La abstención de Ahora Madrid frena la propuesta del PSOE de retirar los nombres franquistas del callejero

AGENCIAS La abstención de Ahora Madrid ha hecho que la propuesta presentada como moción de urgencia por el PSOE para adaptar el callejero de Madrid a la Ley de Memoria Histórica eliminando las referencias franquistas de las vías públicas no haya podido salir adelante. Así pues, con la abstención de Ahora Madrid y la de Ciudadanos y el voto en contra del PP el debate de la moción socialista queda pospuesto.

Y ello a pesar de que la portavoz socialista Purificación Causapié, explicaba minutos antes de la votación que contaban a priori con el respaldo del partido de Manuela Carmena, necesario para sacar adelante un plan de cuatro meses por el que Madrid no tendría referencias franquistas en su callejero en 2016.

descarga (3)
image-270204

La sorpresa la ha dado en el Pleno la portavoz del Gobierno municipal, Rita Maestre, que ha explicado que este martes acordaron una enmienda transaccional con el PSOE pero que este miércoles han cambiado de idea, porque consideran que una cuestión de este alcance debería incluso plantearse en un pleno específico con el debate de todos los grupos de la Cámara.

Sí ha manifestado que en Ahora Madrid están “muy de acuerdo con el fondo de la propuesta” y que el Gobierno municipal trabaja en un plan de derechos humanos en este sentido. Ante los periodistas, Maestre ha dicho que su grupo ha decidido dejar esta iniciativa para el pleno de diciembre.

Más tarde, la alcaldesa, Manuela Carmena, ha asegurado en Twitter que su compromiso con la Ley de Memoria Histórica es “absoluto” y que quieren un proyecto “valiente debatido con todos los grupos en el Pleno de Madrid”.

La portavoz de Ciudadanos, Begoña Villacís, también se ha abstenido en la votación de la urgencia de la moción argumentado que no se puede despachar una cuestión así en unas conversaciones “por la noche”.

La portavoz del PP, Esperanza Aguirre, ha mostrado el apoyo de su grupo a quienes sufrieron la persecución directa de la dictadura y a quien “no ha encontrado los cadáveres de sus parientes” pero ha señalado que “otra cosa es otra vez el callejero y que traten de imponer esta cuestión con nocturnidad”.

A la salida del Pleno ha defendido que los políticos no pueden ponerse “a hacer de historiadores” y ha añadido que el expresidente socialista Felipe González “dijo con claridad que jamás habría llevado una ley de Memoria Histórica”.

Por su parte, la portavoz del PSOE ha dicho en el Pleno que en un asunto como ese “nunca se pueden poner como excusa las formas” y que lo importante es si hay un acuerdo porque es “urgente” poner en valor en el Ayuntamiento la Ley de la Memoria Histórica.

Causapié ha indicado que una consecuencia será la aprobación definitiva de los presupuestos, pues se demandará la aplicación de la Ley de la Memoria Histórica en la capital.

Un plan que afectaría a más de 160 calles
La propuesta del PSOE quería poner un marcha un plan para retirar los nombres franquistas de las calles de la capital en un plazo de cuatro meses, lo que afectaría a más de 160 calles, plazas y vías públicas de diferente tipo.

En esos cuatro meses, el Gobierno municipal debería realizar un plan y delimitar las calles y espacios afectados que hagan “clara mención a acontecimientos relacionados” con la dictadura para sustituirlos “en muy poco tiempo” por nombres de mujeres o luchas y reivindicaciones históricas de la defensa de la dignidad y los derechos humanos.

El grupo socialista presentó una moción de urgencia el martes para sustituir los nombres franquistas de las calles de la capital, después de que ese mismo día un abogado demandara al Consistorio para exigir la retirada de la simbología franquista.

En su demanda, el abogado Eduardo Ranz pide además el cambio de nombre de 168 calles y un buen número de centros y espacios públicos cuya nomenclatura considera “exaltadora” de la Guerra Civil y la dictadura.

A raíz de esa denuncia, Causapié ha recalcado que el Ayuntamiento de Madrid, a diferencia de lo que ocurre ahora, debe cumplir la ley y comprometerse “de verdad con la memoria histórica”. “La Ley de Memoria Histórica no tiene por qué esperar más a ser aplicada en esta ciudad y este país. Es lo natural”, ha explicado.

“Hasta ahora no se estaba aplicando la ley”, ha recalcado la portavoz del PSOE, que ha recalcado que no existe un listado acotado de la nomenclatura afectada -existe un informe de IU del año 2010- y se ha limitado a enunciar que se eliminarán los nombres que realicen “clara mención” a acontecimientos relacionados con la dictadura. Aseguraba además que el coste del estudio para delimitar las calles y espacios afectados no será elevado.

Ciudadanos había mostrado su disposición a apoyarlo
La portavoz de Ciudadanos, Begoña Villacís, cuyo grupo al final se ha abstenido, había lamentado que los socialistas no trataran con Ciudadanos esta moción de urgencia y expresó su sorpresa por esta moción de urgencia cuando en julio la alcaldesa dijo que no era una de sus prioridades.

Villacís considera la medida “electoralista”, pero en todo caso, y a diferencia de la abstención de otros grupos municipales de Ciudadanos ante mociones como esta, se había mostrado dispuesta a apoyarlo.

“Por supuesto que respetamos a las víctimas, ¿cómo no lo vamos a hacer si somos humanos?; por supuesto que condenamos la dictadura, y por supuesto que entendemos que como administración no podemos valorar si hay que cumplir o no las leyes. La ley está ahí. No vamos a hacer como otros gobiernos que dicen que hay que desobedecer las leyes. Ciudadanos va a ser responsable”, ha garantizado.


Leave a Reply

Your email address will not be published.