La embajadora Russell dice que el abuso de ISIL a mujeres y niñas debe cesar

El siguiente comentario de blog cuya autora es la embajadora 091214_AP479352510853_300Catherine Russell fue publicado en inglés en el sitio web del Departamento de Estado el 12 de septiembre. Russell es embajadora en misión especial para Asuntos Mundiales de la Mujer en el Departamento de Estado de Estados Unidos.

Debe acabarse con el abuso de ISIL contra mujeres y niñas
Por Catherine M. Russell

Las decapitaciones no son los únicos horrores que perpetra el Estado Islámico de Iraq y el Levante, conocido como ISIL. En los dos meses pasados ha habido una trágica serie de informes sobre miles de mujeres y niñas arrancadas a sus familias y vendidas en los mercados. Esos extremistas violentos están atacando a sus propias mujeres y niñas.
En su cautiverio esas mujeres y niñas han sido torturadas, violadas, entregadas como “novias” a matones del ISIL, o mantenidas como esclavas sexuales. Algunas se han suicidado para evitar la esclavitud sexual. Otras han sido obligadas a mirar como ISIL golpeaba a sus hijos para obligar a las mujeres a convertirse al Islam. Algunas simplemente fueron ejecutadas. Cientos de mujeres y niñas han sido trasladadas desde Iraq a campamentos de ISIL en Siria, y nunca más se ha sabido de ellas.
Nosotros no podemos permitir que esas voces, esas vidas, sean silenciadas. Todos debemos defender a aquellos que carecen de defensa.
Los informes indican que ISIL ha secuestrado entre 1.500 y 4.000 mujeres y niñas, principalmente de la comunidad religiosa yazidíes y de otros grupos minoritarios. Niñas de apenas 12 ó 13 años de edad han sido forzadas a casarse con extremistas o vendidas al mejor postor — como se si tratara de ganado en una subasta. Se trata de niñas pequeñas, madres y hermanas que enfrentan la violación inminente, la trata y el matrimonio forzado. Se trata de mujeres y niñas que rogaron ser muertas en los ataques aéreos en lugar de ser brutalizadas por ISIL.

Son relatos que rompen el corazón, que aterran. Una muchacha yazidí de 17 años de edad relató a un periódico italiano que era tenida como esclava sexual por ISIL y que deseaba que la golpearan hasta matarla. Una niña de 14 años describió en otra publicación cómo su hermano fue asesinado frente a ella y que ella fue entregada a un jefe de ISIS como concubina.

Esa viciosa maldad contra los inocentes demuestra el abierto rechazo de ISIL al progreso más básico que hemos hecho como comunidad de naciones así como de los valores universales que forjan la civilización.

Los estadounidenses deben sentirse orgullosos por la ayuda de Estados Unidos cuando decenas de miles de la comunidad yazidí huyeron al monte Sinjar sin nada más que la ropa puesta encima para evitar los ataques genocidas de ISIL. Ahora, cuando galvanizamos una coalición internacional para trabajar junto al recién formado gobierno de Iraq para confrontar la maldad representada por estos extremistas, necesitamos asegurarnos de que el horrendo trato de ISIL a las mujeres y niñas quede visible al frente y al centro.
Es por ello al participar con el gobierno iraquí dialogaremos sobre la mejor manera de dirigir recursos para contrarrestar los ataques de ISIL contra mujeres y niñas, y para asegurar que aquellas que han sido secuestradas y traficadas puedan retornar al seno de sus familias.

Esta no es una tarea solo para el gobierno iraquí. La coalición internacional que se forma para combatir a ISIL también debe ofrecer recursos y pericia para permitir a un gobierno iraquí resuelto e inclusivo responder de una manera integral a la amenaza de ISIL.
La deshumanización de las mujeres y niñas es central en la campaña de terror de ISIL, con la que destroza comunidades, premia a sus combatientes y atiza su maldad. La coalición que combata a ISIL también debe combatir esta particularmente aborrecible forma de brutalidad.

Esta semana el nuevo responsable de Naciones Unidas para asuntos de derechos humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, reconoció la urgencia de esta lucha y pidió que se hagan “esfuerzos dedicados … para proteger a grupos étnicos y religiosos, a niños, que están en riesgo de ser reclutados por la fuerza y sometidos a la violencia sexual, y a mujeres, que han sido el objetivo de graves restricciones”.
Estados Unidos sigue proporcionando asistencia humanitaria para ayudar a los desplazados por los avances de ISIL al norte de Iraq, y trabajaremos con el nuevo gobierno iraquí y con la comunidad internacional en la respuesta a la amenaza de ISIL contra mujeres y niñas en la región.

Como el secretario de Estado John Kerry y otros han manifestado, impedir esta clase de abuso brutal de mujeres y niñas en zonas de conflicto preserva nuestra humanidad común. Debemos actuar juntos para asegurarnos de acabar con ello.

Fuente iipdigital.usembassy.gov

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.