FEVECTA denuncia los riesgos y la competencia desleal de las ‘cooperativas de facturación’

 

FEVECTA
image-354851

Emilio Sampredro, presidente de FEVECTA.

 

En 2015, se han creado 146 nuevas cooperativas de trabajo en la Comunidad Valenciana, un 13,2% más que el año anterior. En conjunto el sector generó 613 nuevos puestos de trabajo directos, de los cuales más del 94% es empleo estable. El presidente de FEVECTA ha valorado positivamente estos datos. “El mayor crecimiento en el porcentaje de cooperativas creadas se debe a que la cooperativo de trabajo se está vislumbrado cada día más como una fórmula de emprendimiento y de salida profesional para muchas personas”, ha dicho Emilio Sampedro, durante la rueda de prensa ofrecida esta mañana en Valencia.

De acuerdo con los datos presentados hoy, en 2015 se crearon 146 cooperativas de trabajo en la Comunidad Valenciana (80 en Valencia, 56 en Alicante y 10 en Castellón), 12,3% más que el año anterior. En conjunto el sector generó 613 nuevos puestos de trabajo directos, de los cuales el 94% son socios trabajadores y el 6% restante trabajadores no socios.

El presidente de FEVECTA ha valorado positivamente el crecimiento en el número de cooperativas creadas en 2015, ya que supone uno de los porcentajes de crecimiento más altos de los últimos años. Acerca de los motivos de este crecimiento, Sampedro lo ha atribuido a dos razones: la reapertura de la sede de la Federación en Xàtiva, que cubre el área de las comarcas centrales, y un mayor conocimiento de la gente respecto de la fórmula cooperativa como opción de autoempleo.

Acerca de la labor de fomento del cooperativismo realizado desde la sede de FEVECTA en Xàtiva, Emilio Sampedro ha explicado que en 2015 se han creado en la zona 25 nuevas cooperativas, lo que supone un crecimiento del 92% desde 2012, ejercicio en que se tuvo que cerrar la sede por la crisis económica. En cuanto a la segunda razón, “los años de crisis han hecho aumentar el interés por conocer las opciones de la fórmula cooperativa como alternativa de autoempleo, lo que hemos visto cristalizar sobre todo en este último ejercicio tanto por una cierta mejoría del contexto económico como por el hecho de que las cooperativas hayan resistido mejor a la destrucción de empleo, un hecho que ha sido reconocido incluso desde el Ministerio de Empleo”, ha comentado Sampedro.

Del total de cooperativas valencianas, el 80% ya son de trabajo. “El aumento de este porcentaje en los últimos años se debe a que la cooperativa de trabajo se está vislumbrando cada día más como una fórmula de emprendimiento y como salida profesional para muchas personas”, ha comentado Emilio Sampedro.

Por sectores de actividad, las nuevas cooperativas creadas en 2015 se dedican a: comercio (21,2%), alimentación y hostelería (8,2%), asesoramiento a empresas (6,8%), servicios culturales (6,8%), otros servicios (20%), enseñanza (8,2%), transportes (6,8%), construcción (6,8%) e industria (5,5%), etc..

Valoración del fenómeno de las cooperativas de facturación

El presidente de FEVECTA ha aprovechado la ocasión para valorar el fenómeno de las “mal llamadas cooperativas de facturación”, que ha proliferado durante el último año al calor de la crisis económica y que se está vendiendo como una opción válida, legal y ventajosa para profesionales freelance o autónomos. Sin embargo, Emilio Sampedro ha advertido de que lejos de funcionar como cooperativas de trabajo, estas empresas paraguas “incumplen en la mayoría de casos con algunos de los preceptos fundamentales de este tipo de empresa cooperativa”.

Habitualmente, las personas que buscan asociarse a este tipo de empresas paraguas son profesionales que realizan su trabajo de modo individual y buscan soportar unos costes sociales más reducidos a los que habitualmente asume un autónomo por no alcanzar unos niveles de facturación suficientes o estables en el tiempo.

“Por lo que conocemos, hay empresas de este tipo en todo el territorio nacional y casi siempre adoptan la fórmula cooperativa de trabajo asociado, incumpliendo tanto la legislación que regula esta forma cooperativa como, frecuentemente, la normativa laboral y de Seguridad Social”, ha criticado Emilio Sampedro.

Tal y como ha explicado el presidente de FEVECTA, “el objeto social de una cooperativa de trabajo es proporcionar empleo a sus socios y trabajadores en las mejores condiciones posibles por lo que la estabilidad en el tiempo, ligada como no puede ser de otro modo a la cotización de sus socios a la Seguridad Social de forma continuada, es condición sine qua non”.

En definitiva, para Sampedro, “las mal llamadas ‘cooperativas de facturación’ no son la solución para aquellos profesionales cuya falta de actividad o de continuidad en la misma no permita la cotización permanente en Seguridad Social, ni la fiscalidad de sus ingresos”.

Como consecuencias perjudiciales de estas entidades, Sampedro ha apuntado “que se perpetua una situación clara de precariedad laboral, se escatima el pago de una serie de cotizaciones sociales e impuestos derivados de la actividad y se genera una competencia desleal en el entorno empresarial en el que estas empresas operan”, por lo que ha pedido que desde los poderes públicos se dé una solución real y efectiva a una realidad existente.

El sector cooperativo de trabajo en cifras

A cierre de ejercicio de 2014 había en la Comunidad Valenciana 1.958 cooperativas de trabajo, un 3,8% más que en 2014 (1.209 en Valencia, 561 en Alicante y 188 en Castellón).

Por sectores de actividad, el mayor número de cooperativas de trabajo asociado se concentra en el sector servicios con un 54,5%, donde en los últimos años se ha acentuado la creación de cooperativas, sobre todo, en áreas calificadas como nuevos yacimientos de empleo (cultura, ocio, medio ambiente, educación, servicios sociales, etc.). Le siguen a distancia las cooperativas del sector industrial, que han ido disminuyendo hasta el 16,5%, las del sector de la construcción, que tras la crisis y la burbuja inmobiliaria se ha estabilizado en un 14,2%, los pequeños comercios, que siguen creciendo lentamente hasta el 11,2% y las dedicadas al sector primario con el 3,6%.

En la actualidad, 21.213 personas son socias y/o trabajadoras de alguna cooperativa de trabajo (6.187 alicantinos, 13.132 valencianos y 1.894 castellonenses) y sigue incrementándose el interés por constituir cooperativas. El servicio de atención a emprendedores de FEVECTA atendió durante 2015 a 294 grupos de emprendedores que buscaban asesoramiento para crear una cooperativa. De esos grupos, 175 eran de Valencia, 80 de la provincia de Alicante y 39 de Castellón. Desde que comenzó la crisis los grupos atendidos han registrado un incremento del 100%. Este año se atendió a más de un millar de personas de toda la Comunidad.

Perfil de los emprendedores

El servicio gratuito de atención a emprendedores de FEVECTA atendió en 2015 a un total de 294 grupos de toda la Comunidad Valenciana (175 de Valencia, 80 de Alicante y 39 de Castellón), interesados en crear nuevas cooperativas. Estos grupos estaban integrados por cerca de un millar de personas, de las cuales un 51% eran mujeres y el restante 49% son hombres.

Con respecto al nivel de estudios, continúa aumentando el número de los emprendedores con estudios superiores (licenciados y diplomados) pasando del 55,7% al 59,4% en 2015. Las personas con estudios medios (Bachillerato, FP I y II) se sitúa en un 27,4%. Las personas con estudios de nivel básico representan un 12,2% y, por último, las personas sin estudios representan el 1%.

En cuanto a la situación laboral de las personas interesadas en crear una cooperativa, los emprendedores en situación de desempleo que buscan en la cooperativa una fórmula de autoempleo, representan el 51%, aunque, por primera vez, los autónomos alcanzan el segundo puesto con el 23,8%, seguido de los trabajadores por cuenta ajena con un 22,1%. En último lugar se encuentran aquellos emprendedores que declaran encontrarse en una situación laboral irregular con un 1,1% o bien las personas en otras situaciones no declaradas con un 2%.

En relación con las edades de los emprendedores que han pasado durante el último año por el servicio de asesoramiento de FEVECTA, el tramo de edad entre los 25 y los 45 años es el más numeroso entre los emprendedores que crean cooperativas, con el 66% de los casos. La segunda posición es para los mayores de 45 años con el 26% y les siguen los menores de 25 años que se sitúa en el 8%.

A la pregunta de por qué han decidido crear una cooperativa de trabajo, los emprendedores que han pasado por el servicio de FEVECTA respondían lo siguiente: Por espíritu emprendedor (69%), para regularizar una situación irregular (8%), por el cierre de la empresa en la que trabajan (4%), por finalización del contrato (2%), por otros motivos (17%).

Por último, las actividades de los proyectos empresariales más frecuentes entre los emprendedores que quieren crear una cooperativa durante el último año fueron, por orden de preferencia: Actividades sanitarias, de atención a personas y de servicios sociales (16%), servicios a empresas (15%), actividades relacionadas con la enseñanza (12%), hostelería (12%), actividades de fabricación de productos e industriales (11%), de comercio al por menor o al por mayor (9%), actividades culturales, deportivas y de ocio (8%), servicios relacionados con actividades del sector primario (6%), actividades informáticas y TIC (4%), actividades relacionadas con el reciclaje (3%), servicios inmobiliarios y la construcción (2%).


Leave a Reply

Your email address will not be published.