Luego un fin de semana en el que se llevaron a cabo atentados en tres estados, la ex secretaria de Estado sostuvo que es la más calificada para combatir al terrorismo y acusó al polémico magnate de utilizar esos incidentes para hacer “alguna clase de argumento demagógico”.

“Soy la única candidata en la contienda que ha formado parte de las difíciles decisiones para sacar a los terroristas de los campos de batalla”, indicó la candidato demócrata, durante una improvisada conferencia de prensa afuera de su avión de campaña.

“He estado en la Sala de Crisis de la Casa Blanca (…) Sé cómo hacer este trabajo”, agregó.

Mientras Clinton destaca su experiencia luego de su rol de secretaria de Estado, la campaña de Trump tuvo como motor su retórica antiinmigratoria, su promesa de cerrar las fronteras y la garantía de buscar agresivamente a posibles terroristas.

Este lunes el republicano volvió a exigir medidas más severas luego de los ataques del fin de semana. “Estamos siendo demasiado amables.Tenemos que ser mucho más duros”, declaró a Fox News Channel.

Por su parte, Clinton exhortó a los votantes a “no distraerse con la retórica de campaña” del candidato republicano e insinuó que los combatientes islámicos, particularmente aquellos afiliados a ISIS, esperan que Trump gane las elecciones.

“Vamos contra los malos, y los vamos a vencer, pero no vamos a ir en contra de toda una religión”, concluyó la demócrata.