Italia contendrá a los migrantes para que los controles fronterizos en Europa no minen sus rutas comerciales

descarga (4)
Policías antidisturbios italianos patrullan en el paso Brenner en la frontera con Austria.
Crisis de los refugiados

Italia ha incrementado en un centenar de efectivos las fuerzas ya desplegadas en su frontera alpina para contener a los migrantes que intentan cruzar a Austria.

La medida es una reacción a la decisión de Viena de estrechar los controles fronterizos para rechazar el flujo de migrantes, barreras que están afectando al tránsito comercial entre ambos países, y que Italia necesita relajar.

Austria vive un auge del nacionalismo desde el inicio de la crisis de los refugiados que se ha manifestado en el triunfo de la ultraderecha en los últimos comicios.

Para apaciguar a su vecino, Roma ha anunciado este viernes el traslado de 110 policías al paso Brenner, fronterizo con Austria. Angelino Alfano, ministro de Exteriores italiano, ha dicho que esta dotación suplementaria de guardias vigilará este paso situado en la frontera transalpina.

Con el comercio hemos topado

Alfano, acompañado por su homólogo austríaco Wolfgang Sobotka, se ha expresado así este viernes desde el paso Brenner, y ha añadido: “Los migrantes que lleguen aquí pensando cruzar a Austria, serán trasladados a refugios italianos”, en declaraciones al canal SkyTG24.

Italia y Austria pertenecen a la zona de libre circulación comunitaria, el espacio Schengen. Sin embargo, Viena amenazó hace un mes con levantar alambradas y reducir el tráfico de las autopistas que atraviesan la frontera con Italia en caso de que hubiera un repunte en las llegadas de migrantes durante el verano.

En la medida en que el paso por la frontera alpina con Austria es la principal vía comercial terrestre de Italia con Alemania, “reducir el tráfico rodado tendría un enorme impacto en el comercio y en los viajeros”, ha afirmado Alfano. Alemania es uno de los principales socios comerciales de Italia, a través de Austria.

Como en Francia

Alfano alega que los controles en Brenner serían similares a los de Ventimiglia, donde los migrantes son bajados de los trenes o detenidos en la carretera para evitar que crucen la frontera hacia Francia.

Desde enero hasta el 10 de mayo, en 2016 han llegado a Italia 31.250 migrantes por vía marítima, un 14% menos que en el mismo período del año pasado, según el ministrio del Interior italiano. Sin embargo, las autoridades temen que el verano y el buen tiempo provoquen un incremento de la cifra.

La medida italiana alivia la tensión creada tras las críticas del primer ministro Matteo Renzi a Austria, por la decisión de construir una valla de 370 metros en Brenner.

Un propósito que parece Roma parece haber conseguido: “Si Italia continúa como hasta ahora”, ha dicho Sobotka en referencia al refuerzo anunciado este viernes, “entonces no habrá necesidad de controles”, ha afirmado.

Aunque la valla de la discordia no se ha empezado a levantar, Viena no descarta preparativos para futuros controles, con prudencia, eso sí, ha señalado Sobotka

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.