La Diputación dinamizará las cuevas rupestres con una nueva ayuda para bienes declarados Patrimonio de la Humanidad

4984 7-10-15 COVA REMÍGIA
image-412133
La Diputación de Castellón abrirá las puertas al conocimiento de los orígenes de los primeros pobladores de la provincia y hará más accesibles las cuevas rupestres de la Valltorta-Gasulla, pertenecientes a localidades como Ares del Maestrat, Tírig, Albocàsser o Les Coves de Vinromà. Será a través de una nueva línea de ayudas de 30.000 euros dirigidas a los bienes declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO y cuyas bases ya ha aprobado el Gobierno Provincial para fomentar su conservación, difusión y dinamización.

El vicepresidente provincial y diputado de Cultura, Vicent Sales, ha explicado que “se trata de ayudar a los ayuntamientos a mejorar el acceso al conocimiento de nuestros orígenes como importante recurso de dinamización turística de sus pueblos. Trabajamos por poner en valor estos lugares y que ello repercuta en nuevas oportunidades de desarrollo para nuestros pueblos. Se trata de los lugares más emblemáticos de la riqueza patrimonial que tiene el interior de Castellón, y desde el Gobierno Provincial entendemos que deben ser motor de oportunidades para una mejor calidad de vida de los vecinos de la zona y una oportunidad para salir adelante y consolidar población durante todo el año”.

Cabe recordar que el Parque Valltorta-Gasulla presenta la mayor concentración de arte rupestre levantino. Según Sales, “no es ni mucho menos la primera inversión que hacemos en este sentido de dinamizar estos recursos, ya que para mejorar la accesibilidad instalamos una pasarela de unión entre la Cova y el Cingle de la Mola Remígia. Gracias a esta infraestructura que se instaló el pasado año, la distancia entre ellas queda reducida a 36 metros y no los más de 500 metros que había que recorrer a través de un tortuoso sendero subiendo y bajando grandes desniveles”.

Estudio de las pinturas rupestres

Junto a la parte de dinamización turística, la Diputación no descuida la del estudio científico y patrimonial de estos importantes recursos castellonenses. Así, ha publicado recientemente un estudio científico del arte rupestre del barranco de la Valltorta y Gasulla, así como a las de la Pobla de Benifassà coincidiendo con que esté a punto de cumplirse el centenario del descubrimiento de las pinturas rupestres de la Valltorta.

Se trata del número 11 de Les Monografies de Arqueologia y Prehistòria de Castelló, dedicado precisamente a estas pinturas rupestres. Hay que recordar que la Diputación compró el conjunto de la Gasulla en los años 50, una muestra del interés que ha tenido la institución provincial en la conservación y promoción de esta gran riqueza cultural y turística existente en los pueblos castellonenses.

La monografía presenta los trabajos de campo realizados en el proyecto “El arte rupestre del parque Valltorta Gassulla y zona norte de Castellón“, dentro del cual se ha realizado una catalogación del arte rupestre de la zona norte de la provincia de Castellón, centrado en los yacimientos de Cova Centelles, abrigos del barranco d’en Cabrera, Abric de la Mustela, Cova dels Rossegados y Abric de la Tenalla, consistente en el inventario general e individual de cada conjunto, la creación de una base de datos y la realización de calcos digitales de las pinturas.


Leave a Reply

Your email address will not be published.