“No puedo hacer el amor sin decidir por quién votar”, reclama Marge. Con ese problema, los Simpson imaginaron cómo sería la presidencia bajo cada uno de los dos candidatos, Hillary Clinton y Donald Trump, para poder elegir a su favorito.

El video, titulado “3am”, muestra primero a la candidata demócrata recibir un llamado noctura, la cual fue contestada por su esposo, un confundido Bill Clinton. “Desde ahora (las llamadas), siempre son para mí“.

A su vez, cuando el republicano recibe la llamada, es mostrado con mucho más burlas: en principio, demora la llamada para poder tuitear en contra de Liz Warren, líder demócrata. Luego, un equipo de asistenes lo atiende de diversas maneras: un bronceado poco natural, bótox, unas manos postizas más grandes y hasta un perro para su comentada cabellera. En cuanto a la supuesta emergencia, un avance naval chino, el millonario arroja una solución: “Construyan otro muro. Sí, en el océano“.

De regreso a la pareja Simpson, Homero amaga con votar por Trump, pero ante la negativa de reacción de Marge, el padre explicó: “Y así fue como me convertí en un demócrata“.

Esta no fue la primera vez que el personaje de Matt Groening, con la voz de Dan Castellanata, se pronuncia políticamente en esta campaña, aunque con una confusión. “Voy por Bernie Sanders. Me encanta su pollo. Aunque, por respeto, debería llamarlo Coronel”, indicó. Evidentemente, había cometido otro error, al pensar que se trataba del Coronel Sanders, fundador de la cadena Kentucky Fried Chicken.

El clip fue publicado en respuesta a una parodia realizada por seguidores de Hillary Clinton (independiente a su equipo de campaña) que muestran cómo respondería el magnate en plena madrugada, titulado “Presidente peligroso”.