Estados Unidos responsabilizó este lunes a Rusia por el ataque aéreo contra un convoy humanitario en Siria y exigió a Moscú demostrar “rápidamente y de forma significativa” si todavía está comprometido con el acuerdo entre las dos potencias para un alto el fuego en el país árabe.

Un alto funcionario norteamericano señaló que este hecho “plantea muchas dudas sobre si los rusos pueden cumplir su parte” del acuerdoalcanzado, pero que apenas duró una semana.

“Tenemos claros indicios, no solo nuestros, sino también de la ONU y la Cruz Roja, de que esto fue un ataque aéreo”, aseguró el funcionario, quien pidió el anonimato, en una conferencia de prensa telefónica.

“No sabemos por ahora si el ataque fue de los rusos o del régimen (de Bashar al Assad). En cualquier caso, los rusos tienen la responsabilidad de no hacer ese tipo de ataques y de evitar que el régimen los haga”, subrayó la fuente.

(Reuters)

La ONU confirmó hoy que hubo un ataque contra un convoy humanitarioen la zona de Auram al Kubra, en el oeste de la provincia de Alepo. Sin embargo, el organismo internacional indicó que hasta el momento no pudo verificar el número de víctimas. Asimismo, tampoco se pronunció sobre el posible responsable del suceso.

Según la ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos, al menos doce personas murieron en el bombardeo, la mayoría conductores de los camiones de esa caravana humanitaria de la ONU y un empleado de la Media Luna Roja Siria.

“Nuestra sensación es que lo ocurrido hoy ha dado un fuerte golpe a nuestro esfuerzo para lograr la paz en Siria”, indicó la fuente estadounidense.

“Los rusos tienen que demostrar rápidamente y de forma significativa que están comprometidos con este proceso, si no, no vamos a poder seguir adelante con ellos”, apuntó otro funcionario estadounidense, que también pidió el anonimato.

 Estados Unidos y Rusia alcanzaron el 9 de septiembre un acuerdo para un alto el fuego en Siria, que entró en vigor hace una semana, y acordaron que, si la tregua se prolongaba durante siete días, empezarían a coordinar sus ataques contra los terroristas del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) y el Frente Al Nusra.

Después de múltiples violaciones al alto el fuego y esfuerzos frustrados por hacer llegar la ayuda humanitaria a las poblaciones sitiadas, otro requisito del acuerdo, el régimen sirio declaró este lunes el fin de la tregua.

Pero Estados Unidos se resiste a dar por muerta la tregua y hoy instó a Rusia a demostrar si tiene la “seriedad” suficiente para que el acuerdo bilateral pueda prorrogarse.