Gómez Besteiro, líder del PSdeG ha sido imputado por cohecho y prevaricación

Valencia Noticias | Agencias.- José Ramón Gómez Besteiro, secretario general del PSdeG, y el exalcalde lucense José López Orozco fueron citados a declarar como imputados en el marco del caso de O Garañón, que investiga posibles delitos contra la ordenación del territorio en la concesión de licencias para urbanizar la finca ubicada junto al Parque Rosalía de Castro, en Lugo

En concreto, la titular del Juzgado de Instrucción Número 1 de Lugo, Pilar de Lara, imputa al líder socialista cuatro supuestos delitos de tráfico de influencias, cohecho, prevaricación y contra la ordenación del territorio. Al exregidor socialista le imputa los mismos delitos excepto cohecho. Ambos están llamados a comparecer el 31 de julio.

Besteiro en una imagen de archivo.
image-201477

Besteiro en una imagen de archivo.

En un auto la jueza instructora establece una posible relación entre la compra del piso en el que vive en Lugo el secretario general de los socialistas gallegos y el convenio urbanístico que facilitó la ordenación de la denominada finca de O Garañón.

En el documento, la jueza hace constar que Gómez Besteiro, cuando ocupaba el cargo de concejal de Urbanismo de Lugo, compró un piso en la Avenida de Ramón Ferreiro, en la ciudad de Lugo, que fue escriturado el 31 de mayo de 2005, al propietario de Construcciones J. Díaz que, a su vez, fue dueño de la finca de O Garañón.

Besteiro tomó las riendas del PSdeG de manos de Pachi Vázquez en septiembre de 2013. Presidente de la Diputación de Lugo hasta las últimas elecciones locales, a las que no concurrió, aspiraba a ser senador, lo que le otorgaría la condición de aforado, pero el PP bloqueó esta designación al pedir el aplazamiento del pleno.

El líder de los socialistas gallegos lamentó por medio de un comunicado la “indefensión inadmisible” que en él produce el hecho de haber tenido que conocer por la prensa la existencia de una providencia judicial.

Procedencia desconocida del dinero con que compró un piso

La instructora sostiene que Besteiro adquirió el piso por el mismo valor en el que había sido tasado a “efectos hipotecarios” ocho años antes, en torno a 138.000 euros, y, “de acuerdo con el documento privado de compraventa”, habría pagado la suma de 36.000 euros en metálico, sin que “conste la procedencia de ese dinero”.

La jueza destaca “lo inusual que resulta que se pague una cantidad de dinero tan importante en efectivo, en lugar de hacerlo, como sería normal, mediante una transferencia bancaria”.

Por otra parte, “tampoco existe constancia de la procedencia del resto de la suma satisfecha”, que asciende a 102.232 euros.

Subraya, asimismo, que “apenas un mes y ocho días después” de la adquisición de ese piso, se “firma el convenio urbanístico entre el Ayuntamiento de Lugo” y el constructor Ricardo Iglesias, nuevo propietario de la parcela de O Garañón, tras la venta efectuada por Construcciones J. Díaz.

Posteriormente, prosigue, dicho convenio fue aprobado definitivamente el 31 de diciembre de 2005, subraya la jueza instructora, “no sólo en Nochevieja, sino también en sábado”.

Asimismo, Pilar de Lara hace constar que, por escritura de enero de 2006, el entonces alcalde de Lugo, José López Orozco, cinco días después de que se aprobara la ordenación de la unidad de actuación de las cuestas del Parque de Rosalía de Castro (donde se encuentra la finca de O Garañón), compró a Construcciones J. Díaz “dos plazas de garaje” en una promoción construida en la calle Nicomedes Pastor Díaz.

En el auto judicial, Pilar de Lara refleja que ambas plazas costaron 14.400 euros, “un precio que también fue notablemente inferior al precio de venta de las plazas de garaje en esa misma zona” de la ciudad, y también “sin constar el medio de pago”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.