Joan Ribó muestra su disconformidad con la alternativas para el soterramiento de las vías y el proyecto final del Parque Central

17-11-15-parquecentral-1478
image-264125
“Tiene unos gravísimos problemas de dilación y una afección igualmente grave en el Plan General de Ordenación Urbana de Valencia”

Joan Ribó muestra su total disconformidad con la alternativa propuesta por ADIF y Ministerio de Fomento para abaratar costes en la solución ferroviaria para Valencia

Han tardado 20 meses en presentar una propuesta “unilateral” que contempla tres fases, un presupuesto de 1.426 millones   y una estación en un sólo nivel Para Joan Ribó, el ministerio de Fomento pretende “empezar de cero: que volvemos al casilla de salida”.

“Nosotros hemos de decir claramente que no estamos de acuerdo con esta alternativa que se nos ha presentado desde ADIF y desde el Ministerio de Fomento, porque tiene unos gravísimos problemas de dilación y una afección igualmente grave en el Plan General de Ordenación Urbana de Valencia”, ha afirmado Joan Ribó en la rueda de prensa convocada tras la reunión de la Junta General Extraordinaria de la Sociedad Parque Central en la que el alcalde ha tomado posesión como vicepresidente primero,   la consellera de Infraestructuras, Maria José Salvador, como vicepresidenta segunda, y los concejales Vicent Sarrià y María Oliver como consejeros de la Sociedad.

CINCO AÑOS MÁS DE DEMORA

En esta Junta General, presidida por el Secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez Pomar, se ha presentado, después de 20 meses, la propuesta alternativa para la solución ferroviaria que Valencia lleva reclamando desde el año 1991.Esa propuesta, frontalmente rechazada tanto por el Ayuntamiento como por la Generalitat, contempla una reducción de costes de 2.800 millones de euros a 1.426,a costa de reducir de 2 a 1 los niveles de la nueva estación y de ejecutar el proyecto en tres fases presupuestadas la primera en 273 millones ;la segunda en 596 y la tercera en 557 millones. De esos 1.426 millones el gobierno central aportaría el 505, la Generalitat un 25% y el Ayuntamiento de Valencia el 25% restante.

Frente a esta alternativa, cuya demora en ser presentada ha sido duramente criticada por Ribó y María José Salvador, el alcalde ha reiterado “que tiene unos grandes problemas “que tiene unos graves problemas para la configuración del estudio, que tardaría hasta 5 años a estar terminado”. que desde el Ayuntamiento hemos evaluado en aproximadamente cinco años”.  Esa solución, además, al contemplar una estación definitiva en un solo nivel, y no en dos, tendría una afección muy directa en el PGOU, ya que  supondría ocupar más superficie y haría más inviable la construcción de las grandes torres con las que se obtendrían plusvalías para hacer frente a un proyecto tan oneroso.

“A nosotros lo que nos gustaría, y lo que se pide de una manera clara porque está en la  Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas, es que  las fluidas relaciones y la colaboración entre distintas administraciones comience ya a funcionar. Por eso hemos pedido explícitamente que se cree una comisión para trabajar posibles alternativas que sean rápidas y que no  afecten al Plan General, porque eso tiene unos costes muy elevador para el Ayuntamiento y para la ciudad”, ha afirmado igualmente Joan Ribó, en plena coincidencia con la consellera de Infraestructuras. Ambos han lamentado   “los retrasos que se están produciendo sobre este asunto en la ciudad de valencia; retrasos  que para nosotros son muy difíciles  de asumir”.

También ha criticado Joan Ribó que la alternativa para la solución ferroviaria  que se presentaba por parte  ADIF y el Ministerio de Fomento se “haya hecho de forma unilateral, y queremos manifestar nuestra disconformidad  porque pensamos que ese estudio presenta una serie de problemas que a nuestro entender son importantes”. El alcalde ha dejado constancia, también, del malestar del Ayuntamiento “por no disponer todavía de un estudio como el del túnel de Serrería, del que deberíamos disponer desde hace tiempo pero del que desgraciadamente no disponemos de ninguna  información a pesar de que presupuestariamente parece que está ya acabado”

Ha añadido que por parte del gobierno municipal “entendemos que el Corredor Mediterráneo, el túnel de Serrería, el Eje Pasante y la nueva Estación forman parte de una misma solución  fundamental para resolver los problemas de conexión ferroviaria de la ciudad de Valencia”.

Joan Ribó ha insistido en que la manifiesta disconformidad del Ayuntamiento con  el estudio y la alternativa hoy presentados “es,  en primer lugar,  porque  este estudio, una vez más, plantea una demora importante de cinco años. ¿Por qué motivo?: el proyecto original sí que tiene un estudio informativo, pero este estudio no lo tiene. En segundo lugar, el  original sí que tiene un proyecto ejecutivo, pero este estudio no lo tiene y está como máximo al nivel de anteproyecto. En tercer lugar, y eso es muy grave para nosotros, el proyecto original no tenía ninguna afección sobre el Plan General de Ordenación Urbana, y este supone una grave afección”.

 

NI ESTACIONES DE ARAGÓN Y UNIVERSITARIA, NI PARKING SUBTERRÁNEO

Ribó ha recordado que “está claro” que el  objetivo de esta alternativa  era abaratar los costes y modular el proyecto pudiéndolo hacer en etapas, “pero los presupuestos que se plantean a nivel de anteproyecto, en el proyecto original ascendían a 804 millones y en este son de  1.426 millones. Cuando pasa a nivel de proyecto ejecutivo, el proyecto original pasa a 2800 millones, que efectivamente  es un coste muy elevado. Pero desconocemos a cuánto  pasará el de esta  esta alternativa, por mucho que se intente decir que se han ajustado los costes”.

Ha asegurado el alcalde de Valencia que “si hablamos de las obras pendientes,  en estos momentos harían falta unos 2.000 millones para las obras pendientes, y en el proyecto que se nos presenta el presupuesto es de 1.426 millones de euros, a los que hemos de añadir los costes de la afección en el Plan General, que podrían  llegar a los 230 millones de euros y que afectarían directamente al Ayuntamiento”.

También ha criticado que en la alternativa presentada “hay  una serie de elementos que estaban en el proyecto original y que consideramos fundamentales, como por ejemplo las estaciones de Aragón y la Estación Universitaria, que en ningún momento hemos visto que estén cuantificadas, como tampoco se habla  del parking subterráneo, que está en el proyecto original y  evidentemente también tiene un coste”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.