Expertos en prevención recomiendan impulsar el empleo rural para acabar con los incendios

Valencia Noticias | Redacción.- Algunos expertos en prevención de incendios estudian formas de combatir las graves consecuencias que éstos acarrean para las zonas rurales, atajándolos desde la base. Así, el profesor José Andrés Torrent, de la Escola Tècnica Superior d’Enginyeria Agronòmica i del Medi Natural (ETSEAMN), perteneciente a la Universitat Politècnica de València (UPV), considera que el fuego es el cáncer de los montes y que deben tomarse medidas urgentes para acabar con los incendios que cada año asolan los bosques de la Comunidad Valenciana.

José Andrés Torrent es profesor del Grado de Ingeniería Forestal y del Medio Natural de la ETSEAMN, donde imparte la asignatura “Prevención y Extinción de Incendios Forestales”. En su opinión, “los montes de la Comunidad Valenciana son destruidos cada año por los incendios porque los bosques, hoy en día, ya no están equilibrados, al haber sido alterados por la mano del hombre. Esto provoca que cada incendio pueda arrasar miles de hectáreas. Además, la selvicultura preventiva es carísima y no se invierte ni en las zonas protegidas o se invierte muy poco”.

Incendio 1

Otro factor clave a tener en cuenta, según explica Torrent, “es que del orden del 90-95% de los incendios no son provocados por causas naturales, como los rayos, sino que tienen origen humano. En realidad, los incendios naturales en montes en equilibrio ecológico, forman parte de la evolución de los mismos y en ocasiones pueden ser hasta positivos, creando ecotonos e incrementando la biodiversidad. Pero actualmente esas circunstancias no existen en nuestros montes, y los incendios provocados por la mano del hombre destruyen los ecositemas y nos empobrecen a todos”.

Además, la sociedad no es suficientemente consciente de los gravísimos daños reales que causa un incendio como la erosión de los suelos, la destrucción de hábitats tanto de fauna como de flora, la alteración del ciclo hidrológico, el inicio de procesos generalizados de desertificación, la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera, los altos gastos de extinción, las pérdidas económicas directas e indirectas, y la pérdida de valores paisajísticos.

Ante este panorama, el profesor considera de vital importancia tomar medidas urgentes para evitar los incendios y los graves problemas que causan. “Debería ser prioritario crear empleo en el sector forestal e impulsar iniciativas empresariales en las zonas forestales. Hay muchas iniciativas que se pueden llevar a cabo para que los jóvenes vuelvan a vivir en los pueblos, como producir plantas medicinales, aromáticas, culinarias, semillas, recuperar especies, cría de caracoles, de especies cinegéticas, gestionar biomasa,  la agricultura de montaña, la ganadería rústica, recuperando razas autóctonas, el turismo rural, silvoturismo, deportes de naturaleza, etc… ordenar correctamente e investigar en estos aspectos es fundamental y nos jugamos el futuro de nuestros montes y bosques”, explica Torrent.

Incendio

El profesor asegura que muchos de sus alumnos, al acabar los estudios, deben emigrar a otros países o ingresar en las listas del paro, “cuando se irían encantados a vivir a los pueblos que hay semi-abandonados en las zonas forestales del interior, donde en breve tiempo se quedarán los pueblos completamente vacíos. Esto sería posible, si hubiera iniciativas de empleo. Con ello, conseguiríamos no sólo reducir la cantidad de incendios, sino que el sector forestal contribuiría a reducir la plaga y gran injusticia del paro juvenil, los montes estarían cuidados, serían productivos y podrían reequilibrarse”.

Otra de las medidas que recomienda el profesor para que los incendios no sean tan virulentos es la reinserción de animales salvajes o razas rústicas en estado de semilibertad como caballos, cabras montesas, corzos o ciervos, etc. “Esta medida debería llevarse a cabo mediante una buena gestión para que se llegue a un equilibrio, pero los animales mantendrían los montes limpios”, asegura Torrent.

Y por supuesto, un factor fundamental es la concienciación social. Torrent manifiesta que “es necesaria una filosofía de gestión por parte de los políticos que entiendan qué son los bosques, para que los incendios desaparezcan. Y la sociedad debe entender los graves problemas que ocasiona un incendio y que van más allá de un paisaje arruinado”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.