Funcionarios de Estados Unidos piden reforzar la respuesta mundial contra el ébola

090314_17827CDCEbola_300Washington — El director de los Centros de Estados Unidos para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) hizo un llamado a la celeridad y la flexibilidad en la respuesta internacional ante el brote de ébola en África Occidental. El trabajo en las primeras líneas debe tener preferencia, dijo a los periodistas el dr. Thomas Frieden el 2 de septiembre.

Frieden, que informó vía teleconferencia sobre sus visitas de la semana pasada a Guinea, Liberia y Sierra Leona, hizo un llamado a medidas inmediatas por parte de todos los países para acelerar la respuesta a la epidemia de ébola.

Estados Unidos ya ha incrementado la asistencia a los países afectados y a las organizaciones internacionales que responden al brote. Múltiples organismos estadounidenses han estado involucrados en la respuesta a la crisis, incluyendo el Departamento de Estado, el Departamento de Salud y Servicios Humanos, la Agencia de Estados Unidos para el desarrollo Internacional (USAID) y el Departamento de Defensa.

Desde que los CDC incrementaran su respuesta al ébola a principios de julio más de 500 miembros del personal de los CDC han proporcionado logística, cobertura de personal, comunicaciones, análisis, administración y otras funciones de apoyo.

Desde el 2 de septiembre aproximadamente 100 empleados personal del gobierno de Estados Unidos han sido destacados y trabajan en los países afectados en respuesta al brote, según los CDC.

Estos incluyen a los más de 70 empleados de los CDC destacados en Guinea, Liberia, Nigeria y Sierra Leona que ayudan en varios esfuerzos de respuesta vitales tales como vigilancia, seguimiento de contactos, gestión de bases de datos y educación en materia de salud.

USAID ha comprometido más de 21 millones de dólares para la respuesta desde que se informara del brote por primera vez en marzo de 2014. Esta financiación se está utilizando para proporcionar equipos de salud y suministros de emergencia, asistencia alimentaria, capacitación y apoyo a trabajadores sanitarios en cuestión de control de infecciones y gestión de casos, campanas de apoyo de información al público, así como para crear la capacidad de los sistemas locales de cuidados de la salud y de respuesta en caso de emergencias.

El 23 de Agosto un vuelo chárter financiado por USAID y por UNICEF llevó más de 40 toneladas de cloro y 400.000 pares de guantes médicos a Monrovia. El 24 de agosto USAID transportó por aire más de 16 toneladas de suministros médicos y equipos de emergencia a Monrovia (Liberia).

“Lo que observe fue una continua necesidad de fortalecer el Sistema de salud aumentando la cantidad de centros de tratamiento, proveedores de salud, acceso a suministros, así como una necesidad de mejorar la gestión clínica en aspectos como lavado de manos, control de infecciones y otros métodos” dijo Frieden. “Fui a un ala nueva que se abrió y que tiene 35 camas y en menos de una semana tenían 63 pacientes, muchos tumbados en el suelo. Existe una nueva necesidad de datos para hacer mejor seguimiento del ébola en donde está empezando a contagiarse. Y existe una necesidad básica de infraestructura como camiones, vehículos todoterreno y motocicletas. Quizá lo que sea más importante, hay una necesidad de un centro de operaciones de emergencia funcional ya sea a nivel nacional o de distrito que dirija un una respuesta eficaz”.

Mientras estaba en África Occidental, Frieden vio de primera mano el trabajo arduo que hacían los expertos de los CDC destacados en la región y los esfuerzos extraordinarios de los residentes locales que son los soldados de a pie en la batalla contra el ébola.

Los CDC asisten a la Organización Mundial de la Salud estableciendo una estructura de respuesta a emergencias, llevando a cabo vigilancia del ébola y seguimiento de los contactos, proporcionando asesoría sobre exámenes en puntos de salida y control de infección en aeropuertos, y proporcionando capacitación y formación en los países afectados.

“Estoy particularmente impresionado por la dedicación y heroísmo de los pueblos en África Occidental que cuidan de los enfermos, informan sobre cómo prevenir el ébola, limpian zonas contaminadas, entierran a los muertos, y reciben a los supervivientes de vuelta a sus hogares y comunidades”, Frieden said.

El funcionario de salud pública dijo que Estados Unidos continuará proporcionando materiales, experiencia y liderazgo en la respuesta a esta epidemia. Hizo un llamado a todos los países del mundo a unirse a los Estados Unidos para cubrir la solicitud de la Organización Mundial de la Salud de obtener 490 millones de dólares para apoyar sus iniciativas.

“Desearía que todos los dirigentes mundiales pudieran ver lo que yo he visto. Detener este brote es alm más que lo que un país solo puede hacer. Cuanto antes el mundo se una para ayudar a África Occidental, más seguros estaremos todos” Frieden said.

El conteo oficial de casos y muertos debido al actual brote excede los casos y muertes de todos los brotes previos de ébola combinados. Estos números oficiales no se acercan siquiera a las verdaderas cifras de caos y muertes y no describen adecuadamente la carga que este brote representa para vidas humanas, cuidados sanitarios, perturbación social y perdidas económicas, según los CDC.

“La ventana de tiempo para parar el ébola y que no se disemine en la totalidad de África y se convierta en una amenaza mundial durante los años venideros se está cerrando, pero no está cerrada todavía. Si el mundo toma medidas de inmediato, las medidas que nos están pidiendo directamente desde las primeras líneas del brote y los presidentes de cada país, todavía podemos cambiar las cosas”, manifestó Frieden.

hiipdigital.usembassy.gov

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.