La Fe informa y realiza pruebas diagnósticas a pacientes y familiares para prevenir el ictus

Nuevo hospital La Fe.

El Hospital Universitari i Politècnic La Fe ha organizado una mesa informativa para pacientes de ictus y sus acompañantes para ofrecer información sobre qué es y cómo prevenir esta enfermedad, cuyo Día Mundial se celebra este sábado, 29 de octubre.

El ictus es una patología de la que cada año se diagnostican cerca de 6.000 casos en la Comunitat y, tal y como ha destacado la doctora Aida Lago, responsable de la Unidad de Ictus de La Fe, “sigue siendo uno de los mayores problemas de salud en nuestra sociedad, ya que anualmente, ademá de los 6.000 nuevos casos, esta patología ha provocado más de 33.250 estancias hospitalarias”.

El personal de Medicina y Enfermería del servicio de Neurología del Hospital La Fe, además de ofrecer información sobre qué el ictus y cómo puede prevenirse, ha realizado pruebas como medición de la tensión, medición de la glucemia e incluso exploraciones ecográficas de la circulación cerebral.

“El objetivo de esta campaña, organizada por la Sociedad Española de Neurología, es informar a la sociedad de cómo colaborar con las personas afectadas y familiares para conseguir su rehabilitación, un mayor nivel de integración social y promover actuaciones en el ámbito de la prevención del ictus”, ha explicado la doctora Aida Lago.

Red de telemedicina para la atención urgente al ictus

La Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública cuenta con una red de atención urgente al ictus, gracias a la instalación de equipos de telemedicina en los hospitales que cuentan con Unidades de Ictus, como es el caso del Hospital La Fe.

Gracias a estos equipos, ante un ‘Código Ictus’, en hospitales comarcales sin unidades de ictus se establece una videoconferencia entre los profesionales implicados: médico de urgencia o UCI del centro comarcal y neurólogo de la unidad de referencia; se realizan las pruebas diagnósticas, evaluación por parte del neurólogo y toma de decisión médica, para tratar y derivar al hospital de referencia o tratar e ingresar en el hospital comarcal, en función del diagnóstico.

Este modelo evidencia los beneficios de disponer de una evaluación experta y un tratamiento específico en la ventana temporal recomendada para el tratamiento del Ictus, especialmente en las poblaciones lejanas a la Unidad de Ictus.
“Reducir el tiempo en el que se atiende al paciente de los 180 a los 90 minutos multiplica por dos las probabilidades de una evolución satisfactoria y las posibilidades de que presente secuelas son mucho más bajas”, ha explicado la doctora Aida Lago, responsable de la Unidad de Ictus del Hospital La Fe.

Comprometidos contra el ictus

Comprometidos contra el Ictus es el lema elegido por la Sociedad Española de Neurología para conmemorar el Día Mundial del Ictus, que es mañana, 29 de octubre.

El ictus representa la segunda causa de muerte y la primera discapacidad permanente en los adultos en los países occidentales. La mayoría de los pacientes sufre secuelas que, en el 40% de los casos, inhabilitan para realizar actividades cotidianas.

Concretamente, en España, el ictus es la primera causa de muerte por entidades específicas en mujeres y la tercera en varones. Además, cerca de 330.000 personas tienen discapacidad por ictus en nuestro país, según datos de la última Encuesta de Discapacidad, Autonomía Personal y Situaciones de Dependencia. Si bien las posibilidades de padecer un ictus aumentan con la edad a partir de los 60-65 años, cualquier persona puede padecer un ictus, tanto jóvenes como mayores, aunque hayan desarrollado una vida plena.


Leave a Reply

Your email address will not be published.