Joan Ribó considera que la actitud del gobierno central es un boicot intencionado a la ciudad de Valencia

“Está dejando al consorcio en una situación absolutamente insostenible”

El conseller Vicent Soler afirma  que  el comportamiento  de Montoro es un ninguneo a los intereses de los valencianos y un insulto a la inteligencia

Boicot intencionado a los intereses valencianos y ninguneo a la ciudad de Valencia son algunas de las expresiones empleadas por el alcalde Joan Ribó y por el conseller de Hacienda Vicent Soler para referirse a la actitud del Gobierno Central respecto al Consorcio Valencia 2007, al impedir que pueda hacer frente a la contratación urgente de los servicios de seguridad y mantenimiento de la Dársena.  Ribó y soler han acusado al ministro Cristóbal Montoro de haber mentido al excusarse en que  Ayuntamiento y Generalitat no habían hecho frente a sus pagos.

Al referirse  a la argumentación del ministro Cristóbal Montoro de que no se podía celebrar la reunión porque no se habían pagado las obligaciones tanto del Ayuntamiento como de la Generalitat respecto al Consorcio, “que se fijaron en una reunión de marzo de 2014 presidida por la anterior alcaldesa en la cual se establecía que en el año 2015 el Ayuntamiento había de pagar 600.000 euros”, Joan Ribó ha recordado que “cuando  entramos al gobierno pudimos comprobar que en el presupuesto de 2015 no se habían contemplado esta partida. La señora Barberá se comprometió a una cosa que después no incluyó en los presupuestos. Pero al señor Montoro le hemos de decir una cosa muy clara: usted miente, porque con fecha 18 de diciembre de 2015 tuvimos que adelantar una partida de 600.0000 euros para pagar ese compromiso, y en los presupuestos de 2016 hay consignados 3’05 millones; 600.000 para pagar lo de 2015 y el resto para pagar lo de 2016”.

Vicent Soler ha corroborado que también la Generalitat ha hecho  frente a sus compromisos con el Consorcio, “y por lo tanto usted miente, señor Montoro, y no se puede ser ministro y decir mentiras como las que usted dice para excusarse de algo que es inexcusable y no acceder a firmar  dos contratos que son imprescindibles”, ha afirmado el alcalde de Valencia. El conseller Soler ha calificado de “terrible y lamentable” que un ministro actúe así.

 COMPROMISO DE RENEGOCIAR LA DEUDA

Ribó ha recordado que el 5 de mayo se acaba el contrato de seguridad, “y a partir de esa fecha, si no se arregla la situación, no habrá seguridad en la Dársena. Un poco más tarde, en agosto, no habrá contrato de mantenimiento. Usted será el responsable”- La misma responsabilidad le ha atribuido al Ministro de Hacienda en funciones respecto a los siete millones de deuda que tenemos con el Banco de Santander. “Había un compromiso por parte del gobierno del Estado para negociar esa deuda, pero no se ha hecho absolutamente nada y en estos momentos están embargadas las cuentas del consorcio. Me parece una posición absolutamente intolerable por parte del Gobierno Central, y no podemos consentir ni soportar que se cuenten historias que no son ciertas y que un elemento del patrimonio valenciano como la Marina se deje en la situación insostenible en que está”.

Vicent Soler ha dicho sentirse “realmente escandalizado”  por la actuación del Gobierno del Estado,  se ha referido a los primeros correos electrónicos recibidos donde se afirmaba que el Estado no podía tomar decisiones “sobre contratos que pueden comprometer el margen de actuación del futuro gobierno”, y ha criticado esa negativa a “hacer frente a la gestión de unos servicios básicos que pueden deteriorar gravemente el patrimonio de los valencianos”. El conseller ha calificado esa actuación del Gobierno Central como “un insulto a la inteligencia y un ninguneo a los intereses de los valencianos que no tiene ninguna explicación, porque todos los días, y hoy mismo, se están haciendo licitaciones parecidas en otros lugares de España”.

Del mismo modo en que lo ha hecho Joan Ribó en varias ocasiones, Vicent Soler

se ha referido al agravio comparativo frente a otros grandes eventos. “No es posible que se haya pagado la Expo de Sevilla, los Juegos Olímpicos de Barcelona, la Expo de Zaragoza, la Capitalidad Cultural de Madrid, y los  440 millones de deuda del Consorcio sean ignorados por el Gobierno de España. ¿Es que los valencianos no pagamos nuestros impuestos? ¿No somos tan ciudadanos como en cualquier otro lugar? ¿Por qué este trato discriminatorio?”. Ha denunciado el silencio que están manteniendo tanto “el Delegado del Gobierno del señor Rajoy, Juan Carlos Moragues, como la líder del Partido Popular, Isabel Bonig, que están callados respecto a un asunto gravísimo de trato discriminatorio y de ninguneo de los intereses valencianos. No podemos consentir que  continúe ese trato  absolutamente impresentable por parte del Gobierno de España respecto a los valencianos”.

LA IMPORTANCIA DE LA DÁRSENA

Ambos han coincidido en la importancia de la Dársena para la ciudad de Valencia. “Es el punto de conexión de Valencia con el mar, pero también el clúster de innovación en el que estábamos trabajando para que entraran empresas que crearan trabajo, pero con esta situación todos esos proyectos no van a poder realizarse. Es un  boicot intencionado a la ciudad de Valencia, y no pueden justificarse en la  interinidad. ¿Es que no cobra el señor Montoro aunque sea interino. Lo intolerable es que en este asunto la que está saliendo perjudicada, por dejar al Consorcio en una situación totalmente insostenible, es  la ciudad de Valencia”, ha asegurado Joan Ribó.

El alcalde ha añadido que espera que “el gobierno del Estado cambie de color rápidamente y la situación se pueda abordar de otra manera. En  el asunto de la seguridad nos queda muy poco margen. Es una cuestión de tres, y si no hay un acuerdo por parte del Estado, si el tercer elemento, que es definitivo, no quiere trabajar,  es muy difícil hacer cosas. Nos queda muy poco margen,  pero estudiaremos las medidas de emergencia”. Ribó ha dicho que no han contemplado la disolución del Consorcio. “Esperamos que salga adelante porque pensamos que hay otros gobiernoS  posibles en Madrid que seguro que serán mucho mejores que el actual.”

Vicent soler, por su parte, ha manifestado que el Consorcio es fundamental “no solo para la ciudad de Valencia, sino también para desarrollar una política  de innovación para el nuevo modelo productivo que plantea la Generalitat. Es evidente que si esos 440 millones de euros no son condonados por quien tiene la obligación de hacerlo, como ha ocurrido en otras ciudades, será muy difícil conseguirlo por los  efectos directos de deterioro patrimonial y paisajístico de una parte sensible de la ciudad de Valencia, y por lo que significa de restringir e ir hacia atrás en políticas de innovación tecnológicas  fundamentales para ese cambio del modelo productivo valenciano”.

Al ser preguntado Joan Ribó sobre el embargo de las cuentas del Consorcio, el alcalde ha confirmado que “afecta a todos los ingresos y va a dejar al Consorcio sin ningún tipo de ingreso para poder pagar nada. Es un asunto que Madrid se había comprometido a afrontar, y el no hacerlo está suponiendo el colapso de todo el Consorcio  a cuatro o cinco meses vista”.

El alcalde ha señalado igualmente que “este Consorcio podría funcionar perfectamente si cada parte asumiera lo que ha de asumir como se ha hecho en el resto del Estado, pero el problema es que el gobierno estatal no funciona en Valencia, que está segregando a esta ciudad. El  problema no es el Consorcio, es un gobierno central que no está respondiendo en absoluto a los intereses de una ciudad como Valencia.”

 

 


Leave a Reply

Your email address will not be published.