Festa de la Verema en Benlloch

unnamed-1024x686
image-251827
El último fin de semana de octubre, se realiza la Festa de la Verema en Benlloch los mejores vinos de la tierra y participa en las muchísimas actividades culturales y gastronómicas

Los amantes del vino y de la viticultura han tenido este fin de semana una cita ineludible en Benlloch donde se celebra el Encuentro Internacional del Vino con la participación de trece bodegas de las comarcas de Castellón, que ofrecen a los visitantes las novedades de la última cosecha. En la cita, estan presentes expertos europeos del sector vitivinícola junto con bodegueros de Castellón, que participan en un amplio abanico de actividades dirigidas a profesionales, entre las que destacan una cata de vinos de la comarca italiana de la Emilia Romagna, conferencias y mesas redondas en torno al mundo del vino.

La representación provincial destaca este año por la incorporación de dos nuevas bodegas que acaban de nacer. Son concretamente la bodega Subarra, de Benlloch, y la Bodega Las Foes, de Coves de Vinromà. Junto a ellos El Penjadís, Mas de Rander, Barranco Magro, Masía de la Hoya, alcoba, Viña Naturaleza, Mollet Vino y Cultura, Castells y Montoliu, Ildum Vinarius, Vicente Flores y Barón de Alba. Precisamente, cuatro de estas bodegas han sido los protagonistas de la cata popular, donde se degustarán tres nuevos vinos como son ‘Subarra’, un vino rosado de la bodega Subarra; ‘Levante Negro’, un vino tinto de Barón de Alba; y ‘Las Foes un vino tinto de la bodega Las Foes. En la cata, coordinada por el presidente de la Asociación de Sumilliers de Castellón y Provincia (ASUCAP), David Buch, también se degustó el nuevo espumoso de Ildum Vinarius de la cosecha de 2014..

Tres nuevos vinos han puesto a prueba el paladar de las 300 personas que han participado hoy en la cata popular de vinos de la tierra que ha abierto la última jornada de la Festa de la Verema en Benlloch. Un proceso de aprendizaje que va más allá de educar algunos sentidos. Se presentaban en sociedad Subarra, un rosado elaborado por una bodega de Benlloch, y los tintos Llevant Negre y Les Foes producidos en la comarca. Pero más allá de sus matices visuales, del análisis de los aromas o las sensaciones en la boca, de estos caldos destaca que son el resultado de un lento proceso para obtener un nuevo modelo de desarrollo local basado en el enoturismo. “Es necesario incrementar el reconocimiento de los vinos Castellón a través de estas iniciativas”, advertía el presidente de la Asociación de Sumilleres de Castelló y Provincia, David Buch, mientras se dirigía a los asistentes. “Cuando tenemos un producto que tiene unas características y un valor, sin lugar a dudas, hay que empezar a jugar desde casa, en campo propio y una vez nos lo creamos salir fuera -remarca- pero hemos de incrementar el valor de dónde estamos, quiénes somos y lo que hacemos”. Buch también dio a conocer el nuevo espumoso de Ildum Vinarius, de la cosecha de 2014 y recordó que “Benlloch es uno de los mejores marcos para probar los vinos que ya tenemos”.

El Ayuntamiento de Benlloch es consciente que esta muestra se está consolidando como un referente en la provincia y sigue adelante con su apuesta por dinamizar el municipio teniendo como uno de sus ejes fundamentales la generación de trabajo vinculado al desarrollo del turismo, especialmente el enológico. El alcalde de Benlloch ha anunciado que en menos de un año el municipio contará con siete bodegas ubicadas en su término. “Tres ya están legalizadas, otras tres van a empezar las obras y una que está a punto de comenzar, lo que para un término municipal de 4.300 hectáreas es mucho”, explica el socialista Àngel Ribés.

La presencia de profesionales del sector vitivinícola en el Benlloch International Wine Meeting (BIWM) ha superado las cifras de ediciones anteriores. Numerosos distribuidores y bodegueros -13 han participado directamente- se han acercado a esta cita por la que han pasado, a pesar de la lluvia, más de 3.500 personas. No obstante, el Ayuntamiento aspira a implicar a diversos colectivos y a otras instituciones en este proceso. “Tenemos proyectos importantes, en los que tanto la Generalitat como el aeropuerto pueden ayudar mucho a dinamizar este modelo de turismo interior, como se ha puesto de manifiesto durante las jornadas técnicas”, asegura el concejal de Fomento de Benlloch, Vicent Casanova. “Nosotros queremos favorecer este empujón y ver si se da el salto a la Denominación de Origen (D.O.) –en los vinos- que en un año o año y medio debe estar en marcha”, añade.

Avanzar en este proceso para consolidar un marco de protección mayor que la Indicación Geográfica Protegida actual es también uno de los retos a corto plazo que se marca el presidente de la Asociación de Sumilleres de Castelló y Provincia. “Estamos en el camino perfecto, posiblemente en la recta final y creo que dentro de muy poco podremos estar hablando de Castellón como una D.O. y también de los vinos de calidad que hoy en día están consolidados”, explica Buch. “Yo creo que más que recuperar viñedo o no, hay que apostar por un vino de calidad e indiscutiblemente hacer un producto que no identifique”.

La Festa de la Verema se ha completado esta tarde con un “Dinar de pa i porta” y la actuación de Toni Porcar y Chimo Montón.


Leave a Reply

Your email address will not be published.