La Escuela Infantil de Casa Caridad en Benicalap aumenta un 33% sus plazas para el próximo curso

 

CASA CARIDAD-138
image-419010
El próximo 8 de septiembre, Casa Caridad abrirá las puertas de sus escuelas infantiles a más de 160 niños en riesgo de exclusión social, con edades comprendidas entre los 1 y 3 años. La institución dispone de cuatro centros educativos, dos de ellos en Torrent (uno titularidad municipal, cuya gestión corre a cargo de la Asociación) y otros dos en Valencia (en la sede central de Paseo de la Pechina y en las instalaciones de su Multicentro Social en el barrio de Benicalap) desde los que se ayuda a familias y menores vulnerables. Es en esta última escuela, en la de Benicalap, donde Casa Caridad ha ampliado su capacidad en un 33% hasta llegar a las 60 plazas y, previsiblemente, durante el curso escolar se irá aumentando esta cifra hasta los 90 puestos escolares.

 Casa Caridad ofrece el servicio de escuela infantil a aquellas familias en riesgo de exclusión social que tienen hijos de 1 a 3 años y que, debido a su situación económica, no pueden acceder a una escuela privada. Todos los centros educativos de la Asociación son totalmente gratuitos, tanto por lo que se refiere a los gastos de matriculación, mensualidades, comedor, uniforme o material escolar. Además, desde las escuelas se provee a las familias de artículos de primera necesidad, como pañales, productos de higiene o alimentos infantiles.

 Durante el pasado curso, Casa Caridad atendió a 151 niños, 45 de ellos en Benicalap. La escuela, ubicada en las instalaciones del nuevo Multicentro Social de la entidad benéfica y que cuenta con la colaboración para su funcionamiento de la Obra Social La Caixa, abre un aula más para atender a la demanda surgida en los últimos años ante la escasez de plazas públicas en la franja educativa de 1 a 3 años.

 El proyecto social que realiza Casa Caridad desde sus escuelas cumple una doble función: por un lado, la formativa, ofreciendo a las familias un lugar donde educar y cuidar a sus hijos mientras los padres trabajan o se dedican a la búsqueda activa de empleo. Y por otro, la labor de intervención social. A diferencia de otras escuelas, los centros de Casa Caridad cuentan con trabajadores sociales que trabajan con las familias para evitar o resolver situaciones de exclusión. De hecho, durante el curso 2013/14 desde las escuelas infantiles se ayudó a encontrar soluciones laborales a un 43% de las familias atendidas.


Leave a Reply

Your email address will not be published.