Generalitat y Ayuntamiento reclaman a la CHJ aportes de agua a la Albufera de Valencia

La Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural y el Ayuntamiento de Valencia han mantenido una reunión específica para abordar la situación hídrica del Parque Natural de la Albufera de Valencia. Transcurrido un nuevo año hidrológico sin que se hayan alcanzado los 210 hm3 que prevé el Plan Hidrológico de Cuenca, la Confederación Hidrográfica del Júcar no ha informado hasta la fecha a la Conselleria de las medidas que piensa adoptar para aportar agua al lago valenciano.

El director general de Medio Natural, Antoni Marzo, ha recordado que “hemos enviado un escrito a la Confederación, ya que es precisamente para este tipo de situaciones para las únicas que el Plan Hidrológico establece una reserva de agua específica para la Albufera (eso sí, sin indicar cuánta ni de dónde se aportará) al considerar suficientes, en situación normal, los aportes de retornos de riegos y de otros orígenes”.

El Plan Hidrológico del Júcar no fija una “reserva” o “concesión” de agua específica para el lago, motivo por el que la Generalitat presentó en su día las correspondientes alegaciones. El Plan determina únicamente que, en caso de que no se alcance un determinado volumen (derivado de la escorrentía de agua de lluvia, retornos de riego y aguas de otros orígenes), en ese caso, el organismo de cuenca adoptará las “medidas” para aportar el agua necesaria.

Sergi Campillo, concejal de Devesa-Albufera ha señalado que “el nivel del lago se encuentra muy bajo dado que se ha extraído agua para realizar la perellonà de los “tancats”. Si no se aporta agua del Júcar, será imposible mantener esta perellonà tanto en los tancats como en las zonas altas. Por este motivo, el Ayuntamiento de Valencia dirigirá una carta a la Confederación solicitando el aporte de agua de Júcar para el lago.

Ambas administraciones han recuerdado que el mantenimiento de la inundación invernal del arrozal resulta esencial para conservar la biodiversidad y plantean la posible adopción de otras medidas como la regulación del uso del agua o la anulación de los cotos acuáticos de zonas no inundadas. Por otra parte, el aporte de agua dulce al parque resulta esencial para contrarrestar los problemas de salinidad de sus suelos. También se considera preciso convocar una nueva reunión con Sindicatos de Regantes y CHJ para el estudio de soluciones de cara a la próxima perellonà.


Leave a Reply

Your email address will not be published.