Jorge Rodríguez: “En cien días hemos conseguido que los valencianos dejen de avergonzarse de la Diputación”

RdP en Gandía foto_Abulaila
image-245892
El presidente Jorge Rodríguez y la vicepresidenta María Josep Amigó han hecho un balance ante los medios de comunicación de los primeros cien días de gobierno en la nueva Diputación en el que valoraron tanto la acción política y los cambios de estrategia como la mejora de la reputación de la corporación. El presidente y la vicepresidenta coincidieron en señalar el cambio experimentado en la gestión, en la percepción de la sociedad y en las nuevas formas de gobernar sobre tres ejes estratégicos: autonomía municipal, cooperación institucional y transparencia.

El presidente Jorge Rodríguez expresó su satisfacción al afirmar que “cien días dan para mucho, mucho trabajo, y hay mucho por hacer, pero sí que pensábamos que era imprescindible imprimir este nuevo carácter en la Diputación, una Diputación que ha de ser digna y que no pueda volver a avergonzar a los valencianos, que ha de servir a los ciudadanos y que esté a la altura de lo que los ciudadanos esperan. Por eso estoy convencido de que en cien días hemos conseguido que los valencianos dejen de avergonzarse de la Diputación”

Por su parte, la vicepresidenta Amigó valoró que “esto no es más que el comienzo, pero sabemos que hay mucha faena por delante. No hemos venido aquí a hacer nada más que un cambio de caras, ni a cambiar un color por otro”
J. Rodríguez: “La nueva Diputación ya ha marcado su estilo”

El presidente Jorge Rodríguez ha declarado que “nunca pensaba que en tan poco tiempo y con tantos obstáculos podíamos traer este nuevo aire que ya caracteriza a la nueva Diputación, no sólo con buenos objetivos sino con hechos”. “Por descontado que queda mucho por hacer, pero el Gobierno de la nueva Diputación ya ha marcado su estilo y sus políticas, basadas en los grandes ejes de la autonomía municipal, la colaboración institucional y la transparencia. Hasta el Partido Popular ya ha pedido ser de la nueva Diputación. Será que de la vieja no deben sentirse demasiado orgullosos”.

El también alcalde de Ontinyent se ha referido al hecho de que centenares de representantes de colectivos han sido escuchados por los diferentes responsables de la corporación que “han abierto las puertas a los que injustamente las han tenido cerrados durante demasiados años”.

Rodríguez destacó que la Diputación ha dejado de ser una institución unidireccional al escuchar a los municipios, como lo prueba el hecho de que para el Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles los ayuntamientos hayan presentado casi 1.500 proyectos, que responden a las necesidades de sus vecinos y ha precisado que habrá “menos planes pero mejor dotados económicamente y a partir de la autonomía municipal”.

En definitiva y gráficamente el presidente expresó que la nueva Diputación va a gestionar al lado de los ayuntamientos, con iniciativas como el futuro catálogo de servicios o la posibilidad de encontrar una solución mancomunada como pueda ser una policía comarcal.

Jorge Rodríguez incidió en el espíritu de la colaboración institucional del gobierno que preside que ha hecho que la Diputación participe notablemente en el programa Xarxa Llibres o en otro tipo de iniciativas de cara al futuro.

Nuevo Servicio de Transparencia e Igualdad

Fijó como otra meta conseguida el nuevo Servicio de Transparencia y Buen Gobierno que ha impulsado el diputado Roberto Jaramillo “ no sólo para cumplir la ley sino para ayudar también a los municipios a cumplirla”, algo que “nadie puede entender como un gasto sino como una inversión en cualidad democrática. Tal vez si – añadió- antes se hubiera invertido en transparencia nos hubiéramos ahorrado muchas de las vergüenzas que nos han hecho pasar los que ahora nos critican por abrir ventanas”.

El presidente de la Diputación anotó aspectos de la gestión diferenciadores como el trabajo por la verdadera igualdad al poner en marcha un plan estratégico contra la violencia de género, un problema olvidado hasta ahora hasta el punto de que por primera vez hans dio recibidas las asociaciones de mujeres para escuchar sus propuestas, algo que calificaron de “histórico”.

Así mismo no se olvidó de la preocupación del empleo y de que una de las principales inversiones de la corporación se destinan a la mejora y seguridad de las carreteras.

El presidente acabó su resumen señalando que “hemos hecho desaparecer los caprichos, el clientelismo y el estás conmigo o contra mi”.

Amigó: “Esto es sólo el principio”

La vicepresidenta María Josep Amigó valoró, por su parte, que “lo primero que hemos hecho ha sido escuchar. Escuchar a nuestra gente, a nuestros concejales y concejalías, alcaldes y alcaldesas, a las asociaciones, a los sindicatos, a la sociedad civil. Comenzar dando la cara en lugar de dar la espalda”, para después relatar brevemente un repaso de la gestión de algunas áreas de gobierno.

En cuanto a la cooperación municipal destacó no sólo el Plan de Inversiones sostenibles sino que anunció que la nueva Diputación hará planes de obras y servicios de manera que “cada municipio se pueda organizar los recursos y que tengan la suficiente libertad para poder decidir dónde irán las inversiones, dónde son más necesarias”, priorizando determinados criterios como la eficiencia energética, la igualdad o los proyectos mancomunados, y buscando también la potenciación de las mancomunidades.

Amigó dibujó el perfil de la nueva Diputación al señalar que “la racionalización, la objetividad, la transparencia y la autonomía local son, por tanto, marca de la casa”.

En cuanto al área de Medio Ambiente resaltó que el diputado, Josep Bort, se ha recorrido todos los parques de bomberos y “hemos comprobado el irregular estado de estas infraestructuras. Desde aquí avanzamos que haremos un esfuerzo económico extra en el presupuesto del año que viene para mejorarlas”.

Amigó se refirió también a que la Diputación ejercerá de coordinadora del Pacto de alcaldes, algo que “permitirá actuar como estructura superior para facilitar la adhesión de los municipios valencianos y coordinar la lucha local contra el cambio climático”.

Cambios en Cultura

La vicepresidenta mostró el cambio efectuado en las direcciones de los museos dependientes de la Diputación como una buena política de aprovechar los recursos humanos de la administración o los constantes contactos con representantes del sector cultura valenciano. Amigó informó a la prensa que Cultura, en las reuniones que ha mantenido con los diferentes centros de estudios comarcales, se ha comprometido a “potenciarlos como una herramienta para el estudio, la puesta en marcha de proyectos comarcales y la difusión de nuestra cultura”.

“Smart región” y apoyo al turismo

Tras reseñar los pasos dados para que la implantación de la administración electrónica llegue a todos los municipios y elaborar el portal de transparencia, anunció que el departamento está preparando un “Smart región”, “un gran proyecto con el cual hemos de convencer al ministerio para que nos lo subvenciones y que permitirá extender el concepto de “Smart city”, de ciudad inteligente, a los municipios de nuestras comarcas”.

Finalmente, comentó que “como en otras áreas, en Turismo la acción política se basaba en la discrecionalidad y criterios arbitrarios” y detalló que ahora se está trabajando en la elaboración de “unas líneas maestras para la confección de un plan estratégico con el interés de hacerlo participativo a todos los actores del sector, con criterios técnicos, cooperación con la Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia y con una apuesta por la tecnología aplicada al turismo y para ello contarán con las universidades.


Leave a Reply

Your email address will not be published.