Infantino, nuevo presidente de la FIFA

La FIFA, el máximo organismo rector del fútbol mundial, ya tiene nuevo presidente. Se trata del suizo Gianni Infantino, actual secretario general de la UEFA, que relevará en el cargo a su compatriota Joseph Blatter, suspendido por los escándalos de corrupción.

Infantino ya había ganado la primera votación, con 88 votos; seguido del jeque de Baréin y presidente de la Confederación Asiática, Salman Bin Ebraim al Khalifa, que ha obtenido 85. Pero se necesitaban dos tercios de los 207 electores presentes en el Congreso Extraordinario.

Eran los dos máximos rivales al cargo, muy por delante del príncipe Ali Bin al Husein, con 27 votos, y el francés Jerome Champagne, que ha quedado eliminado tras obtener solo siete en la primera votación.

El jeque bareiní era el máximo favorito tras presentarse al Congreso con el apoyo de las confederaciones africana y asiática, pero en la recta final Infantino se ha hecho con los votos de los electores del príncipe Alí, que ha obtenido solo cuatro. Al Khalifa se ha quedado con la miel en los labios tras haber obtenido 88 votos.

El sudafricano Tokyo Sexwale, asesor de FIFA contra el racismo, se retiró previamente anunciando que se pone “a disposición de quien gane. Mi campaña se suspende desde ya”, dijo en su discurso.

Infantino completará el mandato que inició Blatter a finales de mayo, por lo que durará tres años, hasta 2019 y no hasta 2020.

Busca una “nueva era”

Infantino ha asegurado en su primer discurso nada más ser proclamado que su objetivo es “trabajar con todos” para “construir una nueva era en la FIFA” que permita “devolver al fútbol al centro del escenario”, después de una época marcada por los escándalos, prometiendo que logrará “restaurar la confianza” en el organismo.

“No puedo expresar mis sentimientos en ese momento, después de un viaje tan excepcional que me ha llevado a encontrarte con mucha gente fantástica, gente que respira fútbol y ama el fútbol, mucha gente que se merece que la FIFA sea muy respetada. Restauraremos la confianza en la FIFA y lograremos que todo el mundo la aplauda. Tenemos que estar orgullosos de la FIFA y de lo que hacemos juntos”, dijo Infantino en sus primeras palabras como presidente.

El suizo quiso “dar las gracias a las 209 asociaciones miembro y a los otros cuatro candidatos” que se presentaban a los comicios, que describió como “una competición deportiva” e interpretó como “una señal de democracia en la FIFA” durante el Congreso Extraordinario del organismo celebrado en Zúrich (Suiza).

“Quiero ser el presidente de todos vosotros. He viajado por todo el mundo y continuaré haciéndolo. Quiero trabajar con todos para construir una nueva era en la FIFA en la que podamos devolver el fútbol al centro del escenario. Muchísimas gracias a todos”, agradeció visiblemente emocionado.

Mandato limitado a 12 años

Las reformas de funcionamiento y gobierno limitarán los mandatos presidenciales -12 años- y eliminarán el Comité Ejecutivo para crear en un nuevo consejo supervisor y una comisión de gobernanza, entrarán en vigor 60 días después del congreso.

Estas medidas permiten una clara separación entre las funciones “políticas” y de gestión. El Comité Ejecutivo se transforma en un Consejo, que se encarga de fijar la dirección estratégica global. Aumenta de 24 a 36 sus miembros y al menos seis serán mujeres, elegidas por cada una de las seis confederaciones.

Diez meses llenos de escándalos

Detenciones, imputaciones, sanciones e inhabilitaciones han sido casi una constante desde que el pasado mayo se conoció la investigación que el FBI lleva a cabo por casos de corrupción dentro de la FIFA y que parte del testimonio del estadounidense Chuck Blazer, exsecretario general de la CONCACAF.

La investigación por sobornos, que alcanzarían los 200 millones de dólares, incluye 92 cargos por delitos como organización mafiosa, fraude masivo y blanqueo de dinero, según desveló en diciembre la fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, y afecta principalmente a la CONCACAF y la CONMEBOL.

La elección de Rusia y Catar precipitó la caída de Blatter

En paralelo a las actuaciones policiales, el Comité de Ética independiente de la FIFA ha decidido más de una veintena de sanciones, temporales y perpetuidad, de los implicados y otros directivos por incumplir las normas éticas. Las tres más sonadas la del presidente durante los últimos 17 años, Joseph Blatter, quien se consideraba su delfín y presidía la UEFA desde 2007, Michel Platini, y el secretario general, Jerome Valcke.

Entre los multados y advertidos figuran el presidente de la Federación Española, Ángel María Villar, y el alemán Franzk Beckenbauer, exmiembro del Comité Ejecutivo, ambos por incumplir las normas de conducta en el contexto de las investigaciones sobre la polémica elección de Rusia y Catar como sedes mundialistas de 2018 y 2022.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.