¡Imperdible! Equilibrista bate un récord a 300 metros de altura y sin arnés

Hay que aguantar algo más que la respiración para hacer la hazaña que logró Spencer Seabrooke, un temerario equilibrista que batió el récord mundial de slackline en la modalidad de solo, es decir, sin arnés ni red de protección.

Seabrooke recorrió 64 metros entre dos acantilados en Squamish, en Canadá, y lo hizo a 300 metros de altura.

Creo es que es la forma más pura de hacerlo. Es el máximo reto de lo que estás haciendo. Es muy emocionante y divertido. Aprendes a confiar en ti mismo”, le dijo el equilibrista a la BBC.

“Es un progresión natural de lo que he venido haciendo. Comencé sobre el suelo, con poca altura, después subí a los árboles y luego fui yendo cada vez más alto y más largo. Llegué al punto en el que pude sacarme el arnés y hacerlo sin él”, conté Seabrooke, de 26 años de edad.

En un momento del cruce se observa como Seabrooke pierde el equilibrio, un momento no apto para las personas con hipertensión.

“Tratar de recuperar la calma. Es muy intenso cuando te paras allí sin el arnés”, reconoció.

“Dejas poco a la suerte de la fe. Hay tanto entrenamiento y tanta práctica que el elemento fe es esa confianza y ese instinto que te dice que sigas adelante y lo intentes. Eso es algo que mucha gente en el mundo no tiene y es por eso que somos pocos los que hacemos esto“.

El slackline es una modalidad parecida a la cuerda floja, pero que se diferencia en la superficie por donde se camina, ya que no lo hace sobre un cable o una cuerda, sino sobre una cinta plana de nylon o poliéster.


Leave a Reply

Your email address will not be published.