El presidente francés, François Hollande, inició este domingo las conmemoraciones del primer aniversario de los atentados de Parísdevelando una placa en el Estadio de Francia, donde murió hace un año la primera de las 130 víctimas de los yihadistas.

El jefe del Estado francés mostró la placa a la memoria de Manuel Dias, un portugués que murió a pocos metros del estadio cuando un kamikaze hizo estallar su cinturón de explosivos. Después de un minuto de silencio, el hijo de la víctima leyó un emotivo texto que acabo con una proclama: “¡Viva la tolerancia, viva la inteligencia, viva Francia!“.

También participaron en el homenaje varias personas que resultaron heridas en las explosiones que se produjeron en las inmediaciones del estadio cuando se disputaba un partido amistoso entre Francia y Alemania.

Hollande, quien estaba presente en el estadio el 13 de noviembre de 2015, habló durante unos 15 minutos con algunas de las víctimas, entre ellas un guardia del estadio en silla de ruedas.

Posteriormente, el mandatario socialista inauguró junto a la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, otras placas en restaurantes parisinos y otro recuerdo en la sala de conciertos Bataclan, donde la noche del sábado el británico Sting cantó en un show homenaje en la reapertura del centro cultural.

El arzobispo de París, el cardenal André Vingt-Trois, presidirá el domingo por la tarde una misa en memoria de las víctimas en la catedral de Notre-Dame.

Por la noche se depositarán farolillos en el canal Saint Martin. La asociación “13 de noviembre: fraternidad y verdad” pidió a los franceses colocar una vela en sus ventanas.