La Audiencia da la razón a Coca-Cola y dice que la readmisión en Fuenlabrada fue correcta

1213141AGENCIAS La Sala de lo Social de la Audiencia Nacional considera “por unanimidad que la readmisión de los trabajadores afectados por el ERE en la planta de Fuenlabrada de Coca-Cola Iberian Partners fue “regular” y, por lo tanto, da la razón a la compañía.

El auto considera que la embotelladora “mantiene milimétricamente las categorías profesionales, los salarios y horarios que tenían los trabajadores antes de que la fábrica se convirtiera en centro logístico”.

La Audiencia ha dado respuesta así a la parte recurrente -los sindicatos CC.OO. y UGT-, que pretenden que los trabajadores sean admitidos en sus centros de trabajo de Asturias, Palma de Mallorca y Alicante, así como la reposición de la actividad productiva en Fuenlabrada.

La Sala ha recordado que la ejecución de la sentencia de junio pasado “no puede abstraerse de la realidad empresarial existente, así como de la conducta de la empresa condenada”.

Coca-Cola ha cumplido “escrupulosamente”
Los magistrados han resaltado la clara disposición para la pacificación del conflicto de Coca-Cola en un “proceso que ha cumplido escrupulosamente la ejecución provisional de la sentencia que permitió a la Sala concluir con éxito un proceso ejecutivo complejo y extremadamente laborioso”.

En el caso de Fuenlabrada, la Sala ha remarcado que “contra todo pronóstico y en contradicción con su nuevo modelo organizativo”, Coca-Cola decidió reabrir el centro, si bien como centro logístico y no como fábrica, en “una manifiesta voluntad de concluir pacíficamente el conflicto”.

Ha añadido que los trabajadores de esa factoría “han logrado todos los objetivos posibles como son los empleos, los salarios y los horarios, y aunque se han modificado sus funciones se ha producido dentro de los límites de la movilidad funcional ordinaria y constituye la solución más razonable para la liquidación de conflicto”.

CC.OO. recurrirá el auto
Comisiones Obreras ha anunciado en un comunicado que va a recurrir el auto de la Audiencia Nacional en reposición y posteriormente ante el Tribunal Supremo porque modifica el contenido del fallo de la sentencia dictada por la sala de lo social confirmada por el Alto Tribunal. El sindicato cree que el embotellador no negoció el ERE de buena fe y lesionó el derecho de huelga por prácticas de sustitución.

CC.OO. considera que las decisiones de cierre del centro y los despidos consecuentes son también “totalmente ilícitas e incompatibles” con la buena fe y, por lo tanto, “no hay disculpa ni excusa que pueda justificar la decisión de la empresa de no reabrir un centro de producción industrial”.

Además, considera que abandonar la producción en Fuenlabrada y cambiar las funciones de los trabajadores despedidos, aun cuando se les mantenga en su grupo profesional y en su nivel retributivo, supone una “modificación sustancial de condiciones de trabajo” e implica que la readmisión no es regular.

CCOO reitera que en los casos en que se violan derechos fundamentales, el cumplimiento de las sentencias necesariamente debe hacerse en sus propios términos y no como la empresa decida, puesto que la prevalencia del derecho fundamental de huelga y de tutela judicial efectiva exige que se les readmita en los mismos puestos y en las mismas condiciones.

La empresa da por “finalizado definitivamente” el ERE
Por su parte, Coca-Cola Iberian Partners ha dado por “finalizado definitivamente el ERE” y se muestra “satisfecha”, después de conocer el auto. El fallo judicial afecta a 272 trabajadores incluidos en el ERE, de los cuales “214 son empleados del centro de Fuenlabrada que recurrieron la readmisión y llevan 20 meses de inactividad”, según la empresa.

Con esta resolución, -ha precisado- “la embotelladora inicia una nueva etapa” para lo que comenzará la reorganización la semana que viene. Una vez que la Audiencia Nacional se ha pronunciado, Coca-Cola Iberian Partner “solo desea que el centro de Fuenlabrada vuelva a la normalidad y que sus trabajadores se reincorporen siguiendo el cumplimiento de la sentencia”.

Un ERE que afectó a 821 trabajadores
Coca-Cola Iberian Partners, compañía resultante de la integración de las siete embotelladoras de España, ejecutó en abril de 2014 un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectó a 821 trabajadores, entre ellos, 235 despidos forzosos en Fuenlabrada de los 1.190 previstos.

En junio de ese año, la Audiencia Nacional declaró nulos los despidos de los trabajadores que no se adhirieron a las medidas de bajas voluntarias, vinculadas al cierre de las fábricas de Fuenlabrada (Madrid), Mallorca, Alicante y Asturias.

El fallo consideró que no se informó correctamente a los sindicatos de los planes de reestructuración de la compañía y que se trasladó la distribución de producto de las plantas en huelga a otras en activo.

En abril de 2015, el Tribunal Supremo desestimó el recurso de la embotelladora contra la sentencia de la Audiencia Nacional, por considerar que vulneró el derecho a la huelga, y confirmó la nulidad del despido colectivo.

En julio, la Audiencia ordenó a la empresa que en un plazo de tres días repusiera a los empleados en sus puestos de trabajo. Un mes después, Coca-Cola Iberian Partners anunció la reapertura de la planta de Fuenlabrada como centro de operaciones industriales y logísticas, en cumplimiento de la sentencia del Supremo.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.