La cría de Bongo oriental nacida en BIOPARC cumple un mes

Este nacimiento supone un importante logro conservacionista para esta especie catalogada en “peligro crítico” de extinción. Tras superar el periodo más delicado, estos días podemos verla, junto a su madre, explorando su recinto exterior en la zona que recrea las selvas de África ecuatorial.

 En las primeras horas de la mañana, cuando aún no aprieta el calor, ya se puede contemplar la preciosa cría de Bongo oriental en su recinto exterior situado en la zona de BIOPARC Valencia que recrea las selvas africanas. Con tan sólo un mes de vida, corretea jubilosa explorando los rincones de su hábitat y mostrando especial curiosidad al descubrir a otras especies animales con las que comparten espacio, como las grullas coronadas cuellinegras.Bongos - madre y cría - verano 2016 - BIOPARC Valencia

Desde su nacimiento ha permanecido al cuidado de su madre en su recinto interior y hasta que no se ha considerado conveniente por parte del equipo técnico no se le ha dado acceso al recinto exterior en la zona situada entre el bosque de ribera y el espacio de los leopardos. Estos días estivales se mantiene un protocolo de vigilancia especial y, debido a la vulnerabilidad por su todavía corta vida, sólo se encuentra en el exterior en las horas de menor temperatura.

Este verano, en ese particular Baby boom, BIOPARC Valencia recibía la gran noticia para la conservación de esta especie con el nacimiento de esta cría de Bongo oriental (Tragelaphus euryceros isaaci). Esta subespecie de antílope está catalogada en “peligro crítico” según la Lista Roja de la UICN (Unión internacional para la conservación de la naturaleza). El Bongo oriental es el mayor de los antílopes forestales africanos y uno de los más hermosos y, lamentablemente, está al borde de desaparecer, ya que se estima que únicamente existen unos 100 ejemplares en estado silvestre.

Bongos - madre y cría - agosto 2016 en BIOPARC Valencia
image-412631

En BIOPARC Valencia podemos ver también otras especies de antílopes en sus diferentes hábitats: dos tipos de gacelas, las Thomson y las majestuosas Mohrr, blesboks, kobos, dik-dik, saltarocas, sitatungas o impalas. Especies muy diferentes entre sí con peculiaridades muy curiosas y todas ellas con la amenaza de la destrucción de su hábitat de origen, por lo que supone una prioridad en BIOPARC llamar la atención también sobre estos animales no tan “famosos” y trabajar para concienciar sobre la necesidad de preservar la naturaleza y su rica biodiversidad. Algunos de estos antílopes incluso están extintos en la naturaleza, otros llaman la atención por sus pezuñas y porte que recuerda el de las bailarinas para poder trepar por las rocas, algunos destacan por ser la especie más grande y también por el caso contrario, por ser la más pequeña. Algunas especies viven en pareja y otras en manada. Muchas de ellas están en peligro de extinción y forman parte de programas europeos de reproducción dirigidos a disponer de una reserva genética viable. Todo un mundo de especies de herbívoros para descubrir este verano.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.