Joan Ribó, Joan Calabuig y Jordi Peris han asegurado hoy conjuntamente su voluntad de “dar un giro social a la ciudad”.

El Consejo Social recibirá las principales líneas de los Presupuestos del Equipo de Gobierno el próximo martes a les 18 horas.
Joan Ribó, entre Joan Calabuig (izquerda) y Jordi Peris (derecha)
image-255421

Joan Ribó, entre Joan Calabuig (izquerda) y Jordi Peris (derecha)

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, el primer teniente de alcalde, Joan Calabuig, y el segundo teniente de alcalde, Jordi Peris, han comparecido hoy juntos ante los medios de comunicación para garantizar la “unidad de criterios, principios y objetivos” de cara a la elaboración de los Presupuestos Municipales para el próximo ejercicio, 2016.

“Aquellos que confunden los deseos con la realidad, ha de saber que éste es un Gobierno muy sólido porque estamos totalmente de acuerdo en los principios y en el funcionamiento diario”. Así se ha manifestado hoy el alcalde, Joan Ribó, quien ha explicado que el Gobierno Local ha estado inmerso en la negociación y elaboración de la propuesta de Presupuestos Municipales para 2016, que serán aprobados de manera inicial por el Pleno del Ayuntamiento el próximo 20 de noviembre, y de manera definitiva (una vez expuestos al público y analizadas las enmiendas que se puedan presentar), el 23 de diciembre.

Ribó, acompañado por los tenientes de alcalde Joan Calabuig y Jordi Peris, ha explicado la elaboración de los presupuestos arranca de las previsiones de ingresos, y el Gobierno del Estado (cuya participación es fundamental) no ha aprobado sus previsiones hasta hace pocos días. “A partir de ello se hace la previsión de gastos –ha recordado el alcalde- pero el condicionante de que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha prohibido tener déficit, es decir, que no podemos gastar más de lo que ingresamos. Pero está prohibido para los municipios, no para el propio Estado, que sí puede incrementar su déficit…”. Y además, en el caso del Ayuntamiento de valencia también está prohibida la posibilidad de incrementar el endeudamiento “como consecuencia de los niveles en los que estamos. Al llegar al Ayuntamiento teníamos un nivel del 93,5% (correspondiente a 2015), que rebajaremos –ha denunciado Ribó- pero que nos impide acceder a más recursos”.

El primer edil ha definido las tres patas de la cuestión: recursos limitados, que los servicios en funcionamiento no pueden ser desabastecidos, “y a la vez –ha subrayado- que los grupos que integramos el Equipo de Gobierno tenemos una voluntad muy diferenciada respecto al partido que estaba gobernando hasta ahora”. “Queremos avanzar mucho en temas sociales, enseñanza, servicios sociales, vivienda, fomento del empleo, transparencia, participación…”, explicado, y ha afirmado que “se está trabajando en el Presupuesto bajo estas ideas, sin desvestir un santo para vestir otro”.

UN PROYECTO DE CIUDAD RADICALMENTE DISTINTO

El alcalde ha concluido afirmando su voluntad de “dejar muy claro a la sociedad valenciana que nosotros tenemos un proyecto de ciudad radicalmente distinto al que había, pero los recursos económicos de que disponemos no son los que querríamos, porque estamos limitados por los corsés Montoro”.

En parecidos términos se ha manifestado el primer teniente de alcalde y portavoz del Grupo Municipal Socialista, Joan Calabuig, quien ha afirmado que “las fuerzas políticas en el Gobierno de la ciudad compartimos claramente la voluntad de que estos Presupuestos supongan un claro giro social”. Calabuig ha adelantado además que durante la próxima anualidad “habrá más recursos para poder invertir, y eso será posible porque se han hecho bien las renegociaciones con los bancos, y se ha priorizado el empleo, la inversión y las personas frente a la prisa excesiva que tenía el PP para devolver el dinero a los bancos, que no hacía tanta falta”.

Joan Calabuig ha concluido su intervención asegurando que los integrantes del Gobierno Local “compartimos una filosofía y unos principios, y nosotros aseguramos desde nuestra madurez como fuerza política con vocación de Gobierno, la estabilidad, la gobernabilidad y el acuerdo”.

Finalmente, el segundo teniente de alcalde y portavoz de Valencia en Comú, Jordi Peris, ha explicado que su planteamiento respecto a votaciones presupuestarias que ya se están realizando (por ejemplo en la Junta Central Fallera o en la Fundación Deportiva Municipal, en las que su representante optó por la abstención) “hay que leerlo en términos de tiempo, y de estar trabajando en la elaboración de Presupuestos”. “Pero las líneas y las prioridades políticas de este Gobierno –ha añadido- son absolutamente compartidas por los tres partidos que lo integramos. Y una de esas líneas es el acento social que queremos que tenga el Presupuesto Municipal del año que viene”.

El acto para la prensa ha concluido con las palabras del alcalde Ribó, quien ha lamentado además la falta de personal de algunos servicios, que ha redundado en el estado de elaboración de los Presupuestos. “En los últimos 4 años se han perdido, sobre todo por jubilaciones, 500 puestos de trabajo, y hay Servicios Municipales casi sin personal”, ha lamentado.

También ha denunciado el alcalde las limitaciones para recurrir a préstamos. “No es que no queramos, es que no nos autorizan”, ha lamentado, y ha citado como ejemplo “un préstamo de 4,2 millones que queríamos solicitar a IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía) para reformar todo el sistema de iluminación pública de nuestra ciudad”. “Valencia es, junto a Doha (Qatar) y Los Angeles (EEUU), las tres ciudades con más contaminación lumínica del mundo –ha explicado- y queríamos solucionarlo y, a la vez, reducir la factura eléctrica, porque la inversión sería amortizada en sólo dos años. Pero no nos han autorizado”.

 


Leave a Reply

Your email address will not be published.