3600_Banner_TR_980x90

Gana Theresa May pero pierde la mayoría absoluta, según los sondeos a pie de urna en Reino Unido

4056644

Los británicos votan entre Theresa May y Jeremy Corbyn en unas elecciones impredeciblesSi los resultados se confirman, se trataría de un duro golpe para el oficialismo. Los laboristas de Jeremy Corbyn, quien pidió la renuncia de la primer ministro, quedaron en el segundo lugar. Entre los derrotados estarían los independentistas escoceses, mientras el partido independentista UKIP dijo que el resultado “ha puesto el Brexit en peligro”

Los primeros sondeos a pie de urna tras el cierre de los comicios británicos indicarían una victoria de los conservadores, liderados por Theresa May, aunque sin conquistar una mayoría absoluta de bancas –326 de las 650– para formar gobierno y encabezar las negociaciones de cara al Brexit.

El Partido Conservador de Theresa May habría ganado las elecciones generales celebradas este jueves en Reino Unido, aunque perdería la mayoría absoluta en el Parlamento de Westminster, según el sondeo a pie de urna elaborado para las cadenas de televisión BBC, ITV y Sky, que le concede apenas 314 escaños, lejos de los 326 que necesita para no depender de otras fuerzas políticas y muy por debajo de los 330 que tiene en estos momentos en la Cámara de los Comunes.

El Partido Laborista de Jeremy Corbyn, por el contrario, lograría una significativa subida, al pasar de los 232 escaños actuales a 266 diputados, lo que confirmaría el ascenso que le concedían los sondeos en los últimos días de la campaña electoral.

Si se ratifican estos resultados, May tendría que afrontar un grave revés electoral que podría incluso comprometer su permanencia en el cargo, ya que su objetivo al adelantar tres años las elecciones legislativas era reforzar la mayoría conservadora y lograr un “mandato claro” para negociar un Brexit duro con la Unión Europea, acallando las disidencias en el seno de su propio partido. Con todo, la BBC ha estimado que hay 76 escaños en el alero, por lo que los resultados finales podrían variar significativamente respecto al sondeo.

El Partido Nacional Escocés (SNP, por sus siglas en inglés) sufriría una considerable caída, ya que se dejaría casi la mitad de los 56 escaños que obtuvo en 2015, cuando prácticamente copó casi todas las circunscripciones de la región, y se quedaría con tan solo 34 diputados.

Por su parte, los liberales-demócratas de Tim Farron lograrían una leve subida, que les llevaría de los apenas ocho escaños que tiene actualmente hasta los 14 asientos en Westminster. Así, de confirmarse estas cifras, los Lib-Dem podrían ser la llave hacia un Gobierno estable, toda vez que los conservadores, según el sondeo a pie de urna, están a 12 escaños de los 326 que otorgan la mayoría absoluta en el Parlamento británico, en el que se otorgan 650 escaños.

Primeros resultados

Los primeros resultados otorgan un gran resultado para los laboristas. El partido liderado por Corbyn obtiene hasta el momento 155 escaños, mientras que los conservadores les siguen con 139 asientos. Por su parte, 24 escaños son para el SNP, 8 para el DUP, tres para el PC galés, tres para los Liberal-Demócratas y tres para el Sinn Fein, según la BBC.

Dentro de los escaños ya repartidos, los laboristas han arrebatado doce asientos al resto de partidos, los conservadores han perdido cuatro y el gran derrotado es hasta el momento el Partido Nacionalista Escocés, que pierde hasta el momento ocho escaños.

Hasta el momento, el Partido Laborista supera el 42% de los votos, mientras que los conservadores acumulan más del 40%. Los liberal-demócratas suman más del 6% y los nacionalistas escoceses menos del 4% de los sufragios.

Un ‘parlamento colgado’

Esta posibilidad, sin embargo, obligaría a superar una discrepancia en apariencia irresoluble en torno al Brexit, ya que los liberales demócratas pretenden revertir la salida de la Unión Europea o al menos celebrar un segundo referéndum al respecto. De hecho, el número dos del partido, Menzies Campbell, ya ha declarado que ve “muy difícil” que pudieran incorporarse a una coalición de Gobierno.

También el antiguo líder del partido, Nick Clegg, que sostuvo a los tories durante el primer mandato de David Cameron, entre 2010 y 2015, ha deslizado sus dudas al señalar que no es “capaz de ver bajo qué circunstancias los liberales-demócratas apoyarían un Gobierno conservador”. Mucho más clara ha sido la oficina de prensa del partido, a través de Twitter: “Estamos recibiendo muchas llamadas, así que para dejarlo claro: no coalición, no acuerdos”

Al margen de los cuatro principales partidos, el sondeo a pie de urna concede 22 escaños a otras formaciones políticas menores, sin especificar, por ejemplo, si el nacionalista Partido por la Independencia de Reino Unido (UKIP) obtiene representación en la Cámara de los Comunes de Westminster.

También podrían ser claves los unionistas de Irlanda del Norte, que en 2015 consiguieron 10 escaños que, de revalidarlos, ahora podrían incorporar a una posible coalición con el Partido Conservador.

Así lo ha dejado ver ya uno de los diputados del Partido Democrático Unionista (DUP), Jeffrey Donaldson: “Este es el territorio perfecto para el DUP porque si los conservadores están al borde de una mayoría absoluta, nos coloca en una posición negociadora muy, muy fuerte. Seremos unos jugadores muy relevantes si hay un ‘parlamento colgado'”, ha declarado a la BBC, sin ocultar que tienen “mucho en común” con los tories.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.