España pierde ante Serbia en el Eurobasket (70-80)

descarga (1)
image-219843

El inicio en un torneo siempre es difícil y a España le costó entrar en la competición. La ÑBA tardó más de cuatro minutos en anotar su primera canasta. Rudy Fernández rompió la inercia inicial con una bandeja más falta. Un dos más uno que entonó a España.

Serbia no aprovechó la siesta inicial de los de Scariolo y pronto se dio la vuelta al marcador. Rudy con otra canasta y un triple de Pau Ribas obligó a Djordjevic a parar el partido. Pero ya no frenó el ritmo de España y llegaron al final del primer cuarto 10 puntos arriba (21-11).

La mala anotación inicial se habia maquillado gracias a Rudy y a la aportación de Felipe Reyes desde el banquillo. Serbia no se durmió y no permitió que España abriera hueco. Bjelica se puso a jugar y mantuvo a su selección.

España aceleró en el segundo cuarto pero Serbia respondió con dos triples de Nedovic para ponerse a solo dos puntos. La canasta de Sergio Llull sobre la bocina antes del descanso dio ventaja a la ÑBA. El partido no podía ser más igualado. Rudy y Felipe Reyes, en su eterna segunda juventud, tiraron de España pero Serbia no es una cualquiera y había que dar más para tumbar a los de Djordjevic.

La igualdad entre las dos selecciones era máxima. Mirotic apareció en el tercer cuarto para estrenarse con España en un partido oficial. Bjelica mantenía el pulso. Las diferencias no pasaban de los tres puntos y la tensión crecía con el paso de los minutos. Pau Ribas no pareció un ‘novato’ con la selección y con sus puntos evitó que Serbia se marchara.
Las defensas se empezaron a imponer a los ataques. Serbia le puso más dureza atrás y España tenía que hacer lo mismo, pero no lo hizo. Un triple de Bogdanovic puso la distancia en seis puntos, en el mejor momento de Serbia. La ÑBA se atascó en ataque, ni Rudy, ni Llull, ni Pau Gasol y los de Djordjevic pusieron la distancia en más nueve. Era el momento crítico de España y llegaba en el peor tramo: al final del tercer cuarto Serbia mandaba por 10.

La ÑBA apretó los dientes en defensa en el último cuarto y Nikola Mirotic con cuatro puntos acercó a los de Scariolo a seis puntos. Los serbios no entienden de nervios y presión, y menos Teodosic, y siguieron con un ritmo más pausado para frenar el impetu de España.

Pau Gasol volvió a la pista a poco más de cinco minutos para el final y la selección buscó al pívot de los Bulls en el poste bajo. Su anotación no era alta pero pronto se puso con nueve tantos. Las posesiones empezaban a quemar y era el momento de la verdad.

Pau Ribas anotó un triple que puso en tres la diferencia pero en el siguiente ataque Bjelica se marcó un triple de ocho metros para mantenerla en seis. Era un tira y afloja que Serbia aguantaba hasta que apereció Pau Gasol de nuevo para igualar el marcador a menos de dos minutos para el final (68-69).

Los tiros libres de Teodosic y Pau Gasol dejaron el marcador con la misma diferencia pero con sólo un minuto y medio por jugar. Bjelica cogió el balón para decir “aquí estoy yo” y anotó un triple desde nueve metros que puso el marcador en 70-74. Las cosas se complicaban para España y más con la pérdida de balón de Llull en la siguiente posesión.

Bogdanovic lo vio claro y con otro triple puso el partido casi imposible para los de Scariolo (70-77). Esos seis puntos en dos ataques decantó el partido para los de Djordjevic. No había tiempo de reacción y la ÑBa comenzó con el pie cambiado el Eurobasket. Sólo es el inicio, hay que levantarse.


Leave a Reply

Your email address will not be published.