Incautadas 9.800 toneladas de alimentos y bebidas falsificadas perjudiciales para la salud en la Operación OPSON VI contra el fraude alimentario valoradas en 230 millones de euros

Expertos se preparan para investigar la “carne podrida” que se exporta a más de 150 países (AFP)

Expertos se preparan para investigar la “carne podrida” que se exporta a más de 150 países (AFP)

Los productos de consumo aprehendidos abarcan desde bebidas alcohólicas, agua mineral, cubos de aderezo, marisco y aceite de oliva hasta productos de lujo como el caviar. Se han realizado más de 50.000 inspecciones en tiendas, mercados, aeropuertos, puertos marítimos y polígonos industriales

En esta operación, desarrollada desde el 1 de diciembre 2016 al 31 de marzo de 2017, han participado 61 países (21 Estados Miembros de la Unión Europea) lo que supone un aumento de los países copartícipes respecto a los 57 de la anterior edición

Esta acción, que se ha llevado a cabo con fondos europeos, se enmarca en el Plan de Acción Operativo 2016 del EMPACT de Productos Falsificados del Ciclo Político 2014-2017 establecido por la Unión Europea para luchar contra el crimen organizado, coordinada a nivel nacional por el CITCO

La Operación OPSON VI, coordinada por Europol e Interpol, contra alimentos y bebidas falsificadas y de baja calidad así como contra los grupos de delincuencia organizada que se dedican a este comercio ilícito se ha saldado con la incautación de 9.800 toneladas de estos bienes, más de 26,4 millones de litros de bebidas y 13 millones de unidades de alimentos, potencialmente perjudiciales para la salud por un valor estimado de 230 millones de euros. Los productos de consumo aprehendidos en esta operación abarcan desde bebidas alcohólicas, agua mineral, cubos de aderezo, marisco y aceite de oliva hasta productos de lujo como el caviar.

En esta operación han participado 61 países (entre ellos, 21 Estados Miembros de la UE) lo que supone un aumento del número de países respecto a los 57 participantes en 2016. Cada país ha llevado a cabo una fase operacional a nivel nacional desde el 1 de diciembre 2016 al 31 de marzo de 2017. En este operativo han participado cuerpos policiales y de aduanas así como organismos públicos y privados en materia de control de alimentos. Además, se han realizado más de 50.000 inspecciones en tiendas, mercados, aeropuertos, puertos marítimos y polígonos industriales.

La Operación OPSON VI confirma la amenaza que representa el fraude alimentario que afecta a todo tipo de productos y a cualquier país del mundo. Además, en esta edición han aparecido nuevos casos como es la falsificación de agua mineral. Una vez más, la excelente cooperación internacional ha sido primordial en la lucha contra  organizaciones criminales que se dedican al tráfico ilícito de alimentos y bebidas.

Esta acción, que se ha llevado a cabo con fondos europeos, se enmarca en el Plan de Acción Operativo 2016 del EMPACT de Productos Falsificados del Ciclo Político 2014-2017 establecido por la Unión Europea para luchar contra el crimen organizado.

Principales actuaciones por países y por bienes incautados en el marco de la Operación OPSON VI 

España (almejas)   

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil investigó a cuatro personas en la provincia de Huelvaen una empresa que comercializaba almejas no aptas para el consumo humano. La limpieza de las almejas no reunía las normas de sanidad ya que no eran tratadas para su purificación. Esta empresa utilizaba etiquetas falsas de un centro de tratamiento autorizado para lograr el engaño de los consumidores. Además, la empresa también cometía fraude sobre el origen de las almejas que se comercializaban como si tuvieran su origen en Portugal. Durante los registros realizados se aprehendieron un total de 530 kilos de almejas.

Alemania (frutos secos) 

Durante la fase de desarrollo de la Operación VI,Alemania identificó varios productos como nueces, almendras y cacahuetes que no se encontraban correctamente etiquetados que representaba un peligro para la salud de los consumidores que sufren reacciones alérgicas. En la inspección de 1.300 kilos de avellanas tostadas, las autoridades alemanas detectaron un 8% de cacahuetes mezclados y se detectaron en 500 kilos de pasta de avellana hasta un 45% de nueces y un 27% de almendras mezcladas. Debido a que estos productos no estaban etiquetados teniendo en cuenta el contenido de alérgenos, suponía un riesgo evidente para la salud de los consumidores alérgicos, y fueron retirados de los supermercados.

Francia (productos de aderezo) 

La aduana francesa incautó más de 179.000 cubos de aderezo falsos etiquetados bajo una marca registrada conocida. Estos productos fueron localizados durante el registro de un local mayorista ubicado en el área suburbana de París gracias a la denuncia presentada por la empresa afectada, que aseguró que estos productos eran falsificados. 

Portugal (latas de conserva) 

La Autoridad Portuguesa de Seguridad Alimentaria y Económica (ASAE) realizó un registro en una fábrica de Oporto en la que se detectó la producción de pescado en conserva sin respetar las normas de seguridad alimentaria (pescado a punto de caducar). Del resultado de la inspección, se incautaron más de 311.000 latas de conserva, 9.900 cajas de embalaje y 24.730 etiquetas.

Italia (agua mineral) 

La unidad del Arma de Carabineri de Italia (NAS) en colaboración con el Ministerio de Salud de Italia incautaron más de 266.000 botellas de agua mineral en la zona de Lacio (Italia central) que imitaban una marca registrada de agua mineral. Las etiquetas y formas de los recipientes de plástico eran similares a los productos verdaderos, incluso el agua provenía de la misma fuente. Sin embargo, no se había concedido ninguna autorización de comercialización y el agua se embotellaba sin cumplir las normas de sanitarias.

Italia (vino falsificado) 

En Tuscania (provincia de Viterbo, a 18 km de Roma), los Carabinieri desmantelaron un grupo organizado implicado en la producción y distribución de vino falsificado, vendido como un vino tinto conocido y bajo denominación de origen. La investigación fue coordinada por la Unidad Regional Antimafia de Florencia. En total, 13 personas fueron identificadas y 3 de ellas detenidas. Dentro del grupo organizado, cada componente se encargaba de tareas específicas relacionadas con la producción y distribución de las botellas. Se añadía alcohol puro a vino de baja calidad utilizado como base para aumentar el volumen final de vino. Las falsas etiquetas oficiales de la marca bajo denominación de origen, se colocaban en las botellas en la fase final de producción. Esta actividad ilícita se desarrollaba en una granja ubicada en la campiña toscana que fue intervenida. El vino falsificado habría sido vendido en el mercado italiano y en el extranjero.

Dinamarca (aceite de oliva virgen)

La Administración danesa de Veterinaria y Alimentación llevó a cabo el análisis de distintas muestras de aceite de oliva vendido en supermercados daneses para comprobar su correspondencia con las normas de etiquetado. Los resultados mostraron que numerosas muestras no se correspondían con aceite de oliva virgen tal y como se indicaba, sino aceite mezclado o de mala calidad. Tras ello, la mayoría de las empresas retiraron voluntariamente las botellas de los supermercados. Los resultados de OPSON VI mostraron que el aceite de oliva podía ser considerado como un producto de alto riesgo de falsificación o adulteración. En 2016, Noruega y Austria también llevaron a cabo inspecciones sobre aceite de oliva. En noviembre de 2016, Europol organizó un curso de formación específico sobre el aceite oliva virgen para ayudar a los países participantes a una mejor detección de irregularidades en el aceite de oliva.

Grecia (alcohol de contrabando) 

El pasado mes de marzo, la Unidad de Delitos Financieros y Económicos de la Policía griega descubrió dos emplazamientos ilícitos de almacenamiento de alcohol. El equipo de investigación colocó las instalaciones bajo vigilancia y comenzaron su actividad comprobando los vehículos de transporte que entraban al lugar. Todos los productos eran objeto de contrabando, principalmente de Bulgaria, evadiendo así el pago de impuestos. Se incautaron cerca de 1.300 litros de alcohol de contrabando y 5 personas fueron detenidas.

Irlanda 

La Policía Nacional de Irlanda -Garda Síochána- interceptó una furgoneta que había sido objeto de vigilancia, encontrando en su interior una gran cantidad de carne sin refrigerar, sin envasar y sin etiquetar, así como otros productos como bebidas alcohólicas y tabaco. La furgoneta fue intervenida y los agentes de Aduanas fueron autorizados por el Juzgado de Distrito para registrar el domicilio de los ocupantes. Fueron aprehendidos un total de 1.096 unidades de alimentos que incluían pollo ahumado congelado y diversos productos envasados de fruta, verduras, caldos, confituras, conservas y leche condensada.

Proyectos Empact (European Multidisciplinary Platform Against Criminal Threats)

Dentro de la política de seguridad europea para luchar contra el crimen organizado, se encuentran los proyectos EMPACT, fijados para periodos de cuatro años.

España tiene una activa participación en un importante número de actividades delictivas y acciones operativas que se enmarcan dentro de este proyecto de la Unión Europea por medio de la Policía Nacional, la Guardia Civil y Vigilancia Aduanera, todo ello coordinado por el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) del Ministerio del Interior.

A través del coordinador nacional EMPACT, cuya figura recae en el director del CITCO, la Unión Europea ha concedido fondos para cubrir acciones operativas, de inteligencia y formativas, entre otras para prevenir y luchar contra el tráfico de productos falsificados hacia los países de la Unión Europea, entre las que se encuentra la Operación OPSON.

separador

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.