La campaña de control de velocidad de Villarreal se salda con 25 conductores sancionados

La campaña de control de velocidad realizada por la Policía Local entre los días 20 y 30 de junio en diversos puntos del término municipal, ha finalizado con un total de 1.828 vehículos controlados y con 25 conductores sancionados por exceder los límites máximos de velocidad permitidos dentro del núcleo urbano.

La iniciativa se ha centrado fundamentalmente en aquellas zonas donde desde la Policía Local se había detectado la circulación a una velocidad excesiva, especialmente en la zona residencial de verano, y también en espacios donde los vecinos habían denunciado previamente un exceso de velocidad por parte de los conductores.

De este modo, la Unidad de Tráfico de la Policía Local, con la colaboración de la Jefatura Provincial de Tráfico de Castellón, que ha cedido un cinemómetro, ha repartido por la ciudad durante dicho período a sus dos operadores especializados en el manejo del radar para concienciar sobre la necesidad del cumplimiento de las normas de circulación.

Las principales infracciones se han detectado al circular a velocidades de hasta 84 kilómetros por hora en zonas limitadas a 50 y en áreas cuyo límite establecido está en 40 y donde los conductores han llegado a alcanzar los 68 kilómetros por hora.

Por ello, se han interpuesto ocho denuncias de 100 euros sin retirada de puntos del carnet; 13 de 300 euros, con la retirada de dos puntos, y cuatro calificadas como graves, que implican la retirada de cuatro puntos y 400 euros de multa.

El edil de Seguridad Ciudadana, Javier Serralvo, asegura que “la velocidad es un factor desencadenante de accidentes y, en todo caso, agrava sus consecuencias, ya que aparece como factor concurrente en uno de cada cuatro accidentes”.

Por ello, recuerda que “es imprescindible respetar todas y cada una de las normas de circulación, en especial el límite de velocidad, porque además de mejorar la fluidez de la circulación, se facilita el mantenimiento de la distancia de seguridad y supone un ahorro significativo de combustible, además de mejorar la visibilidad y evitar accidentes y atropellos”. Además, señala que “el objetivo de estas campañas es concienciar” y recuerda que la velocidad máxima permitida dentro del casco urbano es de 50 kilómetros por hora.


Leave a Reply

Your email address will not be published.