General Motors pagará una multa en EE.UU. por un defecto que causó al menos 124 muertos

descarga (2)AGENCIAS General Motors (GM) pagará una multa de 900 millones de dólares (unos 795 millones de euros al cambio actual) a las autoridades federales de EE.UU. por un defecto del sistema de ignición que afecta a 2,6 millones de sus vehículos y que ha causado al menos 124 muertes, y por otras revisiones de sus productos en 2014.

Así, GM, el mayor fabricante automovilístico de EE.UU., ha aceptado un acuerdo por el que el fabricante será acusado de dos delitos y sometido a control por una entidad independiente, pero las autoridades aplazarán durante tres años la presentación de cargos. El vicepresidente de GM, Craig Glidden, ha dicho en un comunicado que la compañía registrará un cargo de 575 millones de dólares (unos 508 millones de euros) en el tercer trimestre del año.

El acuerdo se ha hecho público pocas semanas después de que el abogado Kenneth Feinberg, encargado por GM para que estableciese de forma independiente qué personas recibirán indemnización por el defecto, finalizase sus trabajos. El pasado 24 de agosto, Feinberg anunció que, tras meses de trabajos, el fondo de indemnización de GM reconocerá 399 demandas, entre ellas 124 por muerte. El resto son 17 por lesiones muy graves y 258 por lesiones graves. Al mismo tiempo, Feinberg ha rechazado 349 solicitudes de indemnización por fallecimiento, 262 por lesiones muy graves y 3.333 por lesiones graves.

En un comunicado dado a conocer tras el anuncio del acuerdo, la consejera delegada de General Motors (GM), Mary Barra, se disculpó por el defecto: “Los errores que condujeron a la llamada de revisión del sistema de ignición nunca deberían haberse producido. Nos hemos disculpado y lo hacemos de nuevo hoy”.

En 2014, GM reconoció públicamente la existencia del defecto y tras una investigación interna determinó que había empleados de la compañía que conocían el problema desde hace una década. Al mismo tiempo, la compañía estableció un fondo para compensar a las víctimas.

El defecto del sistema de ignición afectó a modelos producidos por las marcas de GM antes de la creación de la nueva General Motors en 2009, y permite la desactivación involuntaria y repentina del motor del vehículo, lo que desconecta sus airbag. El defecto habría provocado centenares de accidentes en Estados Unidos.

En mayo de este año, GM ya acordó con la Administración Nacional para la Seguridad en la Carretera de EE.UU. (NHTSA) el pago de una multa de 35 millones de dólares (31 millones de euros) por ocultar durante años la información sobre el defecto.


Leave a Reply

Your email address will not be published.