Juicio contra el exdictador chadiano Habré en Senegal

Valencia Noticias | Agencias.-  Senegal acoge desde ayer el juicio contra el exdictador chadiano Hissène Habré, un proceso judicial histórico, al ser el primer político africano juzgado por un tribunal de otro país africano, todo ello a instancias de sus propias víctimas.

Habré ha sido acusado como el supuesto responsable de 40.000 asesinatos políticos y 200.000 casos de tortura registrados durante su mandato, entre 1982 y 1990.

Desde 2002, los grandes criminales de la historia africana reciente han sido juzgados por la Corte Penal Internacional en La Haya, creada para conocer los tres delitos más graves: genocidio, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad.

Habré ha sido acusado como el supuesto responsable de 40.000 asesinatos políticos y 200.000 casos de tortura registrados durante su mandato, entre 1982 y 1990
image-205912

Habré ha sido acusado como el supuesto responsable de 40.000 asesinatos políticos y 200.000 casos de tortura registrados durante su mandato, entre 1982 y 1990.

Sin embargo, el exdictador no pudo ser llevado ante esta corte, ya que sus crímenes datan de la década de los 80 y la CPI carece de jurisdicción sobre ellos, según la web de rtve

El tribunal que dictará sentencia, en un proceso que se prevé que se prolongará durante unos tres meses, fue creado expresamente por acuerdo de la Unión Africana y Naciones Unidas en 2013, que impulsaron así el primer órgano jurisdiccional internacional del continente africano. De ser declarado culpable, el exdictador podría ser condenado a cadena perpetua a sus 72 años.

El juicio comienza después de que el pasado mes de marzo, un tribunal chadiano condenase por tortura a 20 altos cargos del aparato de seguridad del exdictador que, junto al Gobierno de Chad, tendrán que pagar 125 millones de dólares para compensar a más de 7.000 víctimas de la represión.

El expresidente africano lideró un régimen de terror dirigido contra la población civil, especialmente en el sur de país (1983-1985), y contra varias etnias árabes como los Hadjerai (1987) y los Zaghawa (1898-1990).

El caso se basa en si Habré, agasajado por la Casa Blanca de Reagan en 1987 tras expulsar a las fuerzas libias, ordenó el asesinato a gran escala y la tortura de sus opositores políticos y sus rivales étnicos. Sin embargo, Estados Unidos ha elogiado este lunes el juicio, al señalar el portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., John Kirby, que se trata de “un paso importante para lograr justicia para las víctimas de las atrocidades cometidas bajo el mandato de Habré” .

En 1992, el Tribunal de la Comisión por la Verdad de Chad acusó al Gobierno de Habré de alrededor de 40.000 asesinatos políticos, la mayoría llevados a cabo por su servicio de inteligencia, el Directorio de Documentación y Seguridad.

Tras el exilio en 1990 del expresidente en Senegal, y su detención en el año 2000, la justicia senegalesa concluyó que el caso escapaba de su jurisdicción. Además, Habré poseía una influencia considerable con el gobierno del por entonces presidente, Abdoulaye Wade, ya que dos de sus abogados eran ministros.

Finalmente, una investigación realizada por un juez belga volvió a colocar el caso en la agenda del país, al obligar las Naciones Unidas a extraditarlo o juzgarlo en Senegal. El nuevo Gobierno del presidente Macky Sall en Senegal situó el caso entre sus prioridades.

El comienzo del juicio este lunes pone fin a una batalla de 15 años liderada por las víctimas y los defensores de los derechos para llevar al político ante la justicia.

Varias organizaciones internacionales, entre ellas Human Rights Watch (HRW), que ha asesorado a las víctimas en su lucha para llevar a Habré ante la justicia, han realizado exhaustivos informes en los que documentan los miles de asesinatos y la tortura sistemática de presos políticos durante su mandato. Así, más de cien víctimas del exdictador han sido llamadas a declarar en el proceso judicial.

“Sólo por pertenecer a un grupo étnico determinado, como los Hadjarai o los Zaghawa, podías ser arrestado”, recordó a Efe el presidente de la Asociación de Víctimas, Clement Abaifouta, que añadió que “salir con vida de las prisiones del régimen no era tarea fácil. El Campo de los Mártires, la principal prisión militar de Yamena, fue apodada ‘el país de los muertos andantes’ “.

En la apertura de la vista este lunes, el fiscal ha subrayado que el silencio de Habré “no podrá ser interpretado como una estrategia de defensa, sino como una forma de esquivar la confrontación con sus víctimas”.

Los abogados de Habré señalan que está enfermo del corazón, y defienden la inocencia de su cliente.

“En este asunto, desde el principio, se ha señalado que Hissène Habré es culpable, así que busquemos pruebas que lo justifiquen. Ninguna de las víctimas, si es así como las estamos llamando, vio jamás a Hissène Habré. Nunca lo conocieron”, ha señalado su abogado Ibrahim Diawara.

El exdictador de Chad, Hissène Habré y sus abogados rechazaron participar en la primera sesión del juicio.

El acusado y sus seguidores, en su mayoría chadianos, han protagonizado un ruidoso incidente al grito de “abajo los traidores” durante su entrada a la sala, lo que ha obligado a los jueces a ordenar el traslado de Habré a una habitación de aislamiento.

Los abogados de Habré han adelantado que el dictador no participará en el juicio por considerarlo una “parodia de justicia montada por la Unión Africana y Senegal”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.