La Audiencia de Madrid rechaza investigar a los exediles Fátima Núñez y Pedro Calvo por el Madrid Arena

AGENCIAS La Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Madrid ha desestimado la petición de la defensa de Miguel Ángel Flores, el principal acusado de la tragedia del Madrid Arena, de investigar a la ex concejala delegada de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento Fátima Núñez y al exdelegado de Economía y expresidente de Madrid Espacios y Congresos (Madridec) Pedro Calvo.

Su abogado, José Luis Fuertes, no ha podido llevarse la primera baza que ha querido jugar en la sesión inicial de la vista que juzga la muerte de cinco chicas en una avalancha ocurrida hace más de tres años durante la fiesta de Halloween celebrada en el pabellón del Madrid Arena.

3441991
image-299611

La sesión se ha dedicado a debatir las cuestiones previas y las nuevas pruebas periciales y testificales que proponían las partes. Casi todo lo que ha propuesto la representación de Flores ha sido rechazado por la presidenta del tribunal, la magistrada María Luisa Aparicio, incluido que se investigara a los excargos del Ayuntamiento de Madrid Pedro Calvo y Fátima Núñez.

De este modo, se tiene en consideración a la Fiscalía y a las defensas de las víctimas que también han rechazado imputar a los responsables municipales porque no fueron “inculpados en su momento” -durante la instrucción- y nadie lo recurrió, así como tampoco han aceptado la nulidad parcial de la instrucción.

La defensa del principal acusado ha anunciado también que si no eran llamados como imputados, citaría como testigos tanto a Núñez como a Calvo. Y ha incluido también como posible testigo al exdelegado de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid Antonio de Guindos.

Tras esta sesión, se dará paso este miércoles a la primera declaración, la de Flores, para el que se piden cuatro años de cárcel y seis meses de inhabilitación por la muerte de cinco jóvenes y las lesiones causadas a una treintena de personas en la fiesta de Halloween de 2012.

Después del promotor, será el turno del resto de los 15 acusados en este juicio, como Santiago Rojo, Miguel Ángel Morcillo, los médicos Simón y Carlos Viñals, y el último turno será el del exjefe de la Policía Municipal de Madrid, Emilio Monteagudo.

Rechazada la petición de anular parcialmente la instrucción
La magistrada Aparicio también ha denegado la petición de nulidad parcial de la instrucción solicitada por la defensa del empresario Miguel Ángel Flores, José Luis Fuertes, que alegaba “vulneración de los derechos” del imputado en el momento de la detención y en la vista para la adopción de las medidas cautelares.

“No entendemos esa petición de nulidad parcial porque no depende ni está relacionado con una supuesta vulneración de derechos fundamentales de Flores”, ha dicho la presidenta del tribunal.

De este modo, ha añadido, “no vamos a declarar ninguna nulidad parcial de la investigación ni mucho menos ordenar que siga una instrucción que el juez instructor declaró conclusa”, por lo que el tribunal rechaza que se investigue a los dos ex altos cargos del PP en el Ayuntamiento de Madrid.

Fuertes ha aprovechado su turno de palabra para insistir en la que había anunciado antes del juicio como su línea de defensa: que la tragedia se produjo por los fallos que tiene el pabellón, y no por las actuación de sus clientes, y que el promotor de la fiesta no cometió ninguna irregularidad porque la seguridad no dependía de él.

Pruebas periciales
En relación con las pruebas a solicitar, el letrado ha pedido que se cite como prueba pericial a Jordi Moltrá Ferré, quien tiene un dictamen “muy completo sobre la seguridad y obras del edificio”, una testifical que también ha rechazado la magistrada.

Del mismo modo ha pedido un dictamen oficial al Colegio de Ingenieros industriales sobre el aforo del recinto, las licencias y el posible nexo causal. La magistrada ha admitido que se presente dicha prueba pericial sobre el aforo del pabellón.

Por su parte, el Ministerio Fiscal ha pedido una nueva prueba pericial del área de Madrid sobre el pabellón del Madrid Arena, basado en un “informe sobre la necesidad de la licencia de indudable trascendencia”. Además ha solicitado establecer como prueba una maqueta virtual del Madrid Arena “realizada por personal especializado, en base a los planos dados por Madridec” la cual permite “una visita virtual al Pabellón”. De estas peticiones, la jueza Aparicio no ha admitido la primera, al ser calificada como un “informe jurídico” y ha admitido la segunda

La petición del Ministerio Fiscal sobre la posibilidad de presentar una prueba pericial sobre informes no ha sido admitida por Aparicio al ser calificada como un “informe jurídico”. Sí se ha admitido, sin embargo, la maqueta virtual, así como la Guía AHA sobre reanimación cardiopulmonar y el informe del Grupo V de Homicidios.

Dos acusados solicitan no estar presentes en todas las sesiones
También durante el planteamiento de las cuestiones previas, las defensas de dos de los acusados han pedido que sus clientes puedan ausentarse del juicio alegando temas de salud. En primer lugar, lo ha solicitado el abogado del médico que estuvo encargado de atender la macrofiesta.

El doctor Simón Viñals, de 80 años, fue el responsable junto a su hijo Carlos del equipo médico contratado para la fiesta de Halloween del 1 de noviembre de 2012. Su letrado ha pedido al tribunal que Viñals no esté presente en todas las sesiones del juicio oral por cuestiones de edad y salud y, de hecho, ha propuesto una serie de informes médicos que avalan su propuesta. La jueza ha señalado que “no se va a ir en contra de ello” pero que “queda pendiente”.

También el letrado del ex jefe de la Policía Municipal Emilio Monteagudo ha explicado que su cliente debe someterse a una “cirugía vascular” para la que no tiene aún fecha , por lo que pide que pueda ausentarse durante la intervención y las tres semanas posteriores de postoperatorio. Además, Monteagudo tiene que leer una tesis doctoral el 11 de febrero en Valencia.

El tribunal ha dado su visto bueno a que el exjefe policial pueda ausentarse, pero solo una vez que hayan declarado todos los acusados.

Gran expectación
Desde primera hora de la mañana, la presencia de medios de comunicación ha sido masiva a las puertas de la Audiencia Provincial, donde poco a poco han ido llegando todos los imputados en el caso.

El empresario Miguel Ángel Flores se ha sentado en la primera fila del banquillo de los acusados mientras que el exjefe de la Policía Municipal Emilio Monteagudo se ha situado en la última fila de la ‘sala cero’ de la Audiencia.

La Sección Séptima es el tribunal encargado de enjuiciar los hechos. Está previsto que el caso esté visto para sentencia para el próximo mes de junio y que arranca este martes, tres años después de la tragedia.

Urnas escondidas con entradas de la fiesta
Antes de comenzar la sesión, el abogado de Flores hizo declaraciones ante los medios para referirse a uno de los aspectos más polémicos del caso, el presunto ocultamiento de las urnas con las entradas vendidas para la fiesta. Fuertes ha señalado que su cliente “jamás las escondió”, pues “nunca tuvo la llave del recinto”. “Vamos a probar que como promotor no incumplió ningún deber de cuidado, aunque está consternadísimo por los hechos”.

El letrado de Flores defiende la tesis de que el pabellón madrileño “no es apto” e incluso es “mortifero” “para según qué tipo de eventos”, puesto que “solo tiene licencia para partidos de tenis”.

En relación con el botellón que se organizó a las puertas, Fuertes ha señalado que Miguel Angel Flores “no fue el organizador” y que “no tiene la culpa”. El abogado del principal acusado también ha negado que se vendieran más entradas de las permitidas.

En cambio, los abogados de las familias de dos de las víctimas del Madrid Arena, Abdón Núñez -abogado de la familia de Belén Langdon- y Felipe Moreno -defensor de la familia de Rocío Oña- han asegurado a la entrada de la Audiencia Provincial que “no hay duda” de que se escondió una urna con entradas en el pabellón Satélite delante de Miguel Angel Flores.

“No cabe duda de que hubo sobreaforo y se vendieron más de 23.000 entradas” -el pabellón tiene un aforo de 10.000 personas-, que fueron detectadas con posterioridad por la Policía Judicial debido a su ocultamiento en dicho pabellón, han dicho los abogados, quienes solicitan cuatro años de prisión para Flores por cada una de las cinco víctimas.

Viñals se justifica tras la acusación del fiscal
Durante uno de los recesos, el médico Simón Viñals, que escuchó como el fiscal le achacaba “evidente falta de destreza” en las reanimaciones cardiopulmonares de las víctimas, ha salido a hacer declaraciones para asegurar que intentó reanimar a las jóvenes fallecidas, en contra de lo que establece el juez Eduardo López-Palop, para quien el facultativo dio por muertas a las jóvenes sin practicarles maniobra de reanimación.

Viñals ha afirmado que “por supuesto” hizo todo lo que pudo y sabía. “Se me juzga porque dijeron que estaba en la Sala VIP tomando copas, fíjese la cantidad de cosas que se han dicho”, ha afirmado el médico notablemente alterado.

Tras haber reiterado en distintas ocasiones a la prensa su intención de no hacer declaraciones, ha señalado que solo le importa lo que diga el juez. Así, al preguntarle por la calificación del juez de la enfermería del recinto como un “cuchitril”, Viñals Pérez ha señalado que en dicho lugar “no faltaba de nada”.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.