Fundido a negro / Fos a negre

Silencio. Mi camino de casa a la redacción ha sido presidida por el silencio de Radio NOU desde que anoche se certificara de forma efectiva el asesinato premeditado con nocturnidad y alevosía de la voz de los valencianos. Anoche se ejecutaba el famoso fundido a negro que todos nos resistíamos a ver como posible, como nos resistimos a hacernos a la idea de la muerte de un ser querido aunque sepamos que le restan horas de vida. Cuando sucede, nadie está preparado para ello. Fundido a negro.

No me entiendan mal. Cuando uno se dedica a esto de comunicar, de acercar la verdad de lo que ocurre a sus conciudadanos -tarea cargada de responsabilidad y privilegios a partes iguales-, la desaparición de otro medio de comunicación afecta como algo propio, más aún cuando se trata de un servicio público pagado con los impuestos de todos los ciudadanos.

Pero sobre todo, nos duele porque los que estamos día a día por la labor de informar, con mayor o menor acierto, como corresponde a nuestra condición humana, sabemos lo que hay detrás de la ausencia de información. Quizás nos hallemos en la posición perfecta para adivinar la sensación de vacío que todos sentiremos dentro de nada cuando no podamos escuchar y/o ver el próximo partido del Valencia Basket, o del Club d’Handbol Canyamelar Valencia, ambos equipos que se juegan el pan en las máximas categorías de sus respectivas disciplinas deportivas.

Tampoco podremos asistir cómodamente desde casa a la cabalgata de Reyes Magos, escuchando los comentarios en valenciano, y ni digamos de la Exaltación de nuestras Falleras Mayores de Valencia en el Palau de la Música…

No comprenderemos el origen y curiosidades del Tribunal de las Aguas o, por nombrar algo de hoy mismo, no se nos contará qué es El Cant de la Sibil·la, que se ha celebrado hoy en la Catedral recogiendo una tradición del Reino de Aragón del siglo XV. No al menos en nuestra lengua. Una de las dos que nos enriquecen como pueblo.

Hui el meu company de Ràdio NOU no ens ha cridat a la redacció per a que jo contara als oients, en apenes minut i mig, lo més destacat dels nostres titulars de la setmana a la revista de prensa que s’emetia els dissabtes a les uit del matí.

No soc bó jutjant ningú. Tal volta per això no entre a valorar si s’han furtat molts diners, o si s’han pagat nòmines mil·lionàries a aquella increible parada dels monstres que nomenaren ‘Tòmbola’… Que sí, que seria tele-fem i tot el que vullguen vostés, pero tot lo món es quedava apegat a la pantalla, i va ser la nostra Canal9 la que va inventar aquella forma de fer televisió, la mateixa que ara fa rics als ‘barandes’ de les Telecinco, Antena3, etc.

No obstant això, tinc la sensació de estar sentit aquella frase de ma mare fa més de 35 anys: “Tanto va el cántaro a la fuente, que al final…” o aquella altra de “entre todos la mataron, y ella sola se murió”. RTVV no ha mort hui. Realment, ha segut una agonia de més de vint anys de desmans, balafiaments, endolls, unflat de factures, corrupció… Y el pacient, al fí, ha passat a millor vida. Y ningú, -ni polítics, ni alts funcionaris, jutges, policies, intelectuals, artistes, etc.- absolutament ningú ha fet rés per evitar-lo.

Em costa fer-me a la idea que, a criteri d’un o dos assessors, era possible que els ciutadans pugueren engolir-se la consigna de ‘millor tancar RTVV que un hospital o un col·legi’. No mentres mantenim a més de 1800 d’eixos assessors només dels que poblen el escons de Les Corts… d’un i d’altres partits, no ens equivoquem. Abans han d’anar al carrer eixos ‘inteligents’ besamans -no s’enganyen, son ells els que parlen per boca dels nostres polítics- que 1800 treballadors de la veu i els ulls d’un poble.

Hui ens han furtat la veu amb premeditació -vint anys mirant-lo vindre són molts-, nocturnitat i alevosia. Fos a negre.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.