Imagen de Thomas Pilcher, atleta australiano que festejó con la bandera gay en en los Juegos de la Commonwealth en Delhi 2010

Los “gays no merecen medallas” fue la frase que encendió la polémica en la red social Twitter. Con 97 mil publicaciones (y sumando) se ubicó dentro de los trending topics mundiales.

Al parecer, el actor mexicano Daniel Bisogno fue uno de los propulsores de la campaña, aunque posteriormente aseguró que había sido hackeado. En su cuenta de Twitter se leyó: “Tremenda falta de respeto que levanten una bandera gay durante las olimpíadas, hagamos TT #GaysNoMerecenMedallas”.

Posteriormente, el famoso intérprete de 43 años aclaró lo ocurrido: “Lo difícil no es que un imbécil cometa el ilícito de usurpar tu identidad, lo curioso es que haya gente que lo crea. Pero se está procediendo”.

Sin embargo, ese primer tuit derivó en diversas opiniones sobre el tema, en su mayoría en repudio de la frase, mientras que otros se sumaron a lascríticas homofóbicas.