La excelente salud financiera de la Diputación permitirá adelantar en 2017 hasta 60 millones de euros a 126 municipios

La excelente salud financiera que reflejan las cuentas de la Diputación de Castellón le van a permitir en 2017 poder adelantar hasta 60 millones de euros a los 126 municipios que así lo están solicitando, para disponer a principios del ejercicio de la liquidez económica necesaria para prestar más y mejores servicios a sus vecinos y hacer frente a los pagos a los proveedores.

Hay que tener en cuenta que muchos ayuntamientos tienen problemas de liquidez a comienzos de año al no disponer de ingresos por el cobro de sus tasas e impuestos municipales hasta mitad de año, por eso el Gobierno Provincial les facilita financiación para que puedan garantizar una adecuada prestación de servicios a sus vecinos.junta-de-gobierno-provincial

Así lo ha explicado el diputado de Hacienda, Salvador Aguilella, al informar que el ejecutivo que preside Javier Moliner podrá anticipar en 2017 hasta 60 millones de euros para atender las necesidades de los pueblos que así lo están solicitando. “La gestión económica marcada por Moliner desde su llegada a la presidencia del Gobierno Provincial nos ha permitido centrar los esfuerzos económicos en ayudar a los municipios y, por ende, en brindar más oportunidades y mayor calidad de vida a todos los castellonenses”, ha reseñado Aguilella.

Para ello, esta importante consignación presupuestaria permitirá a los ayuntamientos solicitar un anticipo de tesorería correspondiente hasta el 75% del adelanto de la recaudación de sus impuestos como el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) y el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), que les ayuda a gestionar la administración provincial.

“De este modo -ha argumentado el diputado responsable- los consistorios cuentan con un imprescindible, en algunos casos, adelanto de tesorería para afrontar pagos a proveedores e impulsar servicios en un primer semestre del año en el que todavía apenas han tenido ingresos”.

El objetivo no es otro que el de trasladar la excelente salud financiera de las arcas provinciales, fruto de una política económica eficiente y clara en cuanto a reducción de costes financieros y estructurales se refiere, a todos los ayuntamientos de la provincia de Castellón. “La Diputación es el ayuntamiento de ayuntamientos, la casa de todos los castellonenses, y como tal centra todos sus esfuerzos en mejorar los recursos de los que disponen los consistorios de cara a sus vecinos”, ha argumentado.

Reducción de deuda de 140 a 59 millones de euros

Con este objetivo, en los últimos cinco años desde el Gobierno Provincial se ha trabajado de forma eficiente en la reducción de deuda para “liberar recursos y centrarlos en lo que realmente importa: los vecinos”. Para ello, en el último lustro de gestión con Moliner al frente la deuda municipal se ha reducido en casi un 60%, pasando de los 140 millones de euros a los 59,2 de este año después de conseguir una amortización de hasta 14,3 millones de euros durante el presente ejercicio.

 

“Este ejercicio de saneamiento de las cuentas de la Diputación, fruto de la capacidad de gestión de toda la administración y el excelente trabajo de sus profesionales, nos permite gestar políticas como las de tener la posibilidad de inyectar hasta 60 millones procedentes de nuestra tesorería en las arcas municipales de los ayuntamientos para mejorar su gestión”, ha reiterado Aguilella.


Leave a Reply

Your email address will not be published.