Generalitat y Renfe acuerdan la creación de un grupo de trabajo para solucionar los problemas en el servicio de la línea de cercanías C-6

renfe_02
image-336748

La conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio y Renfe han acordado la creación de un grupo de trabajo con representantes de ambas instituciones para el intercambio de información y la puesta en marcha de medidas que solucionen los problemas que padece de la línea de cercanías C-6 entre Castellón y Valencia como consecuencia de las obras del tercer hilo.

La consellera María José Salvador ha comparecido ante los medios tras la reunión que el President de la Generalitat, Ximo Puig, y ella misma han mantenido con el presidente de Renfe, Pablo Vázquez, y la directora general de operaciones, Berta Barrero, y que ha estado motivada, según Salvador, por el hecho de que a fecha de hoy la Generalitat Valenciana aún no tenga información sobre la fecha de finalización de estas obras y la “incertidumbre” que eso genera en los usuarios, concretamente unas 9.000 personas que utilizan este transporte diariamente, tal y como ha cifrado la titular de Vivienda.

Salvador ha explicado que este grupo de trabajo se reunirá por primera vez el próximo lunes y que servirá a ambas partes para tener información sobre todas las incidencias “que se producen de manera diaria en este servicio, conocerlas y establecer un protocolo de actuación”. En este sentido, la consellera ha recordado que desde el inicio de las obras el servicio en esta línea se ha reducido un 50% y por ello “es importante la colaboración entre ambas instituciones”.

Por otra parte, la conselleria ha conseguido que Renfe establezca un servicio de lanzaderas entre Valencia y Castellón que complemente al servicio por ferrocarril para compensar esta reducción en las frecuencias. Esta decisión se enmarca en un plan de choque que ha solicitado la conselleria y que se completa con protocolo de atención e información a los usuarios sobre las incidencias y las características de este servicio de lanzaderas que se llevará a cabo a través del aumento del personal de Renfe en las estaciones de la línea.

La consellera Salvador ha precisado, sobre este servicio, que en principio serán 10 las líneas de autobuses que se van a poner en marcha pero que tanto los horarios como las paradas que realizará se concretarán en la reunión del próximo lunes.

Además la conselleria ha pedido a Renfe que se bonifiquen “desde ya” en un 50% los billetes para los usuarios de esta línea; y además que, “ante situaciones especialmente graves” sea gratuito el servicio para los usuarios y se elimine la condición de que el retraso en la línea tenga que ser de una hora o más sobre horario previsto para que se haga efectiva la devolución del importe del billete. Sobre esto, el presidente de Renfe se ha comprometido a elevar la petición al entidad competente.

Finalmente, ha lamentado que se haya reducido a la mitad los usuarios de esta línea, de 18.000 a 9.000, así como “los efectos dramáticos para los usuarios”. Por eso considera que se tenían que haber tomado medidas mucho antes de llegar a esta situación.


Leave a Reply

Your email address will not be published.