La construcción de la Ciudad de la Luz supuso una inversión de 184 millones de euros

ciudad-luz
image-344325
La construcción de la Ciudad de la Luz supuso a la Generalitat valenciana una inversión de 184 millones de euros, tal y como figura en el informe económico presentado en rueda de prensa por el consejero delegado de la entidad, Miguel Mazón.

Mazón ha anunciado en el transcurso de la misma comparecencia que el próximo día 18 de abril finaliza el plazo de presentación de ofertas para la subasta. A este respecto, ha indicado que la actual coyuntura financiera internacional es muy favorable para que haya una respuesta positiva en torno a “un buen producto que sale a buen precio”.

El informe detalla los gastos a los que tuvo que hacer frente el anterior Gobierno de la Generalitat para la construcción de los diferentes edificios de la Ciudad de la Luz, la redacción de los proyectos y la urbanización de los terrenos. En la cifra global de 184 millones de euros están incluidos los 50 millones que costaron los inmuebles que han quedado en manos del Consell y que no serán subastados: el centro de estudios, el de restauración y las oficinas.

Las infraestructuras del complejo salieron a subasta el pasado mes de febrero por un precio máximo de 94 millones de euros, que podrá registrar una baja de hasta el 50%. Esta cantidad es el resultado de la amortización aplicada hasta 2012 a las infraestructuras y a los terrenos de la Ciudad de la Luz. En concreto, el plazo de presentación de ofertas se cierra el 18 de abril, aunque se mantendrá abierto unos días más por si llegan propuestas por correo.

Miguel Mazón ha insistido en destacar que se trata de una oportunidad atractiva de negocio para posibles fondos de inversión y ha subrayado que “nuestro objetivo es atraer a cuantos más inversores, mejor”.

En este sentido, ha señalado que en estos momentos hay una coyuntura financiera muy positiva, ya que las últimas decisiones del Banco Central Europeo penalizan los depósitos y favorecen a los que concedan capital para inversiones.

En otro orden de cosas, el consejero delegado de la Ciudad de la Luz ha insistido en la necesidad de rentabilizar los edificios que han quedado en manos de la Generalitat y cuya gestión no está tutelada por Bruselas. Miguel Mazón ha afirmado que “hay que optimizar todo este dinero de la mejor manera posible”, por lo que estos inmuebles “no pueden estar vacíos y sin uso”.

Asimismo, Miguel Mazón ha recordado que una de las principales cuestiones a las que se enfrenta la Ciudad de la Luz es el pago de una deuda que asciende a 232 millones de euros. La mayor parte de este dinero -223 millones- se debe a la Sociedad Proyectos Temáticos de la Generalitat y el resto -9 millones- al Instituto Valenciano de Finanzas. También están pendientes pagos correspondientes a las expropiaciones.

El consejero delegado de Ciudad de la Luz ha valorado en términos muy críticos la forma en que se gestionó el proyecto por parte del Gobierno del PP y ha asegurado que los “despropósitos” de la anterior etapa “nos han llevado a estas circunstancias tan complicadas”. Ha agregado en este sentido que “el plan de negocios que se presentó en su día era totalmente falso y estaba fuera de la realidad”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.