La “avalancha” de Coca Cola que casi arrasa a un hombre