La CUP decide mantener el veto a los presupuestos de la Generalitat y complica la legislatura

La CUP decide mantener el veto a los presupuestos de la Generalitat y complica la legislatura
image-384829
Agencias La CUP ha decidido mantener la enmienda a la totalidad presentada contra los Presupuestos de la Generalitat, por lo que el Junts pel Sí (Convergència y ERC) no podrá seguir con su tramitación cuando este mismo miércoles el Parlament tumbe el proyecto para las cuentas de 2016. Así lo ha decidido este martes por la noche el Consejo Político y el Grupo de Acción Parlamentaria (GAP) de la CUP, comprometiendo así la estabilidad del actual gobierno catalán y de la propia legislatura.

La reacción por parte de la Generalitat no se ha hecho esperar. La consellera de la Presidencia, Neus Munté, ha alertado de que el “incumplimiento flagrante” por parte de la CUP del acuerdo de estabilidad que firmó con Junts pel Sí “tendrá consecuencias” y se ha mostrado abierta a “reflexionar sobre todo”, incluido sobre si conviene un avance electoral.

En una reunión celebrada en la sede nacional de la CUP que ha durado unas tres horas, el máximo órgano de dirección ha acordado mantener la enmienda, después de que en las territoriales se haya producido un empate a 24, y haya desempatado el GAP. La decisión se ha tomado finalmente por 29 votos a favor del veto presupuestario, 26 en contra y 3 abstenciones.

La decisión de la CUP comportará que este mismo miércoles el grupo parlamentario vote favorablemente las enmiendas a la totalidad presentadas por los grupos de la oposición y que, en consecuencia, Junts pel Sí (CDC y ERC) no disponga de suficientes votos para seguir tramitando los Presupuestos de la Generalitat.

La CUP dispuesta a negociar las cuentas para 2017

Según la diputada Eulàlia Reguant, la CUP no obstante no veta nada, y ha decidido seguir negociando con JxSí la posibilidad de trabajar conjuntamente los Presupuestos de 2017, es decir, le proyecto del año que viene. “No renunciamos a unos Presupuestos para 2016, pero si esto no es posible expresamos la voluntad de trabajar conjuntamente con JxSí en los de 2017“, ha precisado.

Eulàlia Reguant ha considerado que la legislatura no se termina solo por el hecho de que no haya habido acuerdo en el proyecto de Presupuestos presentado, y ha matizado que la CUP seguirá garantizando la estabilidad parlamentaria para desplegar la hoja de ruta y la declaración independentista del Parlamento catalán del 9 de noviembre.

También ha apuntado que los diputados de la CUP se deben a las decisiones adoptadas por el conjunto de las territoriales de la CUP y del GAP, sin hacer distinciones.

La CUP censura que JxSí no acordara antes las cuentas con ellos

Según han precisado fuentes de la CUP, citadas por Efe, este mismo martes una hora antes de que comenzase su reunión, el Govern les hizo llegar una última oferta. Sin embargo, estas nuevas propuestas todavía no han podido ser valoradas por las bases y las asambleas territoriales.

Por su parte, el portavoz de comunicación de la CUP en el Parlament, Albert Botran, ha criticado que Junts pel Sí presentara los Presupuestos “sin haberlos negociado y acordado antes” con ellos y “la visión que se ha impuesto según la cual, cualquier elemento nuevo que se ponía encima de la mesa para negociar, era interpretado como una cesión a la CUP”.

“Es un desacuerdo y no será el último pero las raíces del proceso son profundas, por lo que abrimos la puerta a la posibilidad de acuerdos de cara al futuro“, ha explicado el portavoz de la formación antisistema.

Horas antes de que se tomara la decisión, el portavoz del secretariado nacional de la CUP, Xevi Generó, afirmaba que pasara lo que pasara el proceso independentista “seguirá adelante”.

Munté abre la puerta a un adelanto electoral

Tras conocerse la decisión de la CUP, la consellera de la Presidencia, Neus Munté, ha denunciado que la CUP “no ha cumplido un acuerdo de gobernabilidad que incluía un plan de gobierno con unas acciones concretas que, para ser llevadas a cabo”, requerían unos nuevos Presupuestos y ha abierto la puerta a que haya un adelanto electoral.

Este “incumplimiento” del acuerdo de estabilidad por parte de la CUP, ha advertido, abrirá una “reflexión y una reconsideración conjunta” en el Govern y en Junts pel Sí. Según Munté, “la legislatura queda tocada” debido a que la CUP “no se ha movido ni ha salido de la zona de confort”.

Pese a todo, el Govern “no renuncia en ningún caso a continuar trabajando para dejar el país a las puertas” de la independencia, porque “el objetivo sigue siendo este”, aunque “habrá que reconsiderar cómo y de qué manera” se llega.


Leave a Reply

Your email address will not be published.