La Diputación de Alicante aprueba una nueva mejora y ampliación de tres carreteras provinciales

La Junta de Gobierno de la Diputación de Castellón aprobó ayer los proyectos para tres nuevas actuaciones de ampliación y refuerzo del firme de carreteras del interior de la provincia con una inversión total de 900.000 euros. Así lo ha confirmado el diputado de Carreteras, Juan Bautista Juan, quien ha reiterado que estas obras responden al compromiso de la institución provincial por “mejorar las comunicaciones y así potenciar las oportunidades económicas y turísticas en los pueblos de interior”.

 En esta ocasión, se trata de los tramos de las carreteras CV-105, que une La Sènia y Torremiró por Castell de Cabres, desde el punto kilométrico 39+300 al 43+000; la CV-189, que une Castellón y Ribesalbes, desde el punto kilómetrico 6+540 al 7+780; y el camino de la Canà, donde se reforzará el firme desde el punto kilométrico 0+000 al 4+600, pertenecientes a los términos municipales de Morella y Castellfort.

CARRETERAS
image-213487

 Las actuaciones se centran en esta ocasión en la zona de Castellón y en una comarca rural como es Els Ports, atendiendo de este modo la reivindicación de los vecinos por mejorar sus comunicaciones, con tal de acortar tiempos en desplazamientos y mejorar la seguridad vial.

“Es fundamental volcarse en una óptima comunicación entre los núcleos poblacionales pequeños, con pocos recursos pero gran potencial turístico y de desarrollo, y que si no fuera por la actuación de la Diputación estarían olvidados por muchos”, ha añadido Juan Bautista Juan.

Vertebración de la provincia

La institución provincial ha ayudado a potenciar las oportunidades económicas de prácticamente la totalidad de municipios de la provincia, cumpliendo con su función vertebradora del territorio, a través de las más de 100 actuaciones de mejora que ha realizado desde 2011 en los 750 kilómetros de la red viaria provincial. Unas obras cuyo objetivo es mejorar la seguridad vial al tiempo que acortan tiempos de traslados por carretera.

Dichas actuaciones comprenden pavimentaciones, adecuaciones de curvas peligrosas, mejora de la señalización y de la adherencia, refuerzo de firme, ampliación de algunas vías así como mejoras en travesías y accesos a municipios. Un conjunto de iniciativas que han supuesto en los últimos cuatro años una inversión de más de 38 millones de euros en las ocho comarcas de la provincia. Como casos más recientes, cabe recordar la puesta en marcha de dos proyectos ambiciosos como son la carretera de Tírig – La Salzadella, ya inaugurada, y la de Els Ibarsos – Culla, en la última fase de las obras.


Leave a Reply

Your email address will not be published.