La Diputación de Valencia invertirá este año 37,3 millones en carreteras

Rueda prensa carreteras foto_Abulaila (2)
image-353950
La Diputación de Valencia invertirá en 2016 más de 37 millones de euros en carreteras e infraestructuras vinculadas a la red viaria provincial, según ha anunciado este jueves el presidente, Jorge Rodríguez, que ha destacado la “racionalización” de este plan anual que mantiene la inversión media y “viene a ayudar ante todo a los municipios y las personas”.

El presidente ha señalado que este plan de carreteras “marca la impronta de la nueva Diputación, con más obras de menor cuantía y la máxima transparencia y objetividad en los contratos”.

Rodríguez, acompañado en la presentación del Plan de Inversiones en Carreteras 2016 por la vicepresidenta, Maria Josep Amigó, el diputado de Carreteras, Pablo Seguí, y los portavoces de València en Comú y Esquerra Unida, Roberto Jaramillo y Rosa Pérez, ha señalado que los principales cambios en la política de infraestructuras pasan por priorizar la solución de problemas en zonas conflictivas y mejorar la seguridad con actuaciones muy necesarias que aún estaban pendientes de una época en la que primaban los grandes proyectos.

Por su parte, la vicepresidenta, Maria Josep Amigó, ha manifestado que las carreteras son una de las necesidades prioritarias que tienen los municipios, ya que “la seguridad vial nos afecta a todos”.

Amigó ha destacado el hecho de que las inversiones estén “muy territorializadas”, en la línea que está marcando el nuevo equipo de gobierno de “redistribuir las inversiones de una manera eficaz y justa”. En palabras de la vicepresidenta, “se demuestra que poco a poco se va acabando con las malas prácticas de otra época y que hay otra forma de gobernar”.

El presidente ha valorado la estrategia de anteponer la seguridad vial y resolver los problemas cotidianos de los vecinos a las grandes obras que ralentizaban su ejecución y no llegaban a cubrir el territorio de la provincia.

En este sentido, el titular de Carreteras, Pablo Seguí, ha explicado que este tipo de obras “se ejecutan más rápidamente; todas estarán en marcha a lo largo de este año y muchas podrán incluso terminarse”.

En total se están licitando 18 proyectos que comprenden 45 obras y que mejorarán la red de carreteras en todas las comarcas. En palabras de Pablo Seguí, “actuamos en toda la provincia con muchas obras en lugar de grandes obras”.

El diputado de Carreteras ha añadido que este plan es “producto de la atención a un centenar de alcaldes en lo que va de legislatura, lo que nos ha dado un conocimiento de los municipios y sus necesidades en seguridad vial, que es una responsabilidad de la Diputación”.

Entre las actuaciones contempladas en este plan de Carreteras 2016 destaca, por su importe, la ampliación y mejora de la plataforma en la CV-395 en Sot de Chera, con 2.622.000 euros; los más de tres millones invertidos en la demarcación de Serra; los compromisos adquiridos por el presidente y el diputado de Carreteras en Cortes de Pallás, con dos millones de euros; la rehabilitación del puente de Alfonso XIII en Fortaleny, por su valor arquitectónico y patrimonial, y las mejoras de seguridad vial en carreteras de Bicorp, el Mareny de Barraquetes, Gavarda, Utiel, Benigànim y la Pobla del Duc, entre otras.

La información obtenida de los ayuntamientos ha sido cotejada con los técnicos del área de Carreteras que, según ha apuntado el responsable del área y portavoz del grupo socialista en la Diputación de Valencia, “han hecho un trabajo magnífico a la hora de establecer los proyectos prioritarios en materia de seguridad vial”.

El diputado de Carreteras ha desglosado el presupuesto del área, que cuenta con 22 millones para inversiones en nuevas carreteras, más 2,3 millones destinados a actuaciones de mejora de accesos y seguridad vial en los municipios.

Además, se destinarán 8,2 millones a la conservación de infraestructuras existentes, 2,3 millones a obtención de terrenos para poder ejecutar las obras y otros 2,4 millones a proyectos de mejora de la red viaria en un futuro, caso de nuevas vías ciclopeatonales en la red provincial, un plan de ruidos y solucionar el problema de las paradas de bus en la red de carreteras comarcales.

Otro de los cambios sustanciales en la política de carreteras son los pliegos de adjudicación, que han sido modificados por el nuevo equipo de gobierno para ajustar el precio de las carreteras y que el criterio económico sea determinante en el proceso de selección de la empresa que debe ejecutar la obra. Este cambio, que busca incentivar a los contratistas para que ajusten sus precios, no pretende abaratar el coste de las actuaciones sino arrojar transparencia al proceso y unos criterios objetivos de selección donde en ningún momento se pone en cuestión la calidad de los proyectos.


Leave a Reply

Your email address will not be published.