will not be published.