La Diputación consigue 1,7 millones de euros del Estado para los municipios a los que gestiona el IBI por los que pasa la autopista

aguilella_cabanesLa Diputación de Castellón ha conseguido que el Estado ingrese 1,7 millones de euros a los municipios a los que gestiona la recaudación del IBI por los que transcurre la autopista AP 7. Así, el Ministerio de Economía y Hacienda acaba de ingresar 377.366,77 euros al Ayuntamiento de Cabanes por las bonificaciones fiscales del IBI concedidas a la empresa que gestiona la autopista AP-7, Autopistas Aumar Sace. Estas bonificaciones son las anualidades equivalentes a los tributos locales del IBI, de los cuales el Estado eximió a la empresa durante los años 2003, 2004, 2005 y 2006.

 Cabe recordar que el Servicio de Recaudación de la Diputación de Castellón tuvo que solicitar la compensación, por delegación de los Ayuntamientos de la provincia de Castellón a los que gestiona el cobro del IBI (Benicarló, Cabanes, La Llosa, Peñíscola, Santa Magadalena, Torreblanca, Vinaròs y Xilxes), mediante un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Ya que en 2007, el gobierno del PSOE denegó el reconocimiento solicitado por esta compensación.

 Este éxito del servicio de recaudación de la Diputación de Castellón ha supuesto unos ingresos de 1.764.369,71 euros a estos 8 ayuntamientos de la provincia, suma de las bonificaciones practicadas en las cuotas del IBI de los años 2003 a 2006 y de sus intereses legales.

 El Diputado provincial del Servicio de Recaudación, Salvador Aguilella, ha mostrado su satisfacción.  “Estamos contentos porque reclamamos en los tribunales más ingresos para los ayuntamientos a los que prestamos este servicio y lo hemos conseguido”. Además, Aguilella ha agradecido la implicación y buen hacer de todos los trabajadores del Servicio de recaudación provincial “sin ellos, su preparación, su implicación y su dedicación a favor de los pueblos estas noticias no serían posibles”.


Eficacia y agilidad en la administración

El compromiso del presidente provincial, Javier Moliner, por agilizar al máximo y modernizar la Diputación al servicio de los ciudadanos y de los ayuntamientos de la provincia se traduce, en el caso del Servicio de Recaudación, en la puesta en marcha de la Oficina Virtual de Recaudación (OVR) para facilitar todas las gestiones administrativas.

Se trata de un importante paso dentro del proyecto de modernización tributaria de su servicio de Gestión, Inspección y Recaudación que permite “tener cada día una administración más ágil y eficaz”.

Uno de los objetivos que persigue la Diputación de Castellón es también reducir al máximo la circulación de papel entre ayuntamientos y Diputación, recibiendo y remitiendo de forma electrónica todos los documentos que actualmente se envían y se reciben en formato papel.

 


Leave a Reply

Your email address will not be published.