Según detalla El Confidencial, Madonna y Kevin Sampaio se conocieron en Nueva York, donde la artista reside y donde el modelo tiene su agencia, Wilhermina Models. Allí acudió Madonna para fichar a algunos de los protagonistas de su videoclip “Bitch, I’m Madonna”, y uno de los afortunados fue este escultural portugués de 30 años.

De hecho, la chispa de la pasión ya surgió en el mismo clip, donde la cantante besa apasionadamente al que después sería su novio, que es 28 años menor que ella.

El diario español detalla que la artista está siguiendo todos los pasos para que su traslado a Lisboa con sus hijos sea lo más llevadero posible. De hecho, ya ha sido “cazada” visitando el Liceo Francés de Lisboa, situado en la elitista zona de Amoreiras, donde podrían estudiar sus dos nuevas hijas, Estere y Stella, que adoptó en febrero pasado.