Igualdad denuncia, con una campaña de sensibilización, la discriminación que sufren las personas LGTBI

LGTBIfobia
image-371431

La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas se suma a la celebración del Día Internacional contra el Homofobia, Transfobia y Bifobia (LGTBIfobia), 17 de mayo, con una campaña de sensibilización que pretende hacer visibles situaciones de discriminación y de vulneración de los derechos humanos que continúan produciéndose hacia el colectivo LGTBI.

Este día se celebra desde el año 2005 en todo el mundo para conmemorar la eliminación de la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales por parte de la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1990.

Con esta campaña, que se distribuirá entre colegios e institutos, además de a través de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias y del Ayuntamiento de Valencia y Castellón, la Generalitat quiere denunciar la discriminación que sufren las personas LGTBI (lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales), con la finalidad de avanzar en sus derechos, según ha explicado el director general de Igualdad en la Diversidad, José de Lamo,

Desde la Conselleria se está trabajando en la puesta en marcha de iniciativas institucionales que ayuden a este objetivo, como por ejemplo: el fin de la discriminación de las mujeres sin pareja hombre en el acceso a las técnicas de reproducción asistida en la sanidad pública; la Ley integral de transexualidad, en fase de anteproyecto en estos momentos; ayudas a las entidades LGTBI que ofrecen servicios de apoyo e iniciativas en el ámbito educativo que están en estos momentos desarrollándose.

5 historias inventadas pero reales

La campaña impulsada por la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas consta de 5 personajes que con su historia, ejemplifican algunas de estas situaciones. Para De Lamo, las semblanzas de Christelle, Toni, Laura, Ana y David son “cinco historias inventadas y al mismo tiempo muy reales, cinco historias que muestran algunos de los ángulos de la LGTBIfobia, en algunos casos más brutales y en otros más indirectos”.

En todos estos casos, para el director general de Igualdad en la Diversidad, “estamos delante de la vulneración de derechos fundamentales, del derecho a la no discriminación por motivo de orientación sexual o identidad de género, del derecho al libre desarrollo de la personalidad”.

“Nada más haciendo visibles estas situaciones, denunciándolas y que como sociedad conjuntamente seamos capaces de hacerles frente, conseguiremos avanzar hacia un mundo más libre, inclusivo y diverso”, ha asegurado de Lamo.

Christelle, asilada política

Uno de los personajes, Christelle, es una asilada política que huyó de su país de origen donde la homosexualidad está penada con la muerte. Allí era activista lesbiana y su vida corría peligro.

Según el informe de ILGA (la asociación internacional LGTBI), en 75 países están penalizadas las relaciones entre personas del mismo sexo. Entre ellos, algunos llegan a castigarlas con la muerte: Mauritania, Sudán, irán, Arabia Saudí y Yemen, así como algunas provincias de Nigeria y Somalia y los territorios de Iraq y Siria ocupados por el Estado Islámico. Este año se ha sumado Brunei.

Aunque España reconoce el derecho de asilo por persecución motivada por la orientación sexual de las personas, De Lamo ha advertido que la Comisión Española de Ayuda al Refugiado viene denunciando desde hace años el escaso número de resoluciones favorables que se dan en nuestro país de casos de personas LGTBI que piden asilo por la persecución que sufren, “debido a los obstáculos basados en estereotipos que utilizan las autoridades a la hora de valorar las solicitudes”, ha asegurado.

Toni, árbitro de fútbol

Otro personaje de la campaña, Toni, es árbitro de fútbol. Algunas personas le insultan por ser gay durante los partidos. Al respecto De Lamo ha denunciado que la homofobia en el deporte “está muy arraigada y es uno de los espacios donde más inmune es, al igual que expresiones y actitudes machistas, racistas y xenófobas. La invisibilidad de la realidad LGTBI al deporte es debida a esta situación de desprotección y de vulnerabilidad”, ha asegurado.

“Desgraciadamente el ejemplo de Toni es totalmente real. La pasada semana conocíamos la noticia de un árbitro de fútbol que ha decidido dejarlo porque no aguantaba más los insultos y, además, a toda la grada riendo”, ha recriminado.

Laura, ingeniera agrónoma

La campaña también incluye a Laura, una ingeniera agrónoma a la que le gustan las mujeres y los hombres. En un momento de su vida puede tener una relación con un hombre y en otro con una mujer. Eso no quiere decir a que esté confundida, ni que en un momento de su vida sea heterosexual y el otro homosexual, porque ella es bisexual siempre. Y se hace visible como tal.

La bisexualidad es la capacidad de sentir atracción romántica, afectiva y/o sexual por personas de más de un género o sexo, no necesariamente al mismo tiempo, de la misma manera, en el mismo grado ni con la misma intensidad. La realidad de las personas bisexuales, como la del resto de personas, es muy diversa. Por eso 2016 está dedicado por las entidades LGTBI del Estado español a la Visibilidad Bisexual en la Diversidad. La negación de su identidad es la bifobia.

Ana busca empleo

Asimismo, el personaje de Ana que busca trabajo, como cientos de miles de personas más en nuestro territorio. Pero Ana es una mujer transexual que ha sufrido la exclusión desde su infancia y adolescencia. Eran tiempos más difíciles que los actuales. Debió salir de casa bien pronto porque no aceptaban su identidad. Pero en la calle tampoco lo tuvo fácil.

Los estereotipos y los prejuicios hacia la transexualidad y el no reconocimiento de sus derechos han hecho que muchas personas en esta situación hayan tenido que sobrevivir a base de trabajos precarios, y durante una parte importante de su vida se ganó la vida en el mundo del espectáculo y ejerciendo el trabajo sexual.

Ana es una mujer preparada, pero en el ámbito laboral sufre la transfobia por parte de muchas empresas, que ni tan siquiera le dan la oportunidad de acceder a un trabajo para demostrar su capacidad.

David, estudiante de la ESO

Por último, el personaje de David es estudiante de cuarto de ESO. Más o menos le va bien, va aprobando las asignaturas pero su escuela no acaba de ser un espacio seguro para él. Es un chico trans y hace un par de años dio el paso y se mostró como tal delante toda la comunidad de su instituto. Tuvo el apoyo de una gran parte, pero aún hoy día muchos compañeros continúan llamándole María, que era el nombre que tenía antes y con el que no se identifica. El acoso escolar que sufren niños, niñas, adolescentes y jóvenes LGTBI puede tener graves consecuencias.

Al respecto, De Lamo ha expuesto la situación de Alan, un joven trans de Rubí (Barcelona), que el pasado 25 de diciembre se suicidó porque no aguantaba más la presión, la incomprensión, la transfobia en su ámbito escolar.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.