La Fe registra un aumento de la supervivencia y calidad de vida del bebé prematuro

151117_NP_Dia_Prematuro_La_Fe
image-263718

El día 17 de noviembre está marcado en el calendario de la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el Día Mundial del Niño Prematuro, que es el bebé que nace antes de la semana 37 de gestación y cuyos principales riesgos son proporcionales al peso y semana de nacimiento, ya que cuanto menor peso y menos semanas de gestación, mayores son la secuelas en su salud.

Desde hace más de dos décadas, el Hospital Universitari i Politècnic La Fe es referencia en la Comunitat y zonas limítrofes en el control de los embarazos de riesgo que pueden devenir en un nacimiento pre-término, con diversas técnicas y tratamientos orientados tanto a retrasar el nacimiento prematuro como a prevenir secuelas en los recién nacidos, y también es referencia en la atención de los bebés que nacen antes de tiempo, tanto en La Fe como en otros centros.

Así, durante el pasado año ingresaron en el Servicio de Neonatología del Hospital La Fe 651 bebés prematuros de menos de 37 semanas, lo que supone el 12,5% de los nacidos en La Fe y casi la mitad de los atendidos en el servicio (45%). Del total de prematuros, 75 nacieron con un peso inferior a 1kg.

Como ha señalado la doctora Isabel Izquierdo, jefa de servicio de Neonatología del Área de Enfermedades del Niño de La Fe, “el bajo peso al nacimiento, ligado a esta prematuridad, es uno de los factores más determinantes en la mortalidad neonatal y de riesgo de deficiencias en el desarrollo en la infancia. Por esto ha sido tan importante la investigación y la mejora en los cuidados, cuyos avances han reducido la mortalidad del 90% en los años 80 al 20% hoy en día, además de mejorar la calidad de vida del bebé prematuro”.

Las principales patologías presentadas por estos recién nacidos están relacionadas con problemas respiratorios, digestivos, infecciosos, neurológicos y sensoriales. Para su tratamiento, desde Neonatología se siguen programas específicos para disminuir sus efectos, como la consulta específica de Neurodesarrollo, en la que se realiza un seguimiento neurológico con el fin de detectar de forma precoz, a través de tests, alteraciones sutiles.

“Como prevención de secuelas y mejora del desarrollo neurológico, hemos implantado durante el ingreso en la Unidad los cuidados centrados en el desarrollo y la familia, es decir, todos los cuidados que tienen como objeto favorecer el desarrollo neurosensorial y emocional del recién nacido enfermo”, ha señalado la doctora Isabel Izquierdo. Estas acciones comprenden el macroambiente (luz, ruido) y el microambiente (postura, manipulaciones, tratamiento del dolor, fisioterapia), así como intervenciones sobre la familia para facilitar su papel en el cuidado del bebé (método canguro, lactancia materna y apoyo psicológico a las madres).

Los principales proyectos de investigación desarrollados por el personal de La Fe en el área de Neonatología tienen como objeto mejorar la calidad de vida de los neonatos pre-término. Así, hay análisis sobre las fracciones inspiratorias de Oxígeno durante la reanimación del prematuro (Estudio Presox), sobre la monitorización de la función respiratoria para optimizar la reanimación en la sala de partos (Estudio Monitor Trial), otro estudio sobre la influencia del estrés y ansiedad de la mamá (Estudio Peritress), sobre la pasteurización de la leche humana donada, o de esudios sobre marcadores precoces de displasia broncopulmonar en recién nacidos prematuros.

Sistemas de prevención y tratamiento del parto prematuro

Con el fin de prevenir el parto prematuro, el servicio de Obstetricia del Área de Enfermedades de la Mujer del Hospital La Fe reúne en una consulta de Alto Riesgo el control de las gestantes que presentan posibilidades de dar a luz de forma precoz.

Así, tras varios años de experiencia e investigación, el doctor Alfredo Perales, jefe del servicio, ha señalado que “el sistema más fiable para predecir un parto prematuro es la existencia de un parto prematuro anterior, ya que la recurrencia se sitúa en el 17%, tanto en mujeres sintomáticas como asintomáticas. Del mismo modo, otra herramienta, de gran fiabilidad en la predicción, es la medición del cuello del útero, ya que cuando éste es mayor a 30 milímetros, prácticamente se descarta la ocurrencia de un parto prematuro.”

Además, tal y como destaca el jefe de servicio de Obstetricia, “en embarazos gemelares, la prematuridad se da en aproximadamente el 50% de los casos y, teniendo en cuenta que el número de embarazos múltiples ha ido en aumento, esta cifra es bastante elevada”. Si en 2011 el número de partos gemerales fue de 147, en 2014 se llegó a los 219 (un 4,4% del total de partos del pasado año).

Por otro lado, hay estudios que se centran en la predicción de prematuros a partir de la medición de diversas sustancias. Cuando entre las semanas 20-24 se detecta un cuello corto, el doctor Perales señala que es de utilidad la utilización de progesterona. “Nuestro centro ha colaborado con la Global Obstetrics Network (GONet) Collaboration” en el estudio de la administración de progesterona en gemelares, de manera que si el cérvix es menor de 25 mm, la administración a la madre ha mejorado el resultado perinatal”.

Asimismo, la administración de corticoides (betabetarona) 12 mg dos días seguidos mejora sensiblemente el resultado del recién nacido prematuro que nace entre las 24 horas y los 7 días posteriores al tratamiento. Del mismo modo, la administración de sulfato magnésico antes de la semana 32, previene secuelas neurológicas.

El doctor Alfredo Perales también ha señalado trabajos en los que se estudia y trata la bolsa en reloj de arena, que son aquellos casos en los que las bolsas de aguas salen y ocupan parte del cuello y la vagina. Si no hay inflamación (lo que se objetiva tras realizar una amniocentesis), se puede intervenir y realizar un cerclaje para cerrar el cuello. Según el especialista, esta técnica ofrece buenos resultados. En el Hospital La Fe se han atendido 46 casos, 10 de ellos en embarazos gemelares.

Otra línea de investigación en la predicción del parto prematuro seguida por los especialistas de La Fe se recoge en estudios sobre la interlenquina 6 y descartando la utilidad de las p-IGFBP. Y finalmente, los facultativos trabajan también en un estudio, en colaboración con la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), sobre el registro electrohistrionográfico (registro de contracciones uterinas de forma semejante al electrocardiograma), con el fin de predecir el parto antes de tiempo, siguiendo las contracciones aparecidas y las diferencias entre ellas.

Para terminar, en algunos casos, el parto prematuro es una opción recomendada por el especialista ante casos de aparición de problemas graves durante la gestación, tanto en la salud de la madre como en la del bebé. Se recomienda un parto pre-término en casos graves de preeclampsia precoz, diabetes complicada, no crecimiento del feto con restricción de crecimiento intrauterino o corioamnionitis clínica (infección).


Leave a Reply

Your email address will not be published.