La Diputación logra duplicar los visitantes y los ingresos del Castillo de Peñíscola gracias a las obras de mejora y su promoción

La Diputación de Castellón destinará casi 1,4 millones de euros el año que viene a potenciar el Castillo de Peñíscola como principal recurso turístico de toda la provincia. Y lo hará después de que se haya demostrado que la puesta en marcha del Plan Director impulsado por Javier Moliner ha sido todo un acierto, ya que gracias a ello se ha logrado duplicar no solo el número de visitantes, sino también el de los ingresos que generan.

“El Castillo de Peñíscola es el emblema turístico de la provincia e invertir en él mejora las oportunidades económicas de todo el patrimonio provincial. Es una de las fortalezas más visitadas de España y un verdadero atractivo a la hora de atraer visitantes a nuestra provincia”. Con estas palabras el vicepresidente primero de la Diputación, Vicent Sales, reivindica el éxito del Plan Director del Castillo y la voluntad de reforzar la promoción turística de un monumento que, “a día de hoy, se ha convertido tal y como demuestran las cifras en el principal reclamo turístico de Castellón”.

No en vano, desde que el Gobierno Provincial reforzó su apuesta por el castillo y su promoción turística a principios de 2015, la cifra de visitas a la fortaleza “no ha dejado de subir”. De hecho, tal y como ha destacado Sales, “hasta el pasado mes de octubre el número de entradas vendidas respecto a 2015 era de 44.214 más. El objetivo es cerrar el año superando la barrera de las 300.000 entradas, lo que consolida el castillo de Peñíscola como uno de los monumentos más visitados de España”.

Además, este incremento de visitantes ha supuesto “un incremento notable” de los ingresos de la fortaleza. Así, hasta el pasado mes el castillo había generado ingresos superiores a un millón de euros, exactamente 1.004.179 euros. “La puesta en marcha del plan director ha permitido duplicar en apenas dos años la cifra de ingresos y el número de visitantes al Castillo de Peñíscola”, ha explicado Sales”.

Para ello, además, desde el pasado año el Gobierno Provincial impulsó la unificación de las entradas recuperando el control del parque y unificando el precio de las entradas y el acceso a toda la instalación, incluido el Parque de Artillería.

Medio millón de euros para mejorar las instalaciones

De cara a 2017, los presupuestos de la Diputación incluyen cerca de 1,5 millones de euros de inversión en diversas partidas para el Castillo de Peñíscola. Estas incluyen tanto obras como la de adecuación del centro de atención visitante, por 167.235 euros, como obras de mejora de las instalaciones y asistencia técnica de expertos, por 230.000 euros, de conservación, por 40.000 euros, así como adquisición de mobiliario, por 50.000 euros.

Pero el Gobierno Provincial también ha presupuestado para e año que viene más de 400.000 euros para programar actividades de todo tipo con las que dinamizar tanto la programación del Castillo de Peñíscola como de su entorno. Se incluyen tanto actividades musicales, como teatrales, así como de otros ámbitos con el único objetivo de atraer a más turistas.

visita-guiada-castillo-de-pen%cc%83iscola

Visitas y apuesta museística

Dentro de esta promoción del monumento, desde la institución provincial se han impulsado este año como novedad las visitas teatralizadas para los visitantes con una gran aceptación del público y llenando el aforo de las visitas teatralizadas nocturnas, con un precio de ocho euros, y con un aforo reducido de 100 personas por sesión.

Cabe destacar que antes de final de año estará terminada la museografía de la primera fase de las obras, con un coste de más de 400.000 euros, que comprende, caballerizas, cuerpo de guardia y aposentos del Papa Luna, con lo que se añadirá “un nuevo atractivo al castillo” a la vez que se llevará a cabo una labor didáctica y explicativa de los primeros 200 años de la historia del Castillo, que comprenden por otra parte la vida de los inquilinos más ilustres de la fortaleza.


Leave a Reply

Your email address will not be published.