La ‘licencia exprés’ de Valencia registra ya 2.000 solicitudes desde febrero

La iniciativa pionera en España del Ayuntamiento de Valencia que permite a cualquier persona que quiera iniciar una actividad o realizar una obra conseguir inmediatamente la licencia correspondiente, abriendo así su negocio o iniciar su obra en apenas veinticuatro horas, ha recibido ya 2.000 solicitudes.

La ordenanza reguladora de obras de edificación y actividades del consistorio valenciano supone, en palabras de la alcaldesa, Rita Barberá, “una revolución administrativa” pues elimina trabas innecesarias en los dilatados procesos administrativos.

Con esta iniciativa, puesta en marcha el pasado mes de febrero, se da según Barberá “un paso muy importante para que cualquier emprendedor pueda iniciar la actividad con carácter inmediato y total seguridad jurídica”.

Así, todo aquel que desee realizar una actividad ambiental recreativa, de establecimientos públicos o espectáculos ya puede abrir de inmediato su negocio en Valencia.

Ello permitirá al 60 % de los emprendedores abrir sus puertas “prácticamente en el mismo momento de solicitarlo” si es una actividad inocua o incluso, una calificada, si el espacio no supera los 1.500 metros cuadrados y no supone riesgo para la salud.

La alcaldesa de Valencia ha explicado que este “esfuerzo” del gobierno local por aplicar la tramitación única servirá para “generar confianza de la iniciativa privada, favorecer nuevas oportunidades de negocio, generar empleo y atraer inversión”.

El objetivo fundamental de la ordenanza es “simplificar y racionalizar” los procedimientos administrativos y obstáculos que “venían dilatando la obtención de los correspondientes permisos municipales”, afirma Barberá.

El consistorio ha conseguido “compatibilizar la agilidad que demandan estos procedimientos con las garantías que requieren”, subraya la alcaldesa, quien insiste en que se atiende así “una de las principales demandas del mundo empresarial”.

Para la concesión de la licencia, el interesado deberá presentar únicamente una declaración responsable y una comunicación previa y posteriormente, la inspección municipal comprobará y supervisará, “a pie de obra o actividad autorizada, el estricto cumplimiento de la documentación técnica aportada”.

Sólo en determinados supuestos tasados por ley, como la alteración estructural, la modificación de la fachada o inmuebles catalogados o cuando la actividad suponga un riesgo para la seguridad y la salud, se conceden licencias y autorizaciones “ajustadas a ley” con plazos de uno, dos o tres meses según la actividad.

VLCCiudad/Redacción

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.