Javier Puebla: “Recuerdo la conversación que tuve con Pío Nono cuando compré el cielo”

Puebla se puso en la piel del personaje para escribir la historia.
image-335149

Puebla se puso en la piel del personaje para escribir la historia.

El Péndulo | Jimmy Entraigües.- Acercarse al universo literario de Javier Puebla es adentrarse en un territorio muy peculiar y sugerente. Puebla es un viajero empedernido, columnista, poeta y guionista que hace uso de la palabra escrita allí donde le llama su deseo. “Mi pasión es escribir”, dice minutos antes de empezar la entrevista.

Su llegada a Valencia viene motivada por su nueva novela, ‘El hombre que inventó Madrid’ (Algaida, 2016), en donde Puebla plasma con desbordante imaginación los avatares de José de Salamanca, personaje de notable encanto en su condición de truhan, noble, inversor todopoderoso o arruinado visionario que no pierde la sonrisa.  Según confiesa, durante meses fue Salamanca.

El Péndulo: Parece que el escenario de la novela histórica es perfecto para una novela como ‘El hombre que inventó Madrid’ que, además, se interrelaciona con otros géneros.

Javier Puebla: Bueno, no considero esta novela como una novela histórica, incluso no está así dentro de la colección pero…, es verdad que el marco histórico en el que se desarrolla la aproxima pero tiene thriller, tiene un punto de novela negra y…, bueno, si hablamos que la historia se centra en un personaje que está muerto podrías decir que se trata de una novela histórica.

E.P.: Por eso indicaba lo del escenario.

Portada del libro.
image-335150

Portada del libro.

J.P.: Creo que es más novela que hecho histórico o novela histórica. Tampoco nadie puede decirme que todo lo que pasa no sea verdad pero… No pretendo tampoco hacer una biografía exhaustiva del marqués de Salamanca sino que utilizo a un personaje real para contar una historia, una forma de ser y…, sí es un buen pretexto el escenario histórico y siempre ha funcionado porque…, ya en la época de Dumas, y Dumas sale en la novela ya que es un cameo importante, él hacía novela histórica o ficciones históricas.

E.P.: Siempre se dijo que hablar del pasado es hablar del presente.

J.P.: Yo podría hablar de Rita Barberá pero es muy reciente, y te aseguro que me metería en la piel de doña Rita, pero caería mal a unos y caería bien a otros pero…, al hablar de un personaje que lleva muerto más de cien años pues es menos provocador. Por sí que es un poco así, como te cuento; mi novela es muy del presente porque me convertí en José de Salamanca para escribirla.

E.P.: ¿Introspección del personaje?

J.P.: Es que yo trabajo así. Soy como un actor de teatro o de cine que se convierte en su personaje. Yo era el hombre más rico de Europa mientras escribía y me pasaban cosas curiosas. Entraba a un hotel carísimo y decía “todo esto es una porquería, no me gusta”. Durante seis meses trabajé muy intensamente en el libro y me convertí en el personaje. Luego miré la documentación para mirar hasta dónde me había equivocado y descubría que había acertado en un noventa y pico por ciento. Cogí cosas fundamentales y recuerdo la conversación que tuve con Pío Nono (el papa Pío IX) cuando compré el cielo. Claro que el Papa necesitaba más dinero y le dice a Salamanca, “¿tú crees que el Papa debería estar en el cielo?”. Salamanca le responde que sí, que por supuesto y.., entonces el Papa le dice, “pues si tú me ayudas en esto te garantizo que entras de mi mano”. Y esa conversación la recuerdo perfectamente, sé que tuve la charla con el Papa.

E.P.: En el caso de Salamanca nos encontramos con un truhan y un canalla simpático que gusta al lector.

J.P.: Sí, casi siempre gustan este tipo de personas. Es una cosa curiosa. El ladrón, por ejemplo, tiene la dificultad de que siempre lo pillan. En la india, y estuve allí, a los ladrones los pillan siempre. En el caso de un tipo astuto que es capaz de hacerse millonario a costa del movimiento del mundo sin romperlo y guardando un equilibro empatiza con todo el mundo. Recuerda la película ‘El golpe’, donde Paul Newman es un estafador, y la gente estaba encantada. Imagínate que tuviéramos un presidente que fuera un pillo, que a lo mejor lo hemos tenido, no quedaría bien pero…, sin nadie lo sabe y el país funciona maravillosamente y el tipo se lo ha montado bien…, caería fenomenal. A mí me gustan los personajes como El Zorro, Robin Hood porque son un poco como héroes del pueblo y Salamanca es de todo un poco, truhan, héroe, canalla… La gente no simpatiza con los hijos de ricos, de banqueros o de grandes empresarios pero si eres de una familia humilde y eres listo y oportunista, la gente te mira de otra forma.  Yo he sido truhan y canalla y bohemio para escribir el libro.

E.P.: Un juego de dualidad.

J.P.: ¡Pero es que soy así y escribo así! (sonríe). Yo era mucho más el personaje que el constructor del personaje. Salamanca era yo todo el tiempo. Cuando se muere mi padre, en la ficción, recuerdo que reventé dos caballos yendo de Madrid a Málaga. Recuerdo cómo subí las escaleras, la cara de mi madre…, era yo y era también Salamanca. No sé si otros escritores toman la vida de sus personajes que quiero y quise ser Salamanca. Luego viene es trabajar los aspectos de la escritura, que intento que sean los menos posibles, pero me interesa la aventura, la acción en la que se mueve el personaje y por eso decido vivirla.

Puebla visitó Valencia presentando su nueva novela.
image-335151

Puebla visitó Valencia presentando su nueva novela.

E.P.: Javier, muchas gracias por recibirnos y desvelarnos los interiores de tu nuevo trabajo.

J.P.: Gracias a vosotros y…, aunque estoy un poco con sueño no sé si por momentos me sentí el personaje pero…, me hubiera gustado grabar con el móvil la entrevista y así también conocer la opinión del personaje.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.