La Ertzaintza detiene a una persona e imputa a otras once por delitos de exhibicionismo, provocación sexual, corrupción y prostitución de menores

La víctima habría intercambiado imágenes íntimas y mantenido relaciones sexuales bajo presión y a cambio de dinero

La Ertzaintza de Getxo ha culminado este mes de noviembre una investigación que ha permitido detener a un varón e imputar a otros once por conductas que pueden encajar en los delitos de exhibicionismo, provocación sexual, o corrupción y prostitución de menores. La víctima de este caso, una adolescente de Bizkaia, fue presuntamente presionada para intercambiar imágenes de contenido sexual y mantener relaciones íntimas a cambio de dinero.
Los padres de la menor comenzaron a sospechar y presentaron una denuncia ante la Ertzaintza en mayo de este año lo que dio paso a la investigación policial. No obstante los hechos se inician, al parecer, un año antes cuando la adolescente comienza a establecer contactos con desconocidos a través de redes sociales como Whatsapp, Skype, Kik o Gmail usando para ello un teléfono móvil y una tablet.

Durante esos meses la relación entre la víctima y esos desconocidos se fue estrechando hasta llegar en algunos casos al intercambio de imágenes personales de fotografía y video de contenido sexual. Esa situación se agravó cuando algunos de los implicados exigieron más imágenes o encuentros sexuales en persona bajo la amenaza de hacer públicos los archivos. En algún caso las relaciones íntimas se produjeron a cambio de favores en forma de dinero o regalo. La víctima reconoció durante la investigación haber tenido miedo y sentirse coaccionada para mantener ese tipo de relaciones.

La Unidad de Policía Científica de la Ertzaintza examinó los aparatos informáticos usados por la menor. Los agentes encargados de la investigación, pertenecientes a la Comisaría de Getxo, estudiaron los contenidos de las comunicaciones y los archivos intercambiados para establecer las identificaciones de los implicados y las posibles responsabilidades penales en cada caso.

De esa forma decidieron detener a uno de los posibles implicados e imputar a otros once varones por uno o varios delitos dependiendo de cada conducta. Entre esas infracciones penales figuran los delitos de exhibicionismo, provocación sexual, y corrupción y prostitución de menores. El arrestado es un varón de 43 años, sin antecedentes, que fue detenido en Sopela a mediados de octubre. Los otros presuntos implicados tienen edades que van desde los 17 hasta los 30 años y que residen tanto en el País Vasco como en otras Comunidades como Navarra, Cantabria, Madrid o Extremadura. El caso está en manos de un juzgado de Getxo y de la Fiscalía de Menores aunque la investigación policial continúa abierta.

Recomendaciones

La Ertzaintza ya avisó hace un mes de un aumento de denuncias por el delito de extorsión económica bajo la amenaza de difundir imágenes íntimas o de contenido sexual de la víctima. Este ciberdelito, conocido también como ?sextorsión?, afecta sobre todo a hombres y mujeres de menos de 30 años.

Para evitar ser víctima de esta clase de delitos, la Ertzaintza recomienda precaución a la hora de relacionarse con desconocidos en las redes sociales y de grabar o difundir imágenes íntimas o de contenido sexual.

En el caso de menores la recomendación a los padres y madres es que supervisen las comunicaciones de sus hijos e hijas a través de esas redes y alerten a la Ertzaintza en caso de que haya sospechas de delito.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.