La Diputación hace de la repoblación del entorno rural su objetivo prioritario para los próximos años con ‘Repoblem’

RESPIRA_25
image-378953
La Diputación de Castellón está haciendo de la repoblación del entorno rural de la provincia su objetivo prioritario de acción para éste y los sucesivos ejercicios con la campaña ‘Repoblem’ que aborda de forma integral las distintas problemáticas a las que se enfrentan los pequeños municipios de la provincia desde las más diversas áreas, ya sean sociales, económicas o de cualquier otra índole. Así, el Gobierno Provincial ya ha articulado seis medidas específicamente dirigidas a revertir la tendencia de despoblación que la mayor parte del interior castellonense padece, fomentando la igualdad de oportunidades entre todos los castellonenses para que elijan donde elijan residir en la provincia puedan tener la misma calidad en la prestación de servicios.

 La diputada responsable de Repoblem, Elena Vicente-Ruiz, ha explicado que “desde el Gobierno Provincial continuamos trabajando para potenciar nuestro gran proyecto estratégico que es Repoblem y que tiene como principal objetivo consolidar población en el ámbito rural de la provincia. Entre estas distintas medidas que hemos ido poniendo en marcha, tanto con el empleo, como en el ámbito social con la red de unidades respira o la campaña Salut al Poble, pretendemos igualar los servicios y las oportunidades que una persona de un pueblo pequeño pueda tener respecto a otra que viva en una de nuestras ciudades”.

 Según datos del Instituto Nacional de Estadística, la provincia de Castellón acumula un descenso de población del 3% desde 2010, afectando la bajada a 111 de 135 municipios. Un riesgo demográfico que en el interior es mucho mayor: en municipios menores de 5.000 habitantes el censo desciende hasta un 4% y los municipios menores de 1.000 habitantes la merma de la población llega hasta el 6,7% de media, con bajadas en algunos municipios concretos de hasta el 17%.

 Incentivar la natalidad

Como primera medida urgente de este plan para la consolidación de la población en el interior de la provincia, la Diputación ha articulado el Plan Provincial de Incentivos a la Natalidad, una convocatoria de ayudas económicas por nacimiento o adopción en municipios menores de 1.000 habitantes para aquellas familias que elijan vivir en pueblos pequeños y contribuir a mantenerlos vivos.

Las cuantías serán de 600 euros por cada uno de los hijos nacidos o adoptados, y se podrán beneficiar las familias censadas en dichos pueblos cuya renta no supere los 12.000 euros anuales.

 Fomento del emprendimiento y el empleo juvenil

Convertir en los Centros Cedes que la Diputación tiene distribuidos en el interior (Segorbe, Morella, Vall d´Alba, Albocàsser y Llucena) en auténticos núcleos para la generación de oportunidades laborales. Ese es el objetivo de servicios como la Agencia de Colocación de la Diputación, que ya ha gestionado de enero a abril de 2016 un total de 132 puestos de trabajo, correspondiéndose el 80% de ellos a empresas de pueblos del interior.

 Sin salir de los Cedes, la Diputación ha hecho de la consolidación de la población en el interior el objeto de la llegada de fondos europeos junto a la Cámara de Comercio para contratar a jóvenes del interior en empresas de su entorno con el Plan Integral de Capacitación para el Empleo (PICE). Participarán 86 municipios de la provincia en esta iniciativa que después accederán al mercado laboral.

 Fomento del empleo femenino

La Diputación se ha propuesto mejorar las posibilidades de empleabilidad de aquéllas mujeres con mayores dificultades, especialmente en las zonas del interior de la provincia, a través del Programa de Fomento del Empleo Femenino que beneficiará a más de 200 mujeres de una veintena de municipios que ya han solicitado los cursos y talleres que contempla esta iniciativa provincial. Como parte de su Estrategia para el Empleo a la que se han adherido 120 municipios de la provincia, estos cursos se dirigen a facilitar oportunidades laborales a la población femenina en el entorno donde residen.

“Que las mujeres puedan desarrollar su trabajo en su entorno es fundamental para consolidar población en los municipios, y los cursos son diseñados por profesionales que trabajan a diario en estos pueblos y conocen de cerca la singular dificultad con la que las mujeres se encuentran a la hora de buscar empleo en sus municipios”, ha indicado Vicente-Ruiz.

 

Los cursos se titulan ‘Mujeres y Empleo: retos y respuestas’ y ‘Mujeres: refuerzo para el desarrollo personal y la búsqueda de empleo’. Durante este primer semestre, entre los meses de abril a junio, esta formación será impartida en los municipios que la han solicitado, en este caso y siguiendo el calendario de actuación: Oropesa del Mar, Benicarló, Onda, Vinaròs, Almassora, Tales, Geldo, Atzeneta, L´Alcora y Burriana. A partir del mes de septiembre continuarán en otras poblaciones que ya los han solicitado como es el caso de Alcalá de Xivert, Vilafranca, Càlig, Vall d´Alba, Mancomunidad Espadán-Mijares, La Salzadella, Caudiel, Torreblanca, Sueras, Torre d´en Besora, Almenara, Nules, y otros municipios que se irán incorporando hasta finales de año.

 Turismo: una oportunidad durante todo el año

Ayudar a los municipios más pequeños a aprovechar sus recursos turísticos durante todo el año a través de una línea de ayudas para que puedan contratar a personal en oficinas de turismo para todos los meses del año 2016.

 “Se trata de dar respuesta a la inquietud que nos han planteado muchos alcaldes cuando hemos visitado sus municipios, que no pueden mantener abierto al público algunos de sus monumentos porque no tienen servicio de informadores turísticos”, ha señalado la diputada. “Si no procuramos que estos pueblos puedan contratar a una persona durante todo el año es muy complicado que se genere esa actividad turística que tanto queremos para que dinamice comercios y establecimientos todo el año, no sólo en verano y Semana”.

 ‘Salut al Poble’

La Diputación acercará los recursos sanitarios especializados a los pueblos más pequeños de la provincia a través de su programa ‘Salut al Poble’, que pondrá a disposición un ambulatorio móvil que recorrerá las zonas menos pobladas para realizar revisiones y pruebas médicas especializadas preferentemente a mayores de 65 años y personas con movilidad reducida. Esta forma de reforzar los servicios sanitarios en las áreas del interior prevé reducir los desplazamientos que este sector poblacional tiene que realizar a menudo a las ciudades de la provincia y dará respuesta a una de las peticiones más comunes entre los alcaldes de estos municipios.

 “No se trata de sustituir ningún servicio que nuestra Sanidad presta, sino de facilitar las revisiones especializadas en su propio pueblo, de tal forma que los mayores y los familiares no tengan que desplazarse tan a menudo a centros sanitarios de nuestras ciudades. En muchos casos, temas como éste son motivo para que familias decidan abandonar el pueblo y pasar a residir en las ciudades del litoral, y debemos propiciar las mismas oportunidades a todos los castellonenses elijan donde elijan vivir”. 


Leave a Reply

Your email address will not be published.